Mar 02 de enero de 2018 Opinión

¿Qué pasará?

Predicciones geopolíticas para el año 2018

1024 576

En este año que inicia existirán numerosos desafíos para afrontar. 

AnnurTV
AnnurTV
http://www.annurtv.com/nota/48933-opinion-predicciones-geopoliticas-para-el-ano-2018.html
Predicciones geopolíticas para el año 2018

Unos iniciarán su resolución o entrarán en una senda que prevé modificaciones, y otros deberán esperar a que se resuelvan contradicciones fundamentales en la sociedad planetaria.

En este artículo, sustentados en el Geopoder como disciplina analítica, se indica algunos de ellos y los hechos que posiblemente ocurran,

Cabe señalar que las predicciones son tendencias posibles de materializarse acorde con un serio análisis de factores objetivos que guían hacia dicha hipótesis. No son profecías (puesto que éstas no poseen base lógica ni sistemática de investigación), sino juicios hacia el futuro presente, fundamentados en la dialéctica realidad internacional actual en el campo del poder.

“Neutralidad” de la Red

Las élites neocapitalistas han tomado conciencia que en este campo están perdiendo paulatinamente el dominio, pese a que ella nunca ha sido neutral (supuestamente “no sirve a nadie en particular”), ya que siempre la han utilizado para sus fines.

Por tanto, además de ponerla al servicio del mercado para ganar dinero, discusión que desvía la atención del tema central–control e ideología-, se incentivará todos los mecanismos que puedan aportar información sobre la ciudadanía (caso Facebook y su trabajo con agencias de inteligencia), manejar información tendenciosa, restringir páginas, limitar ingreso y posibilitar uso intencionado del conocimiento.

Por su parte, ello implicará un trabajo sostenido de naciones soberanas para edificar una red alternativa que evite el monopolio comunicacional.

Tensión EE.UU. con Rusia y China

Esta tensión se acrecentará pues la concepción del Destino Manifiesto sustentado por el régimen estadounidense seguirá en ascenso, independientemente de declaraciones públicas que pudieran manifestar lo contrario.

En la medida que Rusia y China continúen su alianza en la ONU, en la política internacional, apoyando movimientos liberadores o naciones que no deben ser avasalladas por el poderío de la nación norteamericana, la tensión se acrecentará, aunque no llevará a un enfrentamiento directo, excepto que Donald Trump y sus patrocinadores así lo determinen.

Vida Extraterrestre y lucha por el espacio

Cabe mencionar que las recientes noticias sobre ufología esconden una tenaz lucha por el espacio en todas sus dimensiones, la que se incrementará de modo intensivo.

Las recientes advertencias del ex jefe del Programa de Identificación de Amenazas Aeroespaciales Avanzadas del Pentágono, Luis Elizondo, aseverando la existencia de ovnis y alertando de contactarse con ellos, demuestran la importancia del tema y la necesidad de desviar la atención y posiblemente ocultar que se está trabajando intensivamente en crear armamento y tecnología para controlar a quienes amenacen presuntamente a la nación. Misiles de ultra precisión, sistemas de detección temprana, investigación avanzada, cohetes tripulados al exterior, redes de comunicación y obstaculización, radares multifuncionales, producción industrial de material de alta resistencia, etc., comprenden parte del proyecto espacial.

Fenómenos naturales y salud

El aumento extraordinario de la temperatura en el planeta y la intromisión de transnacionales, han determinado un cambio en la naturaleza y alterado de modo inclemente la salud humana.

Respecto a la naturaleza, ésta se verá afectada por un incremento de huracanes, terremotos, erupciones, tsunamis, olas extremas de calor y frío, lo que causará tragedias inmensurables. Así mismo, pese a los avances científicos en la medicina, el cáncer en sus diferentes manifestaciones junto a otras enfermedades, contribuirá a la muerte de miles de personas, acrecentado por las condiciones sociales, de tensión o estrés, urbanas, toxicológicas y ambientales.

EE.UU. mantendrá su declive

La política oficial del régimen estadounidense, fundado históricamente en la violencia, chantaje y coacción, no cambiará, por lo cual su descenso interno y externo será manifiesto.

La soledad del gobierno ante la imposición de Al-Quds como capital de Israel y el apoyo del orbe a Cuba rechazando el bloqueo, la financiación permanente a las bandas terroristas, la crisis económica y social en la nación intensificada por divisiones raciales, étnicas y políticas, las derrotas militares en Siria, Afganistán y otras, contribuirán decisivamente al eclipse. Pese a su obstinación y actos de guerra, el descenso de su poder en Medio Oriente y en otras regiones mostrará su debilidad

América Latina verá el surgimiento de movimientos progresistas y la consecuente represión

Este año dejará al desnudo el conflicto entre soberanías e injerencias. La intervención de las potencias EAIF (Estados Unidos, Alemania, Inglaterra, Francia), seguirá vigente en todos sus espacios geopolíticos, aunque detenida en parte por las naciones soberanas.

Argentina, Brasil, y decididamente Venezuela, serán objeto de una inversión billonaria para continuar la privatización absoluta en los dos primeros y la política de desestabilización en el último. La aprobación del régimen estadounidense a diversos gobiernos dictatoriales o de concentración del poder incentivará la respuesta popular. Honduras seguirá en una conflictiva situación y los intentos de nuevas elecciones no serán aceptados por el presidente actual, Juan Orlando Hernández; Guatemala proseguirá en la misma tónica represiva; Argentina y Brasil insistirán en impedir proyectos alternativos al utilizar el aparato judicial. Por su parte, el Frente Amplio chileno, que no apoyó al oficialista Alejandro Guiller en una decisión ideológica clara, postulará a nuevos procesos con mayor fortaleza. Las próximas elecciones presidenciales en Brasil, Venezuela, México, Colombia, Paraguay y Costa Rica, además del recambio de mandatario en Cuba, podría permitir sorpresas en el mando tradicional en países neoliberales.

Venezuela, con un gravísimo bloqueo y apoyo total del Pentágono a la vía violenta, pondrá la próxima elección a la presidencia del país en alto riesgo en la medida que la educación al pueblo se detenga y no se estabilice el consumo nacional.

En el caso de EE.UU., los proyectos demócratas respaldando a Barack Obama en la contienda electoral próxima ya se están materializando.

Alteración de la unidad en la Comunidad Europea

En Europa, el triunfo de Podemos al obtener la tercera votación nacional después de un año y medio de nacimiento, junto a las nuevas corrientes independentistas o progresistas y los conflictos entre naciones-potencias con emergentes, más el triunfo de las tendencias extremas y la ultraderecha, provocarán un espacio que incentivará las contradicciones. La inmensa dependencia de Europa de los Estados Unidos será un factor decisivo a resolver.

Los conflictos económicos internos a la CE y las diferencias entre sus miembros estarán vigentes. El tema de Cataluña no pasará sin ejercer algún tipo de opinión en dicha comunidad.

Un problema que provocará hendiduras será la revitalización de la guerra fría empleando a países cercanos a Rusia para utilizarlos como frentes de disuasión, lo que no siempre será aceptado por todos esos satélites.

Siria enfrentará al nuevo terrorismo apoyado por EE.UU.

Es muy factible que desde la base estadounidense de Al Tanaf, centro de entrenamiento a terroristas de ISIS, Al-Qaeda y “rebeldes moderados” (muchos de ellos evacuados de zonas donde no tenían escape), se establezca un territorio ocupado que no sea entregado con facilidad a Siria. Será defendido por el Nuevo Ejército Sirio y “unidades de resistencia”, conformado por una hetereogénea masa de takfiríes, kurdos y mercenarios, con financiación foránea.

Al respecto, en Irak ya se ha manifestado el gobierno exigiendo la retirada de USA y movimientos populares, como Karaeb Hezbolá, han dado un ultimátum planteando su retirada voluntaria o huida forzada.

El constante apoyo de Washington a las bandas terroristas en armamentos modernos, medios de exploración, lucha radioelectrónica, sustancias tóxicas, drones de reconocimiento y asalto, cuadracópteros armados con explosivos artesanales, armas sofisticadas, incluso instalaciones químicas, drones, continuará. Pese a que públicamente la CIA ha declarado que no seguirá financiando al Ejército Libre Sirio, se mantendrá el aporte a Daesh-ISIS, Al-Nusra, Fuerzas Democráticas Sirias (kurdos) y a los grupos de oposición, en una clara ocupación del territorio e injerencia indebida.

Continuación de conflictos por el régimen estadounidense

La estrategia de seguridad del régimen adoptada mantendrá la destrucción y asesinato de personas o infraestructura de quienes considere enemigos, avalando el genocidio en Yemen a través de un aliado incondicional como es el reino de Arabia Saudí; persistirá el bloqueo inmisericorde a Cuba, Venezuela, Irán, y es muy factible la agudización del ataque al Donbás, especialmente al recibir armamento europeo y conforme al debilitamiento de Poroshenko.

La retórica agresiva a Corea del Norte, aunque sin efectos de confrontación directa, puede servir como factor de agudización en la zona lo que no llevará a una invasión estadounidense. 

Es imprescindible mencionar que el Secretario de Defensa de los EE.UU., Jim Mattis, advirtió este 29 de diciembre a Assad de lanzar un ataque contra las fuerzas respaldadas por su contingente en Siria, sentenciando que eso "sería un error", lo que implica claramente una amenaza y la confirmación de construir allí su propio semi-estado regional.

El Medio Oriente sufrirá los embates de Turquía, Israel y EE.UU.

El problema palestino será resuelto obviamente en la medida que el Estado Judío reconozca la soberanía de la nación y devuelva los territorios anexionados, situación altamente improbable a corto plazo. En esa dirección se puede afirmar que la Declaración de Al-Quds no tendrá efectos legales y, pese a su obstinada acción, Donald Trump no logrará su objetivo. No se puede negar que las fuerzas antiisraelíes lideradas por Hezbolá, Hamas y otras organizaciones, continuarán su estructuración para dar un paso fuerte.

El Ejército sirio cambiara su estrategia a una visión más local para eliminar los focos de agresión yihadista y la oposición terrorista logrando un mayor control del país. La principal meta será acabar con Al-Nusra y los remanentes de ISIS y la oposición “moderada”, buscando la solución política al integrar a un tránsito pacífico a fuerzas democráticas legales que acepten el diálogo inter sirio.

Israel, al perder el enfrentamiento con Al Assad y con Irán, se verá obligado a prepararse ante una influencia importante de proyectos liberadores. El avance sirio en los Altos del Golán traerá conflictos con Israel, cuyo ejército está disminuido por la deserción y el no alistamiento, sin embargo, posee agencias de inteligencia y estructura militar avanzada.

No cabe descartar el intento de asesinato de Bashar al-Assad, de su círculo cercano y a líderes prominentes de otras naciones u organizaciones militares que apoyan una transición fuerte y justa.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, no cambiará su táctica de aliarse con quien le permita obtener más poder, nuevo territorio y destruir sus opositores. Por ello dejó a EE.UU. que apoya a los kurdos (tradicionales enemigos) y ataca a Bashar al-Assad, pues éste le exige salir de Siria y, por tanto, no podría desarmar a los kurdos y apoderarse de suelo sirio. Es un personaje con dificultad para fiarse, por lo que Rusia, Irak e Irán, deberán ser muy cautelosos.

Cabe destacar que habrá una acción sin igual contra Irán debido a su estabilidad y alta influencia en la región, buscando encontrar puntos débiles a través de la subversión o utilizando el terrorismo en el país. Se creará una propaganda política internacional abismante consolidando la iranofobia. Sin embargo, pese a las agresiones, será difícil desestabilizar a la nación persa.

Hay cuatro proyectos que se seguirán implementando de modo subrepticio desde agencias de inteligencia occidentales: la experimentación con armas biológicas y desastres naturales; la investigación y aplicación de tácticas destructivas, ciber espionaje o manipulación en redes; violencia, asesinato y tortura, con el fin de controlar países alternativos apoyándose en la guerra mediática; la desestabilización de naciones con un claro sentido liberador y equitativo, para desestimularlas en caminos solidarios con otros países.

Finalmente, es preciso señalar que algunos pronósticos anteriores se han confirmado como la división de Ucrania del Donbás y la inalterabilidad del estatus ruso de Crimea, junto a advertir que EE. UU. crearía en sus bases grupos terroristas contra Al Assad. Contrariamente a lo pronosticado por el Pentágono, se hizo realidad que Daesh fue eliminado en su organización o estructura militar ideológica, aunque mantendrá células durmientes o grupos en diversos países. Hayat Tahrir al-Sham (anteriormente Jabhat al-Nusra, rama siria de Al-Qaeda), quedará en la misma situación.

Por ello, en la medida que se hagan efectivos los factores utilizados para el análisis, la predicción se cumplirá, relativizados por lo fluctuante de los eventos políticos internacionales.

Una conclusión esencial es que el régimen estadounidense se ha convertido en la amenaza mundial más preocupante, ya que donde éste se encuentra involucrado el resultado es caos, muerte y destrucción. Si su política fuese dialogante, transparente y no agresiva, el planeta podría respirar con tranquilidad.

Este 2018 el mundo entrará en una fase de confrontación más aguda, que no será resuelta aún debido al equilibrio de poderes entre el mundo capitalista dirigido por el complejo militar-industrial-mediático-financiero y las naciones alternativas. Sin embargo, estará marcada por el declive del régimen estadounidense en cuanto a su dominio internacional, aunque acentuará los conflictos internacionales para demostrar algún grado de fuerza, sin comprender que el diálogo y el comercio equitativo son fórmulas maestras de la diplomacia y el buen vivir entre los países. Estarán en su mira Irán, Corea del Norte, Rusia, Venezuela, China, Siria, Donbás, entre otros, aunque probablemente no logrará control alguno sobre ellos.

El sistema imperial, del cual hace parte la Unión Europea, no logrará una unidad perfecta ya que los conflictos al interior, así como la manifiesta soledad de Donald Trump por Al-Quds, será un símbolo de que las alianzas soportadas en la coacción no siempre son eternas. Por el contrario, el mundo alternativo se irá consolidando paulatinamente, no exento de contradicciones.

Fuente: Hispantv

visitas

Palabras clave de la nota



Si te gustó, te invitamos a compartirla


Comentarios
Tendencias
Podes seguir leyendo…
Palestina día a día
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra