Opinión

Federalismo: ¿El fin del Estado Plurinacional de Bolivia?

Federalismo: ¿El fin del Estado Plurinacional de Bolivia?

"Estos grupos oligárquicos tienen el fin de convertir al Estado Plurinacional de Bolivia en un estado fallido, acaecido ello será una presa fácil para que el imperio lo divida, lo balcanice y entregue las porciones cercenadas a estas logias agroempresariales de la ultraderecha fascista en Bolivia"

Por Roberto Chambi Calle

Roberto Chambi Calle
Thursday 02 de Dec.

Roberto Chambi Calle[1]

La conspiración para controlar las riquezas de Bolivia siempre ha estado en el tablero de poder de las logias oligárquicas, en especial de aquellas que se asentaron en el territorio oriental, en aquella época muchos Europeos huyendo de los resabios de la Segunda Guerra mundial; así como sus consecuencias buscaron refugio en otras tierras, Bolivia fue uno de estas que los acogió para que puedan vivir y ser parte de la Bolivianidad, esa confianza que se depositó en estos individuos, hoy es echado al basurero de la historia; pues los afanes separatistas de estos, mutados en la nueva clase oligárquica, agroindustrial y terrateniente,  bajo el glasé del Federalismo hoy quieren cercenar la soberanía del Estado Plurinacional de Bolivia.

Los intentos separatistas siempre han estado presentes en nuestro país, los afanes que los mueven no son fines libertarios o democráticos, sino puro intereses monetarios, agronegocios industriales; así como la posesión de miles y miles de hectáreas de tierras, tanto, que es como si una persona fuera dueña de varios campos deportivos de fútbol, peor aún que la adquisición de los mismos no han sido esclarecidos, ya que fueron cedidas en “gobiernos” de dictadura, neoliberales o complacientes con los clanes familiares  como la de los Marincovik, cuando adquirió de manera muy dudosa 14.500 Has. de tierra (“Laguna Corazón”). en desmedro del Pueblo Guarayo en Santa Cruz.

Antes del gobierno de los movimientos sociales, las logias cruceñas y los grupos oligárquicos manejaban los recursos del Estado Boliviano, directa o indirectamente mediante los gobiernos que ellos apoyaban, eran tan cínicos (y lo siguen siendo) que, el que salía tercero en una elección presidencial (Jaime Paz Zamora 1989-1993), aun habiendo perdido, era presidente, en aquel entonces nadie de los que ahora piden “Democracia, libertad, respeto, dos tercios, un medio o un cuarto”; etc., no decían absolutamente nada, ¿Por qué?; pues las logias y oligarquías manejaban el país, por lo tanto no había ningún problema, la economía y las riquezas de Bolivia iban “muy bien”, tan bien que tiempo después Gonzalo Sanches de Lozada, rifó a precio de gallina muerta el gas, los minerales y las empresas del estado privatizándolas todas, el pueblo consciente y en defensa de su soberanía y sus riquezas fue asesinado a metralla quedando estos actos de genocidio del 2003 cometidos por “Goni” en la impunidad.

Hoy las logias cruceñas habiendo perdido a sus alfiles en el manejo y control del estado y frustrados en su intento de retomar el país andino, hoy se atrincheran en Santa Cruz, un territorio que no sólo es de ellos; sino de todos los Bolivianos, ya que estos “Caballeros del Oriente”, “Toborichis”; etc., son dueños de ingentes capitales que amasaron y fueron entregados en la dictadura de Hugo Banzer Suarez (1971- 1978) y que hoy al ser arrinconados y querer ser fiscalizados -pues deben demostrar sin ningún temor el origen de sus “riquezas”-, retoman su carácter sedicioso del año 2008 para cercenar Bolivia en beneficio propio, así como la de sus amos, porque sus intenciones no tienen nada que ver con la soberanía o la democracia, sus intereses solo están en seguir explotando, vendiendo y negociando las riquezas del estado Boliviano, y para que ello continue no necesitan un gobierno del pueblo, pues los perjudica y atenta contra sus aspiraciones agroindustriales, comerciales, financieras y bursátiles, a tal fin, para ellos el actual Presidente Luis Arce Catacora -ganador de las elecciones democráticas del 2020 con más del 55%-,  es un “dictador” y su gobierno es “un régimen”.

Cuando la administración del estado es manejada por los “indios” utilizan todo su aparataje interno e internacional mediático (CNN, ABC [España], “El Clarín” o Infobae) para debilitarlo, un ejemplo a nivel interno es “Unitel” o la “Red Uno de Bolivia”, de propiedad de terratenientes y agroindustriales Cruceños; la Familia Monasterios es dueña de “Unitel” e Ivo Kuljis de la “Red Uno”, ambos medios han sido los protagonistas y defensores cínicos que han querido lavar la cara del régimen golpista del clan Añez el 2019-2020 cuando se desfalcó el estado; así como se asesinó a más de 37 personas.

El golpe de estado financiado y fracasado del 2008 (“La Media Luna” y sus mercenarios), hoy nuevamente retoman su guión con un nuevo celofán; “Federalismo”, un tema que  está fuera de contexto; pues aún no se han consolidado las autonomías por las cuales tanto vociferaron los “demócratas”, esas logias terratenientes, agroempresariales (Osvaldo Monasterios y familia [Latifundistas, bancarios, dueños de Unitel, y ganaderos], Marinkovic [Latifundistas, ganaderos y agroindustriales], Kuljis [Red Uno de Bolivia, Empresarios, Bancarios], Roda Daza [Industriales, ganaderos, Banqueros], Gasser Bowles [Latifundistas, agroindustriales, ganaderos, banqueros])[2], hoy siguen sosteniendo y financiando los deseos pérfidos del separatismo, ya que en el fondo eso es lo que quieren, ese es su sueño.

Estos grupos oligárquicos tienen el fin de convertir al Estado Plurinacional de Bolivia en un estado fallido, acaecido ello será una presa fácil para que el imperio lo divida, lo balcanice y entregue las porciones cercenadas a estas logias agroempresariales de la ultraderecha fascista en Bolivia, por tal motivo el actual gobierno debe tener cuidado y debe ser consciente respecto a las concesiones que da a estos movimientos desestabilizadores, secesionistas y separatistas; pues frente a este tipo de intenciones no se puede dubitar en las decisiones, ni tener ningún temor para defender la soberanía del pueblo Boliviano respecto a las pseudo aspiraciones del imperio y sus gendarmes en Bolivia; así como en la patria grande.

Por ello es de vital importancia que, cuando se negocia con estos grupos oligarcas se piense y se decida firmemente qué se debe ceder y a quiénes se cede, pues el gobierno de los movimientos sociales no puede ser ingenuo ni bondadoso; ya que con ellos la buena fe no existe, se ha tenido buenas intenciones cuando Evo Morales estaba en el poder, tanto ha sido la buena fe que estos grupos oligarcas después de haber comprado y/o pactado con la policía y el ejército le dieron un Golpe de Estado, en tal sentido se debe aprender con humildad y sobre todo con conciencia de las experiencias pasadas, pues estas deben ayudar a tomar  decisiones firmes en pro de la soberanía del pueblo Boliviano, de no ser así, o actuando con tibieza, seguro este escenario será el caldo de cultivo para una nueva ruptura del orden constitucional en el Estado Plurinacional.

Roberto Chambi Calle

[1] Jurista y analista en RR.II, Universidad Internacional “Al Mustafá”, R.I. Irán.

[2] ECHAZU, Alvarado, L. Alberto, “GOLPE FASCISTA EN BOLIVIA”, Ed. Liberación, La Paz, 2021


Comparti esta nota

Comparti esta nota

Copyright (c) 2022 AnnurTV. Todos los derechos reservados.
Organización Islamica Argentina. Felipe Vallese 3614, C1407MHH, CABA, Buenos Aires, Argentina