Opinión

A un año del talibán en Afganistán: Fracaso rotundo de las “políticas democratizadoras” de EEUU

A un año del talibán en Afganistán: Fracaso rotundo de las “políticas democratizadoras” de EEUU

EEUU no sólo ha huido de Afganistán, sino que aún hoy sigue aprovechándose de sus beneficios; ya que continúa robando el dinero de este pueblo, pues más de 7.000 millones de dólares de sus reservas en divisas están aún congeladas por Mr. Joe Biden y que según varios expertos estos montos irán para indemnizar a las familias de los atentados del 11 de septiembre de 2001… Por Roberto Chambi Calle
Roberto Chambi Calle
Tuesday 16 de Aug.
A un año del talibán en Afganistán: Fracaso rotundo de las “políticas democratizadoras” de EEUU

Roberto Chambi Calle[1]

Los países violentos y barbáricos so pretexto de instaurar la democracia y la libertad aun no comprenden o no quieren entender que por la fuerza no se puede pacificar a un país, ya se lo hizo con Irak cuando se derrocó a Sadam Husein o a Muamar el Gadafi en Libia, o como recientemente la entidad sionista bombardeó Gaza; 48 víctimas asesinadas entre ellos 16 niños, todo ello en nombre de la paz…

El 15 de agosto del año pasado los muyahidines —entrenados por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) entre 1978-1989—, retomaban el poder en Afganistán. Después de 20 años de la presencia estéril de la administración estadounidense se ha comprobado que la estabilidad política y económica era sólo un glasé sobre las políticas miserables y nauseabundas del imperio; pues el “ejército más poderoso del mundo” se rendía ante unos “barbudos” sin botas, sin drones, sin tanques, cazas o helicópteros, quienes volvían a su país después de haber sido expulsados el 7 de octubre 2001 por sus instructores estadounidenses y británicos, cuyo fin —en aquel entonces— era erradicar “el terrorismo” y establecer la paz; “aventura” que hoy, así como ayer ha cobrado la vida de miles de civiles, desplazados y refugiados, sepultando aún más la fragilidad del pueblo afgano: ¿Sirvió de algo su presencia?

No obstante, de que EEUU ignominiosamente haya huido de Afganistán, aún hoy sigue aprovechándose de sus beneficios; ya que continúa robando el dinero de este pueblo, pues más de 7.000 millones de dólares de sus reservas en divisas están aún congeladas por Mr. Joe Biden y que según varios expertos estos montos irán para indemnizar a las familias de los atentados del 11 de septiembre de 2001…. 

Se debe aclarar que este dinero no es de los talibanes ni de los gobernantes, sino del pueblo afgano que hoy necesita de estos recursos; pues sin ellos la salud, la seguridad social, la educación; etc. seguirá hundiendo aún más al país asiático.

Estando un año en el poder, los talibanes no tuvieron la capacidad para sacar a flote la economía y el bienestar de sus habitantes sumado a ello la violación constante de los derechos de los civiles en especial niñas, mujeres y ancianas, quienes antes de la instauración del régimen relativamente gozaban de ciertos derechos como estudiar, trabajar en la administración pública o practicar algún deporte.

Se debe aclarar que “su gobierno” pone de pretexto la sharía (Hanafi[2]-Deovandi), pero la que ellos de manera taxativa y muy favorable a sus necesidades interpretan, soslayando mediante la violencia otro tipo de prácticas y escuelas de su pensamiento.

A inicios de su administración, así como ahora han sido y son el caldo de cultivo del terrorismo y la violencia, sino como se explicaría que el líder de Al Qaeda  Aymán Al Sawahiri vivía en Kabul, quien el 2 de agosto fue ejecutado por la Casa Blanca o la intolerancia con las demás etnias y escuelas islámicas a quienes en último caso ejecuta y los limpia de un plumazo mediante sus aparatos violentos bajo la egida de los grupos de terror que acoge como el DAESH o ISIS-K, quienes como si estuvieran en un territorio sin ley cometen actos de genocidio cuando se hacen explotar mezquitas y huseinias que practican el Islam Shiita; pero no sólo ello, sino con las etnias y grupos raciales a las cuales no tolera, ni comprende, tal es el sine qua non del problema que hoy Afganistán está próximo  a ser un estado paria.

La incomprensión y la intolerancia a las diferencias étnicas, de raza, de lengua, de escuela religiosa entre otros han hecho que el país asiático no pueda ser un Estado en pleno desarrollo, sabemos que un año es poco; sin embargo, este tiempo podía haber arrojado datos alentadores para el futuro, todo lo contrario hay pobreza, desigualdad social y abuso de poder frente a otras etnias, complicando aún más la gobernabilidad, por ende su política exterior frente a otros actores internacionales es paupérrima y subsidiada, por lo mismo muchos estados en el mundo aún no lo reconocen como tal.

Ya lo dijimos el año pasado en otro trabajo[3] cuando ingresaban a Kabul, que mientras el pueblo afgano no construya una identidad y una ideología propia que pueda superar el terrorismo y la injerencia internacional, no será libre, seguirá viviendo invadida y subordinada a sus “amos”; por ello es de suma importancia que se logre construir un gobierno que reconozca el derecho de las otras etnias, tribus, razas y grupos, en otras palabras que se rompa la estructura unilateral y taxativa de los talibanes, quienes deben comprender que no sólo ellos —y su creencia— tienen el derecho a existir.

Si no se supera la crisis de identidad, legitimidad y participación contra la hegemonía lapidaria y discriminatoria del talibán, Afganistán seguirá siendo un pseudo Estado, ya que no se puede administrar un país enmarcado en la intolerancia y la exclusión, todo lo contrario debe haber inclusión y una distribución equitativa del poder, para tal fin se debe lograr la reconciliación nacional mediante el diálogo —Asamblea Constituyente, Loya Jirga, Shuras, etc—para que desde allí se logre determinar las directrices del nuevo Estado, legal, legítimo, libre y soberano por sobre la violencia, la guerra y el derramamiento de sangre.

Por Roberto Chambi Calle


[1] Jurista y analista en RRII.

[2] La escuela de pensamiento hanafi fue liderada por el Imam An-Nu’man ibn Zābit (Abu Hanifa-699, Kufa, Irak – 767, Bagdad) quien vivió desde el año 80 hasta el 150 de la Hégira, esta es una de las escuelas de pensamiento, y jurisprudencia del islam sunnita. https://articulo.islamoriente.com/article/las-cinco-escuelas-de-pensamiento-islamico 

[3] “La invasión de EE.UU. a Afganistán: 20 años de fracaso”, en; https://www.annurtv.com/news-62750-la-invasi%C3%B3n-de-eeuu-a-afganist%C3%A1n-20-a%C3%B1os-de-fracaso


Comparti esta nota

Comparti esta nota

Copyright (c) 2022 AnnurTV. Todos los derechos reservados.
Organización Islamica Argentina. Felipe Vallese 3614, C1407MHH, CABA, Buenos Aires, Argentina