Nada nuevo bajo el sol

Pandemia: Los ricos, más ricos; las farmacéuticas, con enormes ganancias; y los pobres, más pobres

Pandemia: Los ricos, más ricos; las farmacéuticas, con enormes ganancias; y los pobres, más pobres

Durante la pandemia los ricos se hicieron mucho más ricos y multimillonarias las farmacéuticas, a costa de los demás, en particular los pobres que se hicieron más numerosos y más pobres… Por Pedro Pierre
Annur TV
Sunday 20 de Feb.
Pandemia: Los ricos, más ricos; las farmacéuticas, con enormes ganancias; y los pobres, más pobres

Caricatura del artista jordano Emad Hajjaj

Durante la pandemia los ricos se hicieron mucho más ricos y multimillonarias las farmacéuticas, a costa de los demás, en particular los pobres que se hicieron más numerosos y más pobres…

En Ecuador se aprovecharon y se siguen aprovechando para saquear el país, pero para muchos ‘¡no pasa mayor cosa!’, nos están esquilando, pero ‘¡nosotros: tranquilos!’.

La organización humanitaria Amnisty International con sede en Londres, Inglaterra, acusa a las farmacéuticas de ser responsables de millones de muertos y de atropellos mayores a los Derechos Humanos… porque monopolizaron las tecnologías para fabricar las vacunas, se opusieron a compartir la propiedad de las mismos, las facturaron a un precio muy elevados y no las venden a los países pobres. ¡“En 2021, Pfizer/BioNTech y Moderna han proyectado unos beneficios de hasta 54.000 millones de dólares”! Se enriquecieron gracias a la muerte ajena. Al comenzar el año 2022 sólo el 4% de las personas que viven en países con ingresos limitados, había recibido la primera vacuna. Esta hazana perversa fue posible gracias, por una parte, a los gobiernos industrializados que invirtieron miles de millones para apoyar la opción de una vacuna que modifica nuestro ADN, es decir, nuestras células ‘madres’ de las demás y luego compraron dichas vacunas con otros miles de millones sin dejar oportunidad a los países pobres. Por otra parte, los medios internacionales de comunicación comercial, apoyados inmediatamente por los medios nacionales de comunicación corrupta, sólo hablaron de esta posibilidad para enfrentar el virus. Y así hemos seguido las voces de estas sirenas infernales.

Además, durante este tiempo los estadistas no perdieron su tiempo. No hablaremos aquí de si las vacunas son de origen natural o si han sido fabricadas por Centros especializados en la guerra química. Tampoco explicaremos cómo se hubiera podido combatir el virus con otros medios más naturales como las vacunas tradicionales tal como hizo Cuba y que han sido tan eficaces que las inyecciones que transforman nuestro ADN. Además, se hizo estudios, mediante propaganda sumamente precisa y manipuladora, para analizar detalladamente cuáles eran las reacciones de las poblaciones frente a las orientaciones que se volvieron obligaciones. Concluyeron que la obediencia internacional ha sido casi total: ¡Un éxito para próximas manipulaciones! Crearon una atmósfera de medio y de sospecha para encerrarnos, aislarnos, separarnos, dudar de nuestros semejantes más cercanos. Fuimos muy dóciles a las consignas internacionales… Los gobiernos están muy bien preparados para, en una próxima oportunidad, orientarnos según sus criterios y su conveniencia.

La pandemia nos encontró frágiles porque pensábamos que la ciencia hacía milagros y que pronto estaríamos llegando al paraíso. Nos hemos sentido desprotegidos porque descubrimos que los gobiernos no cuidan de nuestra salud ni quieren prevenir catástrofes virales a pesar de que, desde 15 años, nos estaban alertando de posibles pandemias arrasadoras. Ahora estamos muy bien controlados con nuestra pasividad y complicidad. Todas las empresas tienen acceso a nuestros datos personales, saben dónde nos encontramos en cualquier momento, adónde vamos, con quiénes nos encontramos, lo que leímos, la música que escuchamos, qué es lo que más nos gusta, y hasta lo que escribimos y decimos en nuestro celular… Pero nos hacen creer que es por nuestro mayor bienestar, tranquilidad y absoluta seguridad. Pronto nos pondrán un chip debajo de la piel para susurrarnos al oído lo que debemos pensar, creer, decir, cantar, gritar… por nuestra mayor y eterna felicidad.

Y la transmisora ‘5G’, es decir, la nueva generación de las comunicaciones virtuales que no tendrán su centro sobre el planeta tierra sino en los satélites, todos relacionados entre sí y en las ‘nubes’ inmateriales cuya capacidad memorial es casi infinita. ¿Qué más queremos, señoras y señores?… Eso es el “Nuevo Orden Mundial” como regalo de año nuevo por parte del 1% de los más ricos del mundo. Entonces, ¡adelante con las nuevas antenas para captar las señales satelitales instantáneas! ¡Adelante con los nuevos teléfonos más inteligentes que nosotros compramos cada cierto tiempo! ¡Adelante con la tecnología de punta para saber quién es quién, dónde está y qué dice antes de pensarlo! Como nos tiene dominados con guantes de seda, iremos corriendo, los unos más que los otros, para ser el superhombre y la supermujer imaginarios que poco tendrán que ver con un ser humano de carne y hueso, de corazón amoroso, de voluntad sincera, de inteligencia abierta y de espiritualidad liberadora. ¡Ya nos predicen que no habrá nada de qué liberarnos porque ellos saben lo que queremos y necesitamos! ¿Y las religiones? Muy bien, gracias. ¿Dónde están? Al servicio del Nuevo Orden Mundial. ¡El ‘becerro de oro” ya nos está salvando de toda maldad en el desierto del pensamiento y de los profetas! El individualismo triunfante es el camino hacia la Nueva Tierra Prometida que desemboca en el infierno pintado color de rosa.

¡Bendita pandemia porque manda el dinero que hace a todos más dóciles, siendo a unos cada vez más ricos gracias a la esclavitud aceptada y la muerte anhelada de muchedumbres ciegas, sordas y mudas!

Por Pedro Pierre - Rebelion


Comparti esta nota

Comparti esta nota

Copyright (c) 2022 AnnurTV. Todos los derechos reservados.
Organización Islamica Argentina. Felipe Vallese 3614, C1407MHH, CABA, Buenos Aires, Argentina