Vie 08 de junio de 2018 Curiosidades

Un día como hoy, fallecía Hafez Al Assad

1024 576

Hafez Al-Assad dirigió los destinos de Siria durante tres décadas, convirtiéndose en uno de los principales protagonistas de la conflictiva escena política de Medio Oriente, así como un luchador contra el imperialismo y el sionismo.

AnnurTV
AnnurTV
http://www.annurtv.com/nota/31374-curiosidades-un-dia-como-hoy-fallecia-hafez-al-assad.html
Un día como hoy, fallecía Hafez Al Assad

Nació en 1930 en la provincia de Latakia, en el seno de una numerosa familia alawita (rama del Islam), siendo su padre un respetado líder rural. Se trata de una comunidad minoritaria, presente en las zonas montañosas del país.

El joven Assad fue un alumno ejemplar en el instituto, y fascinado por la política se afilió al partido Ba´ath a la edad de 16 años. Dicho grupo, de ideología socialista, propone la unión federativa de todos los países árabes, desde Marruecos hasta Iraq, en el marco de un supra-estado laico, emancipado del imperialismo y resistente contra la explotación colonial.

Tal modelo ideológico, que anhela una nueva etapa de prosperidad para los pueblos árabes ("Ba´ath" significa "Renacimiento" o "Resurgir"), estaría encarnado algunos años más tarde en la persona del carismático líder egipcio Gamal Abdel Nasser, y su movimiento de los Oficiales Libres. No pudiendo costearse estudios universitarios de medicina, como en principio era su deseo, Assad acude a la Academia Militar de Homs, entrando a formar parte de las Fuerzas Aéreas, convirtiéndose en piloto y graduándose como teniente en 1955.

En los turbulentos años que siguieron a la derrota de 1948 (cuando los estados árabes de la zona trataron de impedir la creación del ente sionista) se sucedieron varias dictaduras militares; hasta que en 1958 el entonces presidente Shukri Al-Quwatli y el panarabista Nasser anuncian la creación de la República Árabe Unida, formada por Egipto y Siria, y presidida por Nasser. La centralización del poder político en El Cairo produjo descontento en Damasco; y el entusiasmo de un principio se convirtió en decepción. Sólo tres años después, en 1961, se produjo un golpe de estado por parte de Abdelkarim Al-Nahlawi que puso fin a la RAU mediante la secesión por parte de Siria del proyecto nasserista.

En 1963 un nuevo golpe militar organizado por oficiales nacionalistas de izquierdas (entre ellos Assad) pone fin al gobierno de Nahlawi. Así llega al poder el partido Ba´ath con Amin Al-Hafiz, quien sería derrocado dos años más tarde por Nureddin Al-Attassi, de su mismo partido. Assad se convirtió en ministro de defensa, y su influencia comenzó a crecer.

La Guerra de los Seis Días en 1967, comenzada tras un "ataque preventivo" por parte del régimen israelí a Egipto, tuvo un resultado catastrófico para el mundo árabe. La entidad sionista se anexó el Sinaí (de Egipto), conquistó Gaza, Cisjordania y Jerusalén Oriental, y ocupó también ilegalmente el territorio sirio de los Altos del Golán.

Ésto marcaría enormemente a Hafez Al-Assad, quien en 1970 derrocó a Attassi haciéndose con el poder, y cuyo objetivo vital sería a partir de ese momento recuperar los territorios árabes ocupados y detener el expansionismo israelí. Assad se convirtió en el líder de Siria poco después de la prematura muerte de Nasser. Implementó reformas sociales en beneficio de los más desfavorecidos, así como varios proyectos en la infraestructura para modernizar el país. La calidad de vida de la población creció rápidamente.

Finalmente llegó un período de estabilidad y prosperidad, tras décadas marcadas por diversos golpes de estado y bruscos cambios de gobierno, lo que le hizo muy querido entre las clases populares. Mientras tanto, en Irán, una revuelta popular conducida por el Imam Jomeini ponía fin a la dictadura pro-americana y filosionista del corrupto Sha Pahlevi.

Siria aplaudió la revolución islámica, y se apresuró a establecer contactos con el nuevo Irán ofreciendo su apoyo y colaboración. Hafez Al-Assad falleció en junio del 2000, y su hijo Bashar le sucedió al mando del país, tras ser elegido por el Partido y siendo ratificado en un referendum popular.

Assad no fue un dirigente carismático como Nasser, pero jamás claudicó, como otros, vergonzosamente ante el sionismo. Disciplinado y pragmático, sin dudas ha sido uno de los políticos que más firmemente ha representado los intereses del pueblo árabe durante la segunda mitad del siglo XX.

 

Fuente: Adversario

visitas

Palabras clave de la nota



Si te gustó, te invitamos a compartirla


Comentarios
Tendencias
Podes seguir leyendo…
Palestina día a día
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra