Mon 14 de January de 2019 Curiosidades

España: Ocho activistas se enfrentan a cuatro años de prisión por el boicot a un cantante sionista en el Rototom

1024 576

Se les acusa de delitos de odio por exigir disculpas al artista Matisyahu por haber defendido la intervención armada de Israel en Palestina y lanzar una campaña en redes sociales.

AnnurTV
AnnurTV
http://www.annurtv.com/nota/53462-curiosidades-espana-ocho-activistas-se-enfrentan-a-cuatro-anos-de-prision-por-el-boicot-a-un-cantante-sionista-en-el-rototom.html
España: Ocho activistas se enfrentan a cuatro años de prisión por el boicot a un cantante sionista en el Rototom

Fue una de las primeras grandes polémicas del recién estrenado ‘Govern del Botànic’. En verano de 2015 la actuación del cantante hebreo Matisyahu, defensor público de la intervención armada de Israel en Palestina, en un festival con un cariz claramente pacifista como es el Rototom Sunsplash de Benicàssimlevantó ampollas. El movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) del País Valencià impulsó una campaña que exigió al festival de reggae que retirara al artista del cartel, hechos por los que este lunes seránjuzgados nueve activistas en València. Se enfrentan a cuatro años de prisión por presuntos delitos de odio, coacción y amenazas.

La querella contra los activistas fue admitida a trámite en 2017 por el Juzgado de Instrucción número 19 de València y ahora está en fase de instrucción. La presentó el presidente del Comité Legal contra el Antisemitismo y la DiscriminaciónAbel Isaac de Bedoya Piquer. El también abogado ha contado entre sus defendidos a Ricardo Guerra Cuadrado, asesino ultraderechista del aficionado de la Real Sociedad Aitor Zabaleta en 1998, Lorenzo Sanz o Pascual Ortín Barrón, del caso Gescartera.

Matisyahu

Matisyahu (.)

Los acusados subrayan que no rechazaron a Matisyahu “por ser judío”

Carlos Marco, uno de los acusados, explica que la acción de 2015 se centró en interpelar al Rototom para que no permitiera que “tocara un hombre que había justificado ataques” contra el pueblo palestino, pero en ningún caso lo rechazaron “por ser judío”, como dice que alega el denunciante.

La asociación Acción y Comunicación sobre Oriente Medio (ACOM) insiste en su argumentario que “antisemitismo” equivale a “antisionismo”, una definición en la que, según Marco, insisten “para que siga vinculante". “Pero es diferente: el semitismo viene dado por la lengua, es antiárabe; mientras que el sionismo es una ideología racista, la misma que esgrime Vox en España o Trump en Estados Unidos”, sostiene.

Además, defiende que el BDS pidió expresamente en las redes sociales que cuando actuara Matisyahu en el Rototom los asistentes “no hicieran ningún tipo de acto violento”, que “icieran las manifestaciones ideológicas que quisieran, pero sin violencia".

Banderas de Palestina durante el concierto de Matisyahu.

Banderas de Palestina durante el concierto de Matisyahu. (Heino Kalis)

Así fue la polémica

Era agosto de 2015, cuando estaba a punto de comenzar el festival internacional de reggae Rototom Sunsplash de Benicàssim que no es solo música, sino que convierte el municipio castellonense durante una semana en un espacio social de debate sobre la paz, la justicia y los derechos humanos. Prueba de ello es que allí han dado charlas personajes de la talla de Rigoberta Menchú, líder indígena guatemalteca y Premio Nobel de la Paz.

Uno de los cantantes invitados a aquella edición era el artista Matisyahu, de nacionalidad estadounidense y de ascendencia judía. El BDS le acusó de haber manifestado abiertamente su apoyo a “la posición beligerante del Gobierno de Israel”, de haber justificado en prensa “asesinatos como la de la flotilla de la libertad” e hizo suyas unas declaraciones en las que habría dicho que “Palestina no existe” para exigirle que pidieran perdón por esas palabras.

La polémica corrió como la pólvora por redes sociales y empujó a la organización del festival a condicionar la actuación del artista a una declaración “firmada o en vídeo” a favor de la paz entre el pueblo palestino y el israelí y donde expresara el derecho a un Estado Palestino. Ofendido, Matisyahu dijo inicialmente que cancelaría su actuación para “no prestarse a provocaciones”.

