Fri 05 de April de 2019 Conocer Más

La igualdad de los seres humanos y la justicia económica y social en el Islam.

1024 576

Conferencia del Profesor Rahimpur Azqadi.

AnnurTV
AnnurTV
http://www.annurtv.com/nota/54398-conocer-mas-la-igualdad-de-los-seres-humanos-y-la-justicia-economica-y-social-en-el-islam.html
La igualdad de los seres humanos y la justicia económica y social en el Islam.

Traducción: Sheij Suhail Assad

Desgrabación: Fabiana Ríos

Corrección: Sheij Abdulkarim Paz

Dr. Rahimpur Azqadi

Muy buenas tarde, los saluda. Un saludo muy especial a los hermanos y hermanas que nos acompañan en esta ocasión, especialmente en esta universidad, luego de una gira que venimos haciendo en varios países de América Latina, para tener un encuentro directo con la gente de América Latina, especialmente con muchos de sus intelectuales, periodistas libres, medios alternativos y universitarios, para, de alguna manera, poder tener un diálogo directo y poder desenmascarar muchas de esas mentiras, desviaciones y tergiversaciones que algunos medios de comunicación proponen en cuanto a las noticias de nuestra realidad, por todo eso les agradezco vuestra presencia.

Agradezco sobre todo la presencia de aquellos que, de alguna manera, su presencia aquí significa, quizá, un riesgo. Escuché que en algunas reuniones muchos de ellos temían por su seguridad y de una persecución de muchos servicios de inteligencia, como el de la CIA o el Mossad y muchos otros servicios al servicio del capitalismo, al fin y al cabo, ellos para poder establecer un diálogo directo entre los pueblos de América Latina y el pueblo musulmán de Medio Oriente en pro de una verdadera libertad y crear un ambiente de diálogo directo, han soportado dicha problemática y dicho riesgo y han presenciado nuestra conferencia, por ello quiero agradecer con un agradecimiento especial. Hoy en día, los medios de comunicación, en vez de ser medios a través de lo cual se propone una verdad, una realidad, muchos de ellos no son más que un obstáculo para poder conocer la realidad tal cual es. Es por eso que este tipo de foro y encuentro directo entre nosotros es algo que ayudará a quitar dicho obstáculo para tener una percepción real de dicha verdad.

Esperemos que pronto seamos testigos de la existencia de medios de comunicación que acaben con esa censura, que no utilicen la mentira y la tergiversación, si no que se basen en programas morales, éticos, que propongan una realidad mediática basada en la lógica y la libertad, en donde cada uno pueda hablar según su propia creencia y sus propios compromisos. Hoy en la mañana, en una universidad, estuvimos hablando de la libertad de culto y el programa que ofrece el Islam en pro del diálogo con distintas corrientes de pensamiento y escuelas diferentes. Ahí se presentó que el Islam habla de la libertad absoluta en materia de creencia y la no imposición de una fe; se habló del diálogo lógico y de libre pensamiento entre distintas escuelas, y en esta oportunidad, en este lugar, me interesaría hablar acerca de la igualdad entre los seres humanos, especialmente acerca de la justicia en materia económica y en materia social y poder dar una perspectiva general acerca de la comparación entre el Islam como escuela de pensamiento con el capitalismo liberal y otras escuelas que proponen también un programa económico para las sociedades.

La visión económica en Occidente posee tres visiones diferentes

El desarrollo histórico de las escuelas de pensamiento, especialmente con una visión económica en Occidente, está entre tres dimensiones, una la dimensión religiosa representada por la Iglesia Católica y los papas, la segunda representada por el capitalismo de una ideología liberal y la tercera por el comunismo.

En las dos primeras dimensiones, por un lado el liberalismo, representado por la ideología capitalista,  donde se propone la libertad del individuo como eje fundamental de su pensamiento y, obviamente, dicha libertad del individuo está dirigida a justificar, en realidad, la distancia y la diferencia social entre las clases y, especialmente, proteger los intereses de muchos dueños de riquezas y poderosos. Por otro lado, en la segunda dimensión, tenemos la idea religiosa de la Iglesia Católica, representada en la ideología de los papas, en donde han creado un ambiente en el cual Dios no tiene ningún tipo de relación con la justicia social y los problemas sociales. Ellos han creado una espiritualidad en donde únicamente tiene lugar la espiritualidad del individuo, es decir, la relación del hombre con Dios, sin poderse entrometerse Dios en los asuntos sociales y en el tema de la justicia, por lo tanto han hecho una separación absoluta entre religión y espiritualidad por un lado y los temas económicos y sociales y de justicia social por  otro lado.

El marxismo, a través del comunismo, cree que la liberación del hombre de la opresión y la injusticia en materia social, especialmente esta distancia o diferencia entre las distintas clases, está representada a través de la lucha de los pueblos en contra del sistema clasista capitalista, de ese modo creen que la religión y la espiritualidad es un obstáculo para dicha lucha, haciendo creer que el judaísmo, por un lado, es la religión que corporiza el capitalismo liberal, y el papismo, por otra parte, el catolicismo propuesto por los papas, han propuesto un alejamiento de la vida terrenal para poder transportarse a la otra vida, y han limitado el rol de la espiritualidad únicamente a la relación del hombre con Dios, lo cual para el marxismo es una idea considerada como el opio de los pueblos, funciona como una pastilla de dormir al momento de querer movilizar a los pueblos en pro de una lucha en contra de aquellos sistemas que lo oprimen, entonces, con ese tipo de espiritualidad, creen que dicha liberación nunca será posible.

Estos tres lados del triángulo, nunca han podido unirse en la cultura occidental, por un lado el liberalismo, representado por el capitalismo, por otro lado el socialismo, bajo las ideas de Marx, y por otro lado el catolicismo con la ideología de los papas, han sido como tres dimensiones que jamás se han podido encontrar en la cultura occidental. Muchas veces se trató de unir parte del liberalismo con el socialismo, parte de la religión y la espiritualidad con el socialismo, pero nunca han logrado crear un sistema en común. Entonces, la gran problemática de Occidente en este sentido es cómo poder unir entre estos tres objetivos, poseedores de tres ideales distintos. Por un lado una iglesia que invitaba a la gente hacia la espiritualidad, hacia los principios y los valores y una moral y una ética individual pero que en ningún momento hablaba de la igualdad ni la justicia social, es decir una ética y una moral que no se involucraban directamente en los procesos de la justicia social, ni siquiera hablaba de la igualdad entre las personas, ésa es la iglesia de los papas. Por otro lado tenemos la dimensión del capitalismo, que si bien hablaba del desarrollo y el bienestar de los pueblos, simplemente limitó dicho desarrollo a una dimensión materialista, es decir que dejó de lado la verdadera espiritualidad, y siempre y cuando aceptaban la religión y espiritualidad, lo hacía simplemente en nombre de la espiritualidad individual, es decir, únicamente cuando esa religiosidad y esa espiritualidad se desarrolla en la vida individual del hombre, sin entrometerse tampoco en los temas de la igualdad y la justicia social, por eso la religión para el sistema capitalista no es más que una herramienta al servicio de su desarrollo materialista, material. Por otro lado el comunismo que, de alguna manera, negaba la injusticia y la opresión del capitalismo y por otro negaba la importancia y la relevancia de la espiritualidad, simplemente hablaba de la igualdad y la justicia social, sin tener en cuenta la libertad que proponía el capitalismo, ni tampoco la moral ni la espiritualidad que proponía la Iglesia. Entonces tenemos tres ideales diferentes, uno que se dedica a cumplir con sus ideales de igualdad social que sería el comunismo, el segundo simplemente lucha por la libertad y el bienestar material del hombre, que sería el capitalismo, y el tercero sería la Iglesia Católica que únicamente le interesa la espiritualidad y la moral, pero a nivel individual, sin involucrarse en los temas sociales.

La visión económica en el Islam

El Islam lo que hace, en realidad, es una especie de unión entre estas tres dimensiones distinguidas en Occidente. El Islam no dice que el individuo tiene que ser víctima de la sociedad o sacrificar al individuo por los intereses de la sociedad; en el Islam se respeta la libertad del individuo como la reputación y honra del mismo, como su seguridad, pero en ningún momento eso debe sacrificarse en pro de la igualdad de la sociedad. En el Islam tampoco la sociedad debe sacrificarse por la libertad del individuo, los derechos públicos no deben ser sacrificados por los derechos privados de un cierto grupo de poderosos; en el Islam la realidad espiritual va unida a la realidad material y van de la mano espiritualidad y moral, junto a justicia social y económica. En el Islam no se permite que el hombre explote al hombre; en el Islam no existe la parábola en donde un oprimido y un opresor juntos van a una iglesia y Dios los perdona a los dos y Dios los salva a los dos; ése Dios es un Dios injusto. En el Islam los valores éticos tienen que ir de la mano de la justicia social y económica, y la espiritualidad va, también, de la mano de la justicia social y económica. En el Islam no se permite que un proyecto político deje de lado los principios y los valores de la moral, creemos que cualquier proyecto capitalista que esté alejado de la moral y la ética va en detrimento de los desposeídos y de los pobres, por lo tanto en el Islam se propone un sistema en donde se deben proteger los derechos de los desposeídos y de los más débiles, y es por eso que creemos en una unión entre justicia social y espiritualidad.

En el capitalismo, en el pensamiento liberal capitalista, el ser humano es sacrificado por los dólares; y el honor y reputación de éste, sacrificados por los intereses capitalistas y materiales. Este tipo de pensamiento es un tipo de pensamiento antimoral, contrario a los valores. Este tipo de pensamiento no es un tipo de pensamiento moral y ético en donde el ser humano es espiritual únicamente los domingos y únicamente en el espacio de la iglesia, para nosotros la espiritualidad no tiene lugar y tiempo, si no que debe estar involucrada en todos los espacios y tiempos, en todas las dimensiones políticas y de justicia. El Islam no es una religión que dice que los pobres deben ser pobres porque la voluntad de Dios así lo quiso; y los ricos deben ser ricos porque la voluntad de Dios así lo quiso. El Islam no cree que la justicia para los hombres se dará únicamente en la otra vida, en el Día del Juicio Final. El Islam cree que tanto los ricos y millonarios como los poderosos son responsables de la pobreza de los pobres en esta vida y las consecuencias de su desatención tendrán malas consecuencias para él en esta vida y en la otra. Aquél que es adinerado tiene una responsabilidad frente a la debilidad de los pobres, tanto en los tribunales terrenales como en el tribunal divino.

El sistema capitalista liberal es un sistema no religioso y antirreligioso en el sentido que su único Dios es el oro y el dinero. Muchos de los teóricos de este tipo de pensamiento dijeron que cuando más reducida es la propiedad pública más se desarrolla la sociedad, ya que los capitales pasan a ser capitales de unos pocos, riquezas de un pequeño grupo; en ese proceso la sociedad podrá desarrollarse de una manera mejor, y si, entre medio, mueren o se eliminan algunos millones de pobres no es problema, lo importante es el desarrollo de la sociedad.

Thomas Smith, que es un gran teórico del pensamiento capitalista, cuando habla de los pobres dice que los pobres no piensan más que en poder respirar, es su única preocupación. Del mismo modo encontramos que personas como Bernardo Mandeli que dice que cualquier tipo de pensamiento social, pensar en los demás, pensar en el prójimo, pensar en el todo, en la sociedad como totalidad, es un pensamiento que no tiene razón de ser, ya que el ser humano no es más que un animal que piensa en su individuo y los límites de su individualidad no deberían permitir pensar en el otro. En ese tipo de pensamiento es obvio que existe la destrucción de la sociedad y la destrucción de la honra del ser humano. Este tipo de pensamiento cree que cualquier pensamiento en la igualdad o en el altruismo y el pensar en los demás crea sociedades atrasadas, crea sociedades pobres, y por otro lado creen que el creer, el pensar en la libertad individual basada en la competitividad de los individuos crea mayor riqueza a un pequeño grupo y de ese capital, de esas riquezas podrían salir las migajas para poder ayudar a los pobres y así mejorar su situación (la teoría del derrame, hay que dejar que los ricos produzcan riquezas sin limitarlos y el derrame de esa riqueza abastecerá a los pueblos[1])

Por otro lado, del siglo XVII en adelante, cuando se crea la ciudad ideal, empezando por Holanda, que después va a continuar el desarrollo a través de Inglaterra y otras potencias, con la aparición de nuevos conceptos como el de república, democracia, liberalismo, derechos humanos y muchos otros conceptos que funcionaban como eslogan de esta gente, en realidad, lo único que estaban creando era el traspaso del  feudalismo hacia la burguesía, un proceso en donde únicamente lo relevante eran los intereses comerciales de un grupo, una cultura donde creaban la república de la ambición y la tacañería y el egoísmo, tal como decía Descartes, cuando encontraba en esas ciudades gente solamente preocupada en sexo, sus instintos, su dinero, el oro y su propia ambición, decía el hablar de principios y valores en este tipo de lugar es quedarnos solos, es decir, yo me siento que no tengo ningún tipo de competencia porque todo el mundo está dirigido hacia un objetivo netamente materialista, buscando cumplir con sus deseos e intereses personales. Entonces en un tipo de ciudad como esa, la ciudad ideal, no existen más ideales que los materiales, y aquél que busca la verdad moral y ética se queda solo en el camino. Ése es el tipo de pensamiento que crearon a partir del siglo XVII hasta nuestros días.

Frente a este tipo de pensamiento creyeron muchos que la propiedad privada era la verdadera desgracia, en donde por culpa de esa propiedad privada aparecerían fenómenos como la corrupción, la hipocresía, la mentira, las guerras; se sacrificarían muchos millones de débiles en pro de dicha propiedad privada, pero ese pensamiento no se daba cuenta que una educación correcta, una moral y una ética y una definición acertada del ser humano, son las únicas herramientas que podía usar el ser humano para poder lograr acabar con esa opresión que se imponían en nuestras sociedades, según nuestra visión una cosmovisión monoteísta, es la única forma en donde el hombre podrá conseguir su perfeccionamiento. En las dictaduras capitalistas del liberalismo, la racionalidad en ningún momento proponía objetivos claros, en apariencia, su única preocupación era conseguir mayor riqueza y luchar en pro de los intereses individuales y los placeres del hombre. Ellos decían cuanto mayor interés y placer consiga el hombre, mayor será el campo de su libertad y es por eso que la libertad absoluta para ellos está unida a los intereses y placeres absolutos. Es en ese clima y en ese ambiente  crearon justamente conceptos como el de la libertad y los derechos humanos, pero que en realidad dichos conceptos fueron víctimas de su pensamiento.

Los padres de la Iglesia Católica, los papas, han separado la fe y la razón y han dicho que no existe relación entre fe y razón, muchos han creído que la razón y el intelecto no son más que un símbolo de Satanás, un símbolo diabólico (si bien algunos padres de la Iglesia y pensadores cristianos como Santo Tomás, por ejemplo, han intentado unir a la fe y la razón, lo cierto es que nunca han podido explicar racionalmente los dogmas principales de la fe cristiana como ellos la concibieