Lun 07 de mayo de 2018 Medio Oriente

Más de medio Líbano le dio su voto a Hezbollah. Planes saudi-israelíes frustrados.

1024 576

Luego de nueve años Líbano ha celebrado elecciones parlamentarias, las más importantes que pueda tener el país de los cedros.
 

AnnurTV
AnnurTV
http://www.annurtv.com/nota/50704-opinion-mas-de-medio-libano-le-dio-su-voto-a-hezbollah-planes-saudi-israelies-frustrados.html
Más de medio Líbano le dio su voto a Hezbollah. Planes saudi-israelíes frustrados.


Líbano tiene un sistema de presidencia tripartita, basado en la pertenencia confesional, heredado del colonialismo francés y ratificado primero por la constitución libanesa, redactada por el mismo ente colonial y luego de quince años de guerra civil reconfirmado con el acuerdo de Taif que puso fin a la guerra fraticida. El sistema de gobierno libanés consiste en un Presidente Cristiano maronita, que elige al Primer Ministro que debe ser musulmán sunnita y el presidente del Parlamento, musulmán shiita.
Hoy preside Líbano el General Michel Aoun, del partido Taiar al Watani al Hurr, Corriente Patriótica Libre, el Primer Ministro es Saad Hariri, líder del partido Mustaqbal o Corriente Futuro, y el Parlamento lo preside Nabih Berri del Haraket Amal, Movimiento de la Esperanza.
Luego de décadas de crisis política, injerencias extranjeras, con gobiernos pro norteamericanos, pro israelíes, nacionalistas, ilegítimos, etc. Líbano encontró una suerte de bipolaridad política, con estructuras muy distintas a las conocidas durante todo ese tiempo.
Mucho tuvieron que ver los acontecimientos sucedidos en el pequeño país del creciente fértil y que es puerta de entrada al Asia en el fin del mar mediterráneo.
Las guerras por la liberación y el magnicidio del ex primer ministro Rafik Hariri fueron los factores determinantes de este presente libanés.
La aparición de la Resistencia Libanesa encabezada por Hezbollah, junto a otros patriotas que se sumaron a la gesta libertadora del usurpador israelí, cambió radicalmente la vida de los libaneses, trocando una escena de derrota por una de victoria que continúa en el presente cotidiano.
En el caso del magnicidio de Rafik Hariri en 2005, fue clave para la retirada del ejército sirio que estaba apostado en Líbano como garante y custodio de la paz conseguida en Taif y que actuaba como elemento disuasorio para las aventuras israelíes, pero al ser acusado por EE. UU como autor del asesinato, no tuvo otra alternativa que retirarse.
Al año siguiente se produjo la segunda victoria determinante de la Resistencia sobre el invasor israelí, en lo que fue llamada la guerra de julio y que duró treinta y tres días.
A partir de allí comienza a diseñarse una estructura política en Líbano de tipo bipolar.
Se constituye el bloque 14 de marzo, que juntó al movimiento Futuro de Hariri (ciudadano saudí-libanés como su padre y delfín de la monarquía retrógada), a las Fuerzas Libanesas del asesino de Sabra y Chatila, Samir Geagea, al Partido Socialista Druso de Walid Jumblatt, las falanges libanesas de la familia Gemayel, y otros partidos mas pequeños, todos alineados con el proyecto hegemónico estadounidense y la mirada benévola hacia el ente sionista.
El otro bloque se conformó con el Partido Corriente Patriótica Libre del General Michel Aoun, que retornó a Líbano desde su exilio en Francia luego de la retirada del ejército sirio, por Hezbollah, se sumó Amal de Nabih Berri, el Partido Marada de Sleiman Frangie, el Partido Socialista Progresista de la familia Karame, el Partido Qawmi Suri y otros más pequeños también. Este bloque se caracteriza por proponer un Líbano único y libre para todos los libaneses sin diferencia alguna entre ellos, es una propuesta nacionalista pura y dura.
La peculiaridad de estos bloques es que no están armados bajo una sola estructura confesional o ideológica de tipo occidental, sino que están bajo un proyecto o línea a seguir para el país.
Lo que sucedió en estas últimas elecciones es reflejo de la preferencia del pueblo por una de esas dos alternativas para Líbano.
El resultado es que se instaló una gran victoria para la línea de la resistencia y sus aliados en el camino contra el proyecto saudí-norteamericano en el país. Con la destrucción de la hegemonía de la familia Hariri sobre las zonas sunnitas y sobre Beirut específicamente, porque han sacado en el segundo cordón de Beirut 5 parlamentarios de 11, cuando siempre sacaban 11 de 11 para ellos. Esto significa que el discurso sectario del movimiento del futuro (mustaqbal) en toda la época de preparación de las elecciones fue un discurso dirigido contra Irán y Hezbollah, jamás utilizaron un discurso constructivo. En cambio, Hezbollah y bloque, siempre utilizó un discurso lógico y el resultado de las elecciones demuestra que las calles libanesas dejaron el rencor sectario a un lado, el pueblo libanés no quiere un discurso separatista, no quiere que los sunnitas hablen en contra de los shiitas, ni que los shiitas hablen contra los sunnitas, quiere que venga alguien a proteger al Líbano. Alguien que le diga “yo tengo estrategias de defensa para defender al Líbano”, alguien que le diga que tiene un programa de desarrollo para el país. Pueden ser las últimas elecciones en el que van a utilizar palabras y discursos sectarios, y de incitación al sectarismo, al sectarismo intraislámico libanés y nacionalista contra los persas, contra Irán. Van a ser las últimas elecciones con este mensaje porque los resultados electorales demostraron que el pueblo no lo quiere.

Hezbollah ofreció un prototipo a todos los libaneses, un ejemplo de una nueva forma de tratar la política, con una política sincera, porque popularmente se conoce a la política como el arte de la mentira. Hezbollah presentó un ejemplo en el que le dijo a la gente ¿Quieren tener éxito? Trabajen con sinceridad”. Hezbollah desde el primer día trabajó con sinceridad, no mintió como la agrupación del movimiento patriótico libre (watani al hur), liderado ahora por Jibran Basil, que distrajo a una parte de sus seguidores optando sectariamente en el sentido islamo-cristiano, mostrándose con el líder de las Fuerzas Libanesas Geagea y declarando a favor del enemigo israelí como un “vecino que no le molesta” y demás.
Hezbollah y su alianza trabajaron con sinceridad y el resultado de eso, es una victoria en todo el Líbano.
La prensa israelí a poco de presentarse los resultados, comenzó a decir que las elecciones libanesas afianzan el control de Hezbollah sobre el Líbano y pone a los EE.UU. en un gran problema.
El proyecto saudí tenía como objetivo el aislamiento de Hezbollah, poner un gobierno libanés lejos de Hezbollah. Arabia Saudita y EE.UU. quieren el aislamiento de la Resistencia, pero más de medio Líbano le dio la victoria a la línea de la resistencia, Hezbollah y sus aliados. Esta fue una victoria para el eje de la resistencia, Siria, Irán, Irak, Yemen, y cualquier victoria, en cualquiera de estos lugares es una victoria para todos ellos.
Mas aun cuando los países del golfo y los estados unidos patrocinaron los bloques anti-Hezbollah y las listas electorales para derrocar a los representantes de la resistencia en algunas regiones del país, los votos que cuenta hasta ahora muestran una aplastante victoria para las listas electorales de la resistencia libanesa (y sus aliados cristianos) En todas las provincias libanesas.
Con la resistencia libanesa elegida democráticamente en el gobierno del Líbano, el ala armada de Hezbollah seguirá siendo una fuerza legítima de defensa en el Líbano y una parte esencial de la sociedad libanesa.
Los israelíes estarán viendo perder sus esperanzas de despojar de su legitimidad a la Resistencia que le ha arrebatado el mito de la invencibilidad.

Galeb Moussa
7-05-2018
 

visitas

Palabras clave de la nota



Si te gustó, te invitamos a compartirla


Comentarios
Tendencias
Podes seguir leyendo…
Palestina día a día
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra