Opinión

La posible victoria de Lula: Entre el golpe de estado y el cerco de los evangélicos proclives a la ultraderecha fascista

La posible victoria de Lula: Entre el golpe de estado y el cerco de los evangélicos proclives a la ultraderecha fascista

"Aún con la victoria del PT, el fantasma de un golpe de Estado de la mano de Jair Bolsonaro y su tropel de evangélicos acechará el Palacio de Planalto." Por Roberto Chambi Calle
Roberto Chambi Calle
Tuesday 20 de Sep.
La posible victoria de Lula: Entre el golpe de estado y el cerco de los evangélicos proclives a la ultraderecha fascista

Roberto Chambi Calle[1]

Brasil, de ser el 3er. país más grande del Continente Americano, fue uno de los centros del catolicismo en la zona desde la primera misa realizada por los cristianos el 26 de abril de 1500 por el clérigo Enrique de Coimbra, un privilegio que ahora se está mutando a  una “iglesia” fanática, liberal acomodadiza y obsecuente con el liberalismo y el fascismo expresado en el gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro,  y que con tal de seguir manteniendo sus privilegios junto con el apoyo de los 112 diputados cristianos de los 513 en el congreso, ejecutivos en el gobierno y juristas en el poder judicial como el nombramiento de André Mendonça, un pastor presbiteriano como juez de la Corte Suprema de Brasil, va cimentando el manejo de los  hilos del poder en el país carioca y que de seguir en ese descalabro; evangélicos, pentecostales, neopentecostales, y demás denominaciones serán quienes con su fanatismo desmedido detenten de forma casi absoluta el poder, para unívocamente ser entregado en bandeja de oro al sionismo y al imperialismo.

Dilma Rousseff después de haber sido retirada de la presidencia por un lawfare que desembocó en un Impeachment el 2016 y Luiz Inacio Lula Da Silva encarcelado el 2018, fue el caldo de cultivo para que  las élites corporativas con el apoyo de las iglesias cristianas, proscriba a todo opositor para dejar el camino llano  a Bolsonaro, quien entre más sombras que luces trata de seguir manteniéndose en el poder bajo la capa de las distintas facciones evangélicas; pues éste comprendió — por ello en el 2016 se bautizó  en el río Jordán en territorio del Régimen Israelí— que el apoyo de estos grupos fanáticos “en nombre de Dios” pueden definir la elección de un presidente.

Las favelas y los barrios pobres, que antes eran las bases de la teología de la liberación —iglesia católica— hoy se han mermado, no obstante, de que el vaticano y todo su clero habían tenido una presencia sólida en estas tierras y que producto del descuido y la excesiva confianza el papa Francisco, tuvo que presentarse en el territorio brasileño para dar el impulso a una iglesia católica languidecida, cansada y fracasada. Pero no sólo los católicos son los perdedores en este escenario, también la izquierda y los partidos socialistas, quienes no han podido hacer frente a las demandas de las masas empobrecidas y miserables, que quedando huérfanas han sido arropadas hábilmente por las tropas evangélicas, que, con un discurso romántico, salvador y de prosperidad económica-financiera han encandilado al pueblo. 

Se debe aclarar que estos grupos en la mayoría de los casos buscan el enriquecimiento y el potenciamiento de sus finanzas para seguir expandiéndose mediante su discurso romántico y salvador pro ultraderechista proclive al servicio de EEUU —Como Trump en su momento— y el Régimen de Israel cuando mencionan que este “es el reloj de Dios” …

La avanzada del cristianismo intolerante no es de ahora, sino desde hace decadas, hoy esa intolerancia tiene un nuevo glasé que está permeado en gobiernos, estados y organizaciones internacionales como la Organización de Estados Americanos; con mucha razón el Filósofo y Humanista Enrique Dussel manifestó que “grupos evangélicos son la nueva arma de Estados Unidos para los golpes en América Latina”, así también dijo que “Esa biblia reinterpretada desde un hombre moderno norteamericano es el origen de la posibilidad de una nueva Biblia, eso es hoy usado por la OEA y la nueva política norteamericana que se está retirando de Medio Oriente. Se habían alejado de América Latina; pero como en Irak e Irán han sido derrotados, vuelven a Latinoamérica y la quieren recuperar. Eran sutiles los métodos; pero hemos vuelto a los golpes de Estado[2]”.

El evangelismo no sólo es un asunto del Brasil, sino de toda Latinoamérica y esas experiencias en el manejo del poder pueden tener su continuidad en las demás naciones de América del Sur, poniendo en riesgo la estabilidad y la gobernabilidad; ya que dominar y controlar los sentimientos de los seres humanos para que decidan a que gobierno apoyar, aunque este sea fascista no es un obstáculo para ellos.

El vacío dejado por los partidos progresistas de izquierda en los barrios pobres y miserables ha sido hábilmente copado y cooptado por los evangélicos, pero no sólo por sus cantos de sirena, sino que a la par con ello han construido guarderías, colegios, universidades, parques, centros deportivos e infraestructuras que dan una sede y un asilo a sus feligreses, en tal sentido no sólo escuchan “la palabra de Dios” sino que “los condenados de la tierra” tienen una sala donde reunirse, una cena, abrigo, guarderías, colegios y hasta un trabajo,  en otras palabras estos vacíos dejados y hasta olvidados han sido astutamente aprovechados por los “pescadores de hombres”.

No obstante de ello, las encuestas aún siguen favoreciendo al candidato del Partido de los Trabajadores (PT) que con un 45 % de la intención de voto, según la última encuesta del Instituto de Investigaciones Sociales, Políticas y Económicas (Ipespe) al 17 de septiembre,  existe una ventaja de 10 puntos a su contrincante —actual presidente— quien  obtendría el 35 % de los sufragios; en tal sentido si Lula Da Silva este 2 de octubre quiere conseguir la victoria sin  ir a una segunda vuelta debe en este ínfimo tiempo tratar de cerrar alianzas con las masas empobrecidas no solo en el presente sino en el futuro, pues, aún con la victoria del PT, el fantasma de un golpe de Estado de la mano de Jair Bolsonaro y su tropel de evangélicos acechará el Palacio de Planalto.

Por Roberto Chambi Calle
 

[1] Jurista, teólogo y analista en RRII.

[2] "Latinoamérica. Enrique Dussel: Grupos evangélicos son la nueva arma de EE.UU. para los golpes de estado" en: http://www.resumenlatinoamericano.org/2019/11/16/latinoamerica-enrique-dussel-grupos-evangelicos-son-la-nueva-arma-de-ee-uu-para-los-golpes-de-estado/


Comparti esta nota

Comparti esta nota

Copyright (c) 2022 AnnurTV. Todos los derechos reservados.
Organización Islamica Argentina. Felipe Vallese 3614, C1407MHH, CABA, Buenos Aires, Argentina