Cartel del festival de reggae Rototom Sunsplash de Benicàssim que se celebró entre el 15 y el 22 de agosto de 2015

Cartel del festival de reggae Rototom Sunsplash de Benicàssim que se celebró entre el 15 y el 22 de agosto de 2015 (LVD)

La organización acabó pidiendo perdón al cantante, volvió a invitarlo y este aceptó. La actuación se desarrolló con normalidad, aunque con algunas pancartas y banderas en defensa del pueblo palestino.

Diversos artistas cancelaron sus actuaciones en el Rototom en señal de apoyo y adhesión a la campaña del BDS, como tres participantes del Foro Social (la asociación Pallasos en Rebeldía, María Carrión de FiSahara, y el activista saharahui Hassanna Aalia), un director de cine del Film Festival (Fernando García-Guereta) y un artista del Showcase (el rapero saharaui Yslem Hijo del Desierto).

El grupo valenciano La Gossa Sorda emitió un comunicado en el que respetaba las “creencias religiosas” de Matisyahu, pero defendían que “traspasa todas las líneas de lo que es tolerable” que hubiera colaborado con “festivales sionistas” donde ha puesto “su arte al servicio del genocidio del pueblo palestino”.

Incluso políticos como la consellera y vicepresidenta valenciana, Mónica Oltra, se pronunciaron al respecto. Ella calificó de “intolerable” hacer “un proceso inquisitorial” y “un tercer grado” a Matisyahu sobre sus ideas políticas y no dejarle actuar.

El artista Matisyahu

El artista Matisyahu (Matisyahu Fansite)

Un grupo sionista también ha denunciado al Ayuntamiento de València

Los grupos parlamentarios de Les Corts Valencianes y la Diputación de Valencia aprobaron en 2018 condenar todas las violaciones y agresiones en Palestina por ir contra el derecho internacional y los derechos humanos. También el Ayuntamiento de València, con los votos a favor de los partidos del Gobierno (Compromís, PSPV-PSOE y València en Comú), decretaron adherirse a la campaña Espacio Libre de Apartheid Israelí (ELAI).

Esto no sentó nada bien a la asociación Acción y Comunicación sobre Oriente Medio (ACOM), que presentó una denuncia contra el consistorio un mes después por considerar que estaban vulnerando el artículo 14 de la Constitución española relativa al derecho a la igualdad y no discriminación. A su parecer, el texto promovía el “antisemitismo” y la “xenofobia”. Por los mismos motivos han denunciado a otros consistorios.

La amenaza obligó a modificar la moción y a incluir una enmienda que aclaraba que el consistorio apoyaría la campaña de boicot cuando hubiera un informe favorable de los servicios jurídicos municipales.

Campañas de presión contra artistas en València

El año 2018 la ciudad de València sufrió varios episodios de amenazas a la actuación de artistas por parte de la ultraderecha, que finalmente lograron su objetivo porque las salas me amedrentaron y decidieron cancelar los espectáculos.

Ocurrió en mayo con el concierto de Ebri Knight y Herba Negrasuspendido por la Sala Amstel Art, según los músicos, “por motivos políticos”, ante las presiones del partido político Avant Valencians, vinculado a la ultraderecha blavera valenciana. La gestora del espacio les habrían pedido “el compromiso por escrito de no manifestar ningún mensaje político ni religioso durante el concierto” y no “vender ningún material con contenidos de este tipo”, que no aceptaron.

En noviembre la ultraderecha forzó la suspensión de la actuación del humorista Dani Mateo en el Teatro Olympia tras su ‘sketch’ en el que se sonaba los mocos con la bandera española, y semanas después, intentaron lo mismo (esta vez sin éxito) con un espectáculo de Mongolia en La Rambleta.

Sin embargo, Carlos Marcos recalca las diferencias entre la campaña en la que él participó y las de la extrema derecha: “Nosotros estamos al lado de los derechos humanos, nos posicionamos por las personas que no pueden hablar. Además, el BDS es un movimiento pacífico y nuestros boicots nunca utilizan amenazas. A Matisyahu solo le pedimos que se posicionara junto al pueblo palestino. Conocemos muchos casos de personas que han sido sionistas, pero tras ver las barbaridades del Estado de Israel, han cambiado su postura”.

Fuente: Raquel Andrés Durà, La Vanguardia - España

visitas

Palabras clave de la nota



Si te gustó, te invitamos a compartirla


Comentarios
Tendencias
Podes seguir leyendo…
Palestina día a día
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra