Sun 17 de March de 2019 Medio Oriente

Vendiendo Jerusalén: intermediarios venden las casas palestinas de Jerusalén a los colonos israelíes

1024 576

Jerusalén ocupada: Al Jazeera investigó las denuncias detrás de la venta de viviendas palestinas en Jerusalén oriental ocupada a colonos israelíes.

 

AnnurTV
AnnurTV
http://www.annurtv.com/nota/54191-regimen-israeli-vendiendo-jerusalen-intermediarios-venden-las-casas-palestinas-de-jerusalen-a-los-colonos-israelies.html
Vendiendo Jerusalén: intermediarios venden las casas palestinas de Jerusalén a los colonos israelíes

En la lucha en curso para recuperar su tierra natal, la Autoridad Palestina siempre ha visto a Jerusalén oriental ocupada (desde 1967) como la futura capital del Estado Palestino, pero la situación sobre el terreno está cambiando rápidamente a medida que más y más hogares palestinos son tomados por entidades israelíes.

Si bien esto ha estado ocurriendo durante décadas, según los palestinos en Jerusalén Este, hay nuevos agentes involucrados: intermediarios palestinos que actúan como frentes en la compra, supuestamente respaldados por organizaciones de colonos y, en algunos casos, individuos en países árabes.

Obtener permiso para construir una casa en Jerusalén es casi imposible. Hay poca tierra asignada para la construcción y las autoridades israelíes generalmente niegan las solicitudes palestinas de permisos de construcción. Los palestinos a menudo se ven obligados a construir sus casas "ilegalmente", sin permisos.

Cuando construyen, "el municipio de Jerusalén comienza a emitir órdenes de demolición e impone enormes multas, de hasta cientos de miles de dólares, a alguien que ya está sobrecargado financieramente", explicó Khaled Zabarqa, un abogado de Jerusalén que trabaja con familias cuyos hogares han sido adquiridos por colonos.

Bajo la presión financiera, muchas familias deciden vender sus casas, por lo que buscan compradores palestinos creíbles para no venderles a los colonos.

Ofrecen a los compradores palestinos dinero en efectivo para pagar las viviendas, a veces por encima del precio del mercado, y cuyos perfiles son aceptables para los vendedores y las autoridades palestinas que dan fe de su credibilidad.

Estos "inversionistas" palestinos luego firmarán sus propiedades inmobiliarias recién compradas en Jerusalén Este a compañías offshore, favorecidas por organizaciones de colonos, que luego transfieren la propiedad a una de estas organizaciones.

En 2014, en el histórico barrio palestino de Silwan, dos corredores de propiedades palestinos participaron en la compra de una cantidad de casas que terminaron en las manos de colonos israelíes: Shams al-Din al-Qawasmi y Fareed Hajj Yahya.

Al-Qawasmi les señaló a los vendedores que él estaba comprando sus casas en nombre de las organizaciones benéficas de los Emiratos Árabes y que Hajj Yahya trabajaba para una organización benéfica de los Emiratos.

"Cuando una persona acepta vender... es porque se han agotado todas las opciones... ya no puede administrar las deudas. Cuando una organización emiratí ofrece comprar la propiedad, la ve como una oportunidad de salir del problema en que están", explica Zabarqa, el abogado.

Mohamed Baydoun, un propietario de Silwan, escuchó que al-Qawasmi había comprado una casa cercana por tres veces su valor, una indicación de que la compra es en realidad para los colonos, y lo confrontó.

"Al principio, lo negó. Luego admitió que lo había comprado para los Emiratos", señaló Baydoun a Al Jazeera. "Le pregunté: '¿Qué querrían los Emiratos Árabes Unidos con esto?, dijo que querían construir un jardín infantil o una clínica o algo así. Le dije:' Esa casa irá a los colonos, Shams'".

Es lo que pasó.

Al igual que uno de los bienes de Baydoun, vendido por su hijo a Hajj Yahya, el otro corredor de propiedades detrás de los acuerdos de 2014. Los dos compraron y supuestamente transfirieron unas 25 propiedades de Silwan a colonos israelíes.

"Quieren que los palestinos participen en la venta de bienes raíces... así que, en el futuro, si hay alguien a quien culpar por perder a Jerusalén, son los palestinos, no el Golfo u otros estados árabes", dice el profesor Abdulsattar Qassim de la Universidad An-Najah.

Improbable corredor de propiedades palestino

Fadi el-Salameen, un hombre de negocios palestino que intentó comprar una casa en Jerusalén Este, afirmó que quería comprar bienes raíces para evitar que los colonos lo hicieran y que había buscado financiamiento para la compra para individuos en los Emiratos Árabes Unidos.

Sus planes fueron interrumpidos por otro actor sorprendente, mucho más cerca de casa que los Emiratos Árabes Unidos: la Autoridad Palestina (AP).

La Autoridad Palestina se negó a dar a El-Salameen la autorización para la venta y congeló la cuenta bancaria de su compañía por "fondos sospechosos".

Según el fiscal general palestino Ahmad Barak, la cuenta de el-Salameen solo recibió fondos de una compañía propiedad de Mohammed Dahlan, un importante rival político del presidente palestino Mahmoud Abbas

Dahlan ha vivido en los Emiratos Árabes Unidos desde 2011, donde es asesor especial del príncipe heredero Mohammed bin Zayed.

Kamal al-Khatib, líder adjunto del Movimiento Islámico en Israel, también cree que hay más en la historia de financiamiento de los EAU. "Los empresarios de los Emiratos están detrás de este acuerdo, y... no hay duda de que recibieron ayuda de ciertos palestinos, que los ayudan a aprobar estos acuerdos", indicó.

"La mayoría de los corredores son palestinos y los que reciben sobornos de estos corredores son palestinos influyentes dentro de la Autoridad Palestina", explicó Qassim.

La Autoridad Palestina no tiene poder real en Jerusalén, pero mantiene un Ministerio de Asuntos de Jerusalén y una Gobernación de Jerusalén de Cisjordania, donde esta Autoridad Palestina gobierna.

En los últimos años, los propietarios de viviendas de Jerusalén comenzaron a dirigirse a la gobernación palestina para consultar sobre posibles compradores, con la esperanza de mantener sus hogares lejos de los colonos.

"La gobernación da el nombre del comprador potencial a los servicios de inteligencia. Hacen la investigación necesaria... después de lo cual damos la aprobación - aprobación condicional", explica el ex gobernador de Jerusalén y actual ministro de asuntos de Jerusalén de la Autoridad Palestina, Adnan al-Husayni.

Al-Qawasmi y Hajj Yahya habían recibido la aprobación de la Autoridad Palestina.

Al Jazeera intentó llegar a al-Qawasmi, pero no se recibió respuesta. Hajj Yahya negó las acusaciones y afirmó que tenía pruebas de que no las había vendido a los colonos. Sin embargo, no se presentó a una entrevista con Al Jazeera.

Khaled Al-Attari, un conocido hombre de negocios palestino que trabaja entre Ramallah y Jerusalén, también recibió la autorización de la Autoridad Palestina para comprar la misma casa de Jerusalén Este, la casa de Joudeh.

La venta de la casa de Joudeh.

Adeeb Joudeh, un palestino musulmán a quien se le confió las llaves de la Iglesia del Santo Sepulcro, le indicó a Al Jazeera que intentaba asegurarse de que la casa que estaba vendiendo fuera a un comprador confiable.

"Hablé con el gobernador en ese momento, Adnan al-Husayni, él habló bien de él. Hablé con varios palestinos, todos hablaron bien de Khaled al-Attari. Desafortunadamente, estaban equivocados", comentó Joudeh.

Cuando se difundió la noticia de que la propiedad de la casa de Joudeh había sido transferida a los colonos, sus vecinos se enfurecieron con él.

Al-Attari negó haber sido dueño de la casa, y le comentó a Al Jazeera que se había redactado un acuerdo, pero eso no indicaba que la compra estuviera completa.

Sin embargo, los documentos del registro de tierras israelíes obtenidos por Al Jazeera muestran la transferencia de propiedad de la familia Joudeh a Al-Attari el 23 de abril y luego a Daho Holdings, una compañía offshore, el mismo día; Al-Attari fue el signatario en nombre de Daho.

Se llamó a un comité de mediación comunal para que Joudeh y Al-Attari se enfrentaran cara a cara y llegaran al fondo del problema, donde Al-Attari negó haber vendido la casa a los colonos. Poco después el comité, dejó de contestar las llamadas de Al Jazeera.

Al-Attari parece tener aliados altamente posicionados que lo ayudan. Adnan al-Hosayni, ex gobernador de la Autoridad Palestina de Jerusalén, firmó el acuerdo entre Al-Attari y Joudeh. Además, el diario israelí Haaretz ha indicado que Al-Attari está cerca de Majed Faraj, jefe de inteligencia de la Autoridad Palestina.

El portavoz de la oficina del jefe de seguridad de la Autoridad Palestina no respondió a la solicitud de comentario de Al Jazeera.

Sin responsabilidad

Debido a que la Autoridad Palestina -AP- no tiene jurisdicción sobre Jerusalén, encontrar a quién tiene la culpa de estas ventas es complicado. Si bien la autorización de inteligencia de la AP que se les da a los compradores alienta a los propietarios a vender, las ventas en sí no son supervisadas por los organismos de la AP.

"No tenemos a nadie a quien recurrir... Cualquiera puede vender... no hay una autoridad responsable a la que podamos acudir en busca de ayuda. Tengo escritos y documentos, pero ¿a quién los llevo?" comentó Kamal Qweider, un residente de la Ciudad Vieja de Jerusalén que dirige una popular página de Facebook que rastrea las adquisiciones de casas.

La Autoridad Palestina anunció una investigación sobre lo que sucedió con la venta de la casa de Joudeh, pero los hallazgos de investigaciones pasadas nunca se publicaron, lo que se suma a una creciente frustración entre los habitantes de Jerusalén que ya estaban indignados por el hecho de que a estos corredores se les había dado el visto bueno por parte de la inteligencia palestina.

Mientras tanto, los colonos continúan moviéndose en los barrios palestinos de toda la ciudad, donde su presencia se convierte en un hecho en el terreno que complica cualquier negociación futura sobre Jerusalén Este, la capital prevista de un futuro estado palestino.

Fuente: Al Jazeera News / Traducción: Palestinalibre.org

visitas

Notas relacionadas



Palabras clave de la nota



Si te gustó, te invitamos a compartirla


Comentarios
Tendencias
Podes seguir leyendo…
Palestina día a día
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra