Thu 21 de March de 2019 Medio Oriente

Compañía francesa Tereos acusada de complicidad con terroristas de ISIS en Siria

1024 576

Varios socios comerciales del gigante azucarero francés Tereos presentaron una queja el martes, acusando a la compañía de suministrar sorbitol a Siria que supuestamente fue utilizada por los terroristas Daesh para fabricar armas, informó AFP, citando al abogado de los demandantes.

AnnurTV
AnnurTV
http://www.annurtv.com/nota/54235-europa-compania-francesa-tereos-acusada-de-complicidad-con-terroristas-de-isis-en-siria.html
Compañía francesa Tereos acusada de complicidad con terroristas de ISIS en Siria

El segundo mayor fabricante de azúcar del mundo, la compañía francesa Tereos, negó rotundamente acusaciones de haber entregado un edulcorante artificial a Siria, que podría usarse para hacer propulsores de cohetes cuando se mezcla con nitrato de potasio.

Varios socios comerciales del gigante azucarero francés Tereos presentaron una queja el martes, acusando a la compañía de suministrar sorbitol a Siria, sustancia que, supuestamente, fue utilizada por los terroristas de ISIS (Daesh en árabe)  para fabricar armas, informó AFP, citando al abogado de los demandantes.

Según los documentos de la oficina del fiscal antiterrorista, la denuncia fue presentada por “actos de terrorismo y complicidad en actos de terrorismo”, aunque Tereos negó con vehemencia las acusaciones.

Cuando se mezcla con ciertas sustancias, el sorbitol se puede usar como combustible para los proyectiles caseros de cohetes no guiados.

Los demandantes afirmaron que el gigante azucarero se había comprometido a detener las entregas en zonas de conflicto luego de que Conflict Armament Research, una ONG con sede en el Reino Unido y con mandato de la UE, descubrió docenas de bolsas cargadas con sorbitol de la compañía en un almacén de Daesh después de la liberación de Mosul, Irak, en 2016.

La propia agencia de prensa, después que la ONG confrontara a Tereos por sus hallazgos, la compañía reconoció que unas 45 toneladas de sorbitol de producción francesa habían desaparecido en Turquía en mayo de 2015 y habían resurgido un año más tarde en los sótanos de Daesh en Siria.

Después que la información se hiciera pública en diciembre de 2017, Tereos aseguró oficialmente al público que había “suspendido sus suministros de sorbitol a las llamadas áreas de alto riesgo”poco después del descubrimiento de Mosul.

Sin embargo, los demandantes alegaron que una investigación interna de la compañía ha demostrado que en febrero y julio de 2017 se realizaron a Siria dos envíos más grandes a Siria.

“A pesar de la conciencia de Tereos sobre el uso del sorbitol como arma de guerra, la compañía a sabiendas continuó suministrando esta materia prima a un grupo terrorista”, escribió el demandante en los documentos.

Al comentar sobre las reclamaciones, Tereos dijo al medio de prensa que sus ventas a Siria habían sido “legales”:

“Los detuvimos cuando descubrimos que el producto estaba siendo mal utilizado”, dijo la compañía.

Otra firma francesa acusada de complicidad con Daesh

Tereos no es la primera compañía francesa en ser acusada de ayudar a Daesh: la multinacional cementera franco-suiza, LaFargeHolcim, ha estado bajo investigación desde junio de 2016 por el pago del grupo terrorista en Siria.

En junio de 2017, la empresa fue acusada de “financiar una empresa terrorista” y de “complicidad en crímenes de lesa humanidad”.  Al parecer, los pagos se hicieron para mantener en funcionamiento la planta en Jalabiya, mientras que el país se sumió en una guerra civil.

Lafarge admitió previamente haber pagado facciones armadas sirias entre 2013 y 2014 para garantizar el paso seguro para los empleados de la planta y sus suministros en el país devastado por la guerra.

Se abrió una investigación oficial en octubre de 2016 después que el Ministerio de Economía y Finanzas francés presentara una queja contra Lafarge por sospechas de que había hecho arreglos con un grupo militante sancionado.

Los investigadores también estaban interesados ​​en las condiciones bajo las cuales se permitió que la planta continuara operando y moviera libremente a sus empleados y bienes en el territorio controlado por Daesh en Siria durante años.

Un informe presentado por la firma de contabilidad PricewaterhouseCoopers (PwC) sugiere que la compañía franco-suiza pagó unos 12,9 millones de euros a varias facciones locales en Siria, entre julio de 2012 y septiembre de 2014.

 

Fuente: Al Mayadeen

visitas

Notas relacionadas



Palabras clave de la nota



Si te gustó, te invitamos a compartirla


Comentarios
Tendencias
Podes seguir leyendo…
Palestina día a día
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra