Fri 22 de March de 2019 Mundo

Lo que no ven ni dicen los medios occidentales sobre Venezuela

1024 576

El reportero gráfico británico, Alan Gignoux, y la periodista y cineasta venezolana, Carolina Graterol, ambos radicados en Londres, viajaron a Venezuela por un mes para filmar un documental para un importante canal de televisión global, y tuvieron una vivencia diferenes a la que exponen los medios de prensa.

AnnurTV
AnnurTV
http://www.annurtv.com/nota/54247-america-latina-y-caribe-lo-que-no-ven-ni-dicen-los-medios-occidentales-sobre-venezuela.html
Lo que no ven ni dicen los medios occidentales sobre Venezuela

El reportero gráfico británico, Alan Gignoux, y la periodista y cineasta venezolana, Carolina Graterol, ambos radicados en Londres, viajaron a Venezuela por un mes para filmar un documental para un importante canal de televisión global.

Hablaron con el periodista Paul Cochrane sobre la representación de los principales medios de comunicación de Venezuela en comparación con sus experiencias en el terreno.

Alan Gignoux contó que fueron a Venezuela en junio de 2018 para filmar un documental. Visitaron Caracas, Mérida, Cumaná (en la costa) y Ciudad Guayana, cerca de la desembocadura del río Orinoco.

Carolina Graterol, que tiene familia en Venezuela, aseguró que sabía que la realidad era muy diferente de lo que los medios de comunicación retratan, pero aún así se sorprendió.

"Lo primero que notamos fue la falta de pobreza. Alan quería filmar a personas sin hogar y pobres en las calles. Vi a tres personas durmiendo a duras penas esta mañana en Londres, pero en Venezuela no pudimos encontrar a nadie en las grandes ciudades o pueblos. Queríamos entrevistarlos, pero no pudimos encontrarlos. Es debido a los programas multidisciplinarios administrados por el gobierno, con servicios sociales que trabajan para sacar a los niños de las calles o devolverlos a sus familias. El programa ha estado funcionando durante mucho tiempo, pero no me había dado cuenta de lo efectivo que era.

Gignoux precisó que hay comida, hay restaurantes privados y cafés abiertos, y se podría sentir la crisis económica en marcha, pero la pobreza no es tan mala como la que he visto en Brasil o Colombia, donde hay muchos niños de la calle.

"Venezuela -agregó- no parece tener un problema de personas sin hogar, y las favelas tienen agua corriente y electricidad. La pobreza extrema no parecía tan mala como en otros países sudamericanos. La gente me dijo antes de ir que debería estar preocupada por el crimen, pero trabajamos con una señora de El Salvador y ella dijo que Venezuela era fácil en comparación con su país, donde hay guardias de seguridad con ametralladoras fuera de las cafeterías. También dicen que muchos criminales venezolanos se han ido ya que no hay mucho que robar, con mejores opciones en Argentina, Chile o donde sea.

Añadió que "la comida es cara, pero la gente está comprando cosas, incluso a diez veces su salario. Debido a la inflación, debe realizar varios pagos con tarjeta, ya que la máquina no aceptaría una transacción tan alta al mismo tiempo".

Destacó que el gobierno ha creado un sistema, Comités Locales de Producción y Suministro (conocido por su acrónimo CLAP) que alimenta a las personas, 6 millones de familias, todos los meses a través de una caja de alimentos que contenía 19 productos. La idea del gobierno era eludir las redes privadas de distribución, el acaparamiento y la escasez. Las despensas de la gente estaban llenas, ya que comenzaron a acumular suministros para emergencias.

Contó que "la gente se disculpó porque no podían ofrecernos carne, en lugar de verduras, lentejas y frijoles negros. Así que todos se han visto obligados a tener una dieta vegetariana, y tal vez la queja principal fue que las personas no podían comer carne como solían hacer. La situación no es tan grave. Antes de que Hugo Chávez llegara al poder, Venezuela tenía un 40% de pobreza crítica de un 80% de pobreza, pero esa tasa bajó a 27%, y antes de la crisis solo había 6 o 7% de pobreza crítica. Todos están recibiendo ayuda del gobierno.

Apuntó que el verdadero ataque a la economía está en los alimentos. Cuando se tiene hiperinflación, todo sube de precio, pero la comida se ha convertido en la principal fuente de gasto porque esta es la variable que sube de precio a niveles exorbitantes. Las facturas como el agua, la electricidad, el transporte público no han subido tanto y representan un pequeño porcentaje de cualquier gasto familiar. Esta es la razón por la cual las distorsiones en la economía no son intrínsecas, sino causadas por factores externos, de lo contrario, todo debería haber aumentado, sin importar cuál sea.

Alan quedó sorprendido por la cantidad de personas que cultivan sus propios vegetales. Es un poco como en Rusia, donde todos tienen una dacha. Venezuela es tropical, por lo que es fácil de cultivar productos. Los árboles de mango están en todas partes, así que puedes elegir un mango cuando quieras.

"Es cierto -dijo- que las sanciones han afectado al país". Considera que el gobierno fue lento en actuar en la dirección en que se estaba empujando al país. Probablemente no fue una buena idea pagar $ 70 mil millones en deuda externa en los últimos cinco años. En su opinión, el presidente Nicolás Maduro decidió honrar la deuda externa, pensando que esta era la forma correcta de pagar los compromisos, pero al mismo tiempo, esta guerra económica comenzó a librarse interna y también externamente, bloqueando los préstamos internacionales.

El gobierno también debería haber tomado medidas contra Colombia para permitir que más de cien casas de cambio se establezcan en la frontera con Venezuela. Estas casas de cambio erosionaron la moneda, ya que utilizaban diferentes tipos de cambio, lo que contribuyó a la devaluación del Bolívar. Creo que deberían haber denunciado al gobierno de (Juan Manuel) Santos. Si Colombia dice que el petróleo venezolano que cruza su frontera es contrabando, ¿por qué no en moneda? Recuerde, la industria más grande de Colombia es el narcotráfico, y ha crecido exponencialmente, por lo que tienen una cantidad excesiva de dólares estadounidenses y necesitan lavarlos, lo que agotó la moneda venezolana. Se induce la hiperinflación. Además, en Miami, la oligarquía venezolana creó un sitio web llamado DolarToday hace unos 12 años para destruir la economía venezolana.

La gente sigue sonriendo y haciendo bromas sobre la situación, que me parece increíble. La gente está dispuesta a compartir, dijo Carolina.

"Durante los apagones, la gente contaba historias, tocaba música o salía y hablaba en las calles. Era un paraíso, no había televisores, teléfonos inteligentes, sino un verdadero contacto humano. La gente cocina juntos. Durante el día, están jugando juegos de mesa, dominó y los niños se divierten. Las personas con niños posiblemente estén más estresadas, especialmente si vives en una torre, ya que si no tienes electricidad, no tienes agua. Es por eso que EE.UU. está en la red eléctrica porque significa que no hay agua en Caracas, una ciudad de 10 millones de habitantes. Afortunadamente, hay pozos con agua limpia alrededor de la ciudad, por lo que la gente hace cola para conseguirlo.

"Claro -indicó Alan- hay colas para el petróleo, pero la gente no se está muriendo de hambre y, como dije, la pobreza no está ni cerca de lo que es en Brasil. No diría una dictadura dura, la gente estaba abierta y criticó al gobierno, a los Estados Unidos, pero también a Chávez y Maduro. El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) admitió que había tomado malas decisiones económicas. Pensé que sería más represivo, y no lo fue. La gente no tenía miedo de hablar. Creo que los venezolanos culpan a los estadounidenses por la situación más que a Maduro".

Fuente: Al Mayadeen

visitas

Notas relacionadas



Palabras clave de la nota



Si te gustó, te invitamos a compartirla


Comentarios
Tendencias
Podes seguir leyendo…
Palestina día a día
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra