Vie 06 de julio de 2018 Conocer Más

¿Qué es el Islam? (concepto vs. etiqueta)

1024 576

La palabra “Islam”, en árabe, proviene de una raíz que puede tener dos significados: (1) “paz” y (2) “someterse a”,  “entregarse a” o “consagrarse a”.

AnnurTV
AnnurTV
http://www.annurtv.com/nota/51585-conocer-mas-que-es-el-islam-concepto-vs-etiqueta.html
¿Qué es el Islam? (concepto vs. etiqueta)

En el contexto religioso, los términos significarían la entrega, sumisión o consagración a Dios. Sin considerar “etiquetas”, “Islam” sería la religión –cualquier religión- cuyos adeptos se entregan o se consagran a Dios, o están sometidos a los mandatos de Dios.

En este sentido, una persona musulmana, o “Muslim” (la expresión en árabe), es una persona monoteísta, que cree en la existencia y unicidad de Dios, y que somete a sí mismo a los mandatos de Dios.

La primera religión monoteísta, “etiquetada” con un nombre específico, es la religión judía. Sin embargo, todos sabemos que la misma aparece con el profeta Moisés (AS), y con el mensaje que él predicó, contenido en la “Torah”.

Igualmente, todos sabemos que antes de Moisés (AS), existieron muchas generaciones que practicaban el monoteísmo, así como muchos profetas y mensajeros que predicaban los principios del monoteísmo. Ejemplos de estas generaciones y pueblos son los del mismo Adán (AS), de Seth (AS), hijo de Adán (AS), de Enoch o Idris (AS), de Noé (AS), de Abraham (AS), de Lot (AS), de Ismael (AS), de Isaaq (AS), de Jacobo (AS) y de José (AS). Todos estos profetas –así como muchos otros- vivieron y murieron antes de Moisés (AS) y, por lo tanto, antes de la aparición de la religión judía. Sin embargo, todos ellos predicaban los principios y los mandatos de una cierta religión, que no tenía “etiqueta” alguna; se trata de una religión monoteísta. Dios le ha dado a esta religión el nombre genérico o calificativo de “musulmana”, o “Islam”, en el sentido de que la misma trata de creer en que hay un solo Dios, que es el Creador de todo y de todos, con Quien no se debe asociar nada ni nadie y Cuyos mandatos hay que obedecer.

Aunque a la religión musulmana, cuyo Mensajero y predicador es el profeta Muhammad (SAAWAWS),  se le designó como “etiqueta” “Islam” o “musulmana”, existen diversos versículos en el Corán, donde Dios presenta el término “Islam” o “musulmán”, para referirse al “concepto”, y para calificar el modo de adoración monoteísta, el cual es característico de todas las religiones monoteístas, tanto las “no etiquetadas”, como las “etiquetadas”:

“Abraham no era ni judío ni cristiano, sino que fue monoteísta musulmán (consagrado a Dios) y nunca se contó entre los idólatras” (3:67)
“Cuando su Señor le dijo (a  Abraham): ¡conságrate a mí!, (Abraham) dijo: Me someto al Señor de los mundos *  Y esto fue un legado que Abraham dejó a sus hijos, y Jacobo (le dijo a sus hijos): ¡Hijos míos! Dios os ha elegido esta religión, no muráis pues sin ser musulmanes (sometidos a los mandatos de Dios) ” (2: 131-132)
“….Y no os impuso dificultad alguna en la religión; porque es el culto de vuestro padre Abraham; Dios os denominó musulmanes antes y en este Corán….” (22:78)
“Y cuando Abraham e Ismael erigieron las fundaciones de la Casa (Káabah),  (dijeron): ¡Señor, acéptanoslo! Tú eres el Omnioyente, el Omnisapiente. * ¡Señor nuestro! Haz que seamos musulmanes (que estemos sometidos a Ti) y haz de nuestra descendencia una comunidad sometida a Ti;  enséñanos a cumplir nuestros ritos de adoración y vuélvete a nosotros, realmente Tú eres Quien se vuelve en favor del siervo, (Tú eres) el Compasivo” (2:127-128)
“Y cuando Jesús advirtió en ellos perfidia, dijo: ¿Quiénes serán mis colaboradores en la causa de Dios? Entonces los más íntimos de los discípulos dijeron: Nosotros somos los colaboradores en la causa de Dios, porque creemos en Dios; da testimonio que somos musulmanes (consagrados a Dios)” (3:52)
“Y cuando inspiré a los apóstoles a que creyeran en Mí y en Mi mensajero (Jesús), dijeron: Creemos y atestiguamos que somos musulmanes (estamos sometidos a Dios)” (5:111)
“Y Moisés dijo: ¡Gente mía! Si creéis en Dios, confiaros a Él, si es que sois musulmanes (sometidos a los mandatos de Dios)” (10:84)
“Y si os apartáis, yo (Noé) no os pedí ningún pago; mi recompensa incumbe únicamente a Dios; se me ha ordenado ser de los musulmanes (los que están sometidos a Dios)”(10:72)
“¡Señor mío! Me has dado (a Youssef o José) soberanía y me has enseñado a interpretar los sueños; Tú que creaste los cielos y la tierra, eres mi Protector en esta vida y en la Última; haz que yo muera musulmán (sometido a tus mandatos) y reúneme con los justos” (12:101)
“Y cuando ella vino (Belkis), le preguntaron: ¿Es así tu trono? Respondió: Parece él; pero nosotros (Salomón) habíamos recibido el conocimiento antes que ella y éramos musulmanes (consagrados a Dios)” (27:42)

El término “musulmán” fue usado por Dios para calificar a todos las religiones y formas de adoración monoteísta, lo cual denota la unidad de las religiones: la misma raíz y la unicidad de los mensajes de los profetas:

“Di: Creemos en Dios, en lo que nos fue revelado, en lo que fue revelado a Abraham, a Ismael, a Isaaq, a Jacobo y a las doce tribus, y en lo que de su Señor fue concedido a Moisés, a Jesús y a los profetas, y no hacemos distingo alguno entre ellos, porque somos para Él musulmanes (consagrados a Dios), y quienquiera que anhele otro culto, que no sea el del Islam (el sometimiento a los mandatos de Dios), jamás le será aceptado, y en el otro mundo se contará entre los desventurados” (3:84). El versículo (2:136) se expresa en –más o menos- los mismos términos.
“Y cuando Jesús, hijo de María, dijo: ¡Hijos de Israel! Yo soy el mensajero de Dios para vosotros, para confirmar la Torah que había antes de mí y para anunciar a un mensajero que ha de venir después de mí cuyo nombre es Ahmad (Muhammad); pero cuando fue a ellos con las pruebas evidentes, dijeron: Esto es pura magia” (61:6). En este versículo, Jesucristo (AS) –mensajero y profeta de la religión cristiana) afirma que fue enviado por Dios para confirmar la Torah (libro sagrado de la religión judía), y para anunciar la futura venida de Muhammad (SAAWAWS),  mensajero y profeta de la religión musulmana. En este simple versículo, Dios hace -de una manera brillante- una conexión entre las tres religiones: la judía, la cristiana y la musulmana.
“Os ha legislado, dentro de la práctica de adoración, lo que encomendó a Noé, lo que te hemos inspirado a ti (a Muhammad) y lo que encomendamos a Abraham, Moisés y Jesús: que establecierais firmemente la práctica de adoración y no os dividierais en ella; les resulta excesivo a los politeístas aquello a lo que los llamáis; Dios elige para Sí a quien quiere y guía hacia Él a quien a Él se vuelve” (42:13).
“¡Oh siervos míos! Hoy no tendréis nada que temer ni os entristeceréis. * Los que creyeron en Nuestros signos (sean judíos, cristianos o musulmanes) y fueron musulmanes (consagrados a Mí y sometidos a mis mandamientos), * entrad en el Jardín vosotros y vuestras esposas y sed agasajados” (43:68-70)

El Islam, siendo una religión monoteísta, e igual que las religiones judía y cristiana, se fundamenta en unos principios, los cuales sirven de guía para su seguidor o la persona que la adopta, tanto a nivel de creencias (principios de fe) como a nivel de acciones (principios de acción). Las tres religiones consideradas como monoteístas: la judía, la cristiana y la musulmana, buscan normar la relación del hombre con Dios, a nivel de creencias, así como a nivel de la acción o de la práctica. Al mismo tiempo, buscan también normar las acciones en el nivel de la relación del hombre con sus prójimos, o en el ámbito de la comunidad. Es difícil calificar a una persona como “religiosa” si sólo afirma que tiene una creencia firme en relación a los principios de dicha religión, pero que no practica los mismos y no actúa en concordancia. Es necesario, pues, reunir la fe y la acción, la creencia y la práctica, para afirmar que una persona es “religiosa” o que es adepta de una determinada religión. En otras palabras, la fe es necesaria, pero no suficiente. La misma debe complementarse con la acción.

En el esquema de la figura 1, se resumen los principios en que se fundamenta el Islam y que conforman sus pilares.

Figura 1. Pilares del Islam  (Ver la figura en archivo pdf)

Extracto de “LA VERDAD SOBRE EL ISLAM”

Desmitificando falsos paradigmas

Por Abdun-Nabi Chaaban

Todos derechos reservados.

Se permite copiar citando la referencia.

Fundación Cultural Oriente

Islamoriente

visitas

Palabras clave de la nota



Si te gustó, te invitamos a compartirla


Comentarios
Tendencias
Podes seguir leyendo…
Palestina día a día
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra