Fri 02 de November de 2018 Medio Oriente

Dos hermanas sauditas piden asilo en EE.UU. y aparecen muertas en el Hudson

1024 576

Estaban atadas con cintas adhesivas. La madre denunció presiones para que regresaran a Arabia Saudita. Ocurre tras el macabro crimen de Khashoggi.

AnnurTV
AnnurTV
http://www.annurtv.com/nota/52709-norteamerica-dos-hermanas-sauditas-piden-asilo-en-eeuu-y-aparecen-muertas-en-el-hudson.html
Dos hermanas sauditas piden asilo en EE.UU. y aparecen muertas en el Hudson

Un nuevo escándalo policial compromete al reino de Arabia Saudita, quien aún no puede despegarse del macabro asesinato en Estambul del periodista Jamal Khashoggi. En este caso el hecho tiene que ver con la misteriosa muerte de dos jóvenes hermanas sauditas en Nueva York, que estaban siendo presionadas para regresar al país del Golfo.

Rotana y Tala Farea, de 22 y 16 años respectivamente, habían desaparecido de su residencia en Fairfax, Virginia, en agosto pasado, pero sus cadáveres fueron encontrados la semana pasada flotando en un brazo del río Hudson, sobre la ribera de Manhattan, en extrañas circunstancias.

En un primer momento las autoridades policiales hablaron de un posible suicidio, suponiendo que se habían arrojado al río desde uno de los puentes de la ciudad. Pero las circunstancias demostraron que esa hipótesis era casi imposible.

Los cuerpos estaban atados entre sí con cintas adhesivas anchas a la altura de la cintura y los tobillos, y ambas se encontraban vestidas, e incluso llevaban abrigos. Tampoco tenían señales de golpes o quebraduras, lo que hubiese ocurrido si se habrían arrojado de un puente.

Una persona que paseaba por Riverside Park vio algo que le llamó la atención en la orilla del río y llamó a la policía. Debajo de un pequeño muelle estaban los cuerpos flotando.

El equipo forense aún no determinó cómo murieron, pero si saben que no estuvieron en el agua mucho tiempo. La policía ya inició una investigación que apunta más a un hecho violento. “Estamos siguiendo pistas sobre sus vidas. Queremos encontrar justicia para estas dos chicas, descubrir exactamente qué sucedió”, dijo el jefe de detectives de la Policía de Nueva York, Dermot Shea.

Los investigadores, señaló Shea, apuntan ahora a tratar de encontrar pistas en Virginia, donde desaparecieron el 24 de agosto, y tratar de esclarecer qué sucedió en los dos meses en los que se desconocía su paradero.

El caso cobró rasgos más escabrosos al saberse que ambas habían pedido asilo político en Estados Unidos, y que dirigentes diplomáticos de Arabia Saudita estaba presionando a la familiapara que regresara al país árabe en forma urgente.

Las jóvenes provenían de Yeda, la segunda ciudad más grande de Arabia Saudita, a orillas del Mar Rojo. Habían llegado a Estados Unidos en 2015 junto con su madre, y se establecieron en Fairfax, un suburbio de Washington DC. Vivían en un departamento del quinto piso de un complejo de lujo vecino a un centro comercial al aire libre.

Un hermano de ambas ya se hallaba en la ciudad estudiando. Rotana, la más grande, se inscribió en la Universidad George Mason, pero luego la abandonó intempestivamente.

A fines del año pasado ya había ocurrido algo extraño con las hermanas. En diciembre del 2017 la familia las reportó como desaparecidas. La policía de Virginia las encontró poco después, pero en lugar de regresar a su casa las jóvenes prefirieron ser ubicadas en un refugio local. La policía se negó a decirle a los familiares dónde estaban.

En estas circunstancias Rotana y Tala pidieron asilo político en Estados Unidos. Sin embargo el trámite no llegó a completarse ya que ambas volvieron a desaparecer el 24 de agosto pasado, y no se supo nada más de ellas hasta que sus cadáveres aparecieron en el río Hudson.

La madre de las jóvenes admitió ante la policía que días antes de que aparecieran muertas la familia había recibido una llamada de funcionarios de la embajada saudita en Washington que les ordenaban abandonar Estados Unidos y regresar a Riad, todo a raíz del pedido de asilo político.

El consulado general saudita en Nueva York no quiso hablar del tema y sólo emitió un comunicado donde informa que “se ha nombrado un abogado para que siguiera el caso de cerca”. Presenta a las hermanas como dos “estudiantes” que “acompañaban a su hermano en Washington”.

Un familiar de las víctimas en Arabia Saudita, citado por el periódico Arab News, negó que Rotana y Tala se hayan suicidado. Señaló que eran dos adolescentes “inteligentes” y “felices”, que no tenían motivo para tomar una actitud de ese tipo. “Eran una familia democrática, nunca tuvieron ningún problema y el mayor fue enviado a la universidad en la ciudad de Nueva York con la bendición de su familia”, sostuvo.

Este escabroso episodio aumentó la tensión entre Washington y Riad, ya empañada por el asesinato del disidente saudita Jamal Khashoggi en el consulado saudita de Estambul.

Algunos medios estadounidenses sugieren que las hermanas podrían haber sido víctimas de un asesinato, y no descartaron que los servicios sauditas estuvieran detrás, como ocurrió con Khashoggi, a quien mataron y descuartizaron en la propia sede diplomática de Turquía. Durante semanas las autoridades sauditas negaron el caso, hasta que las evidencias los incriminaron.

Fuente: Clarín

visitas

Palabras clave de la nota



Si te gustó, te invitamos a compartirla


Comentarios
Tendencias
Podes seguir leyendo…
Palestina día a día
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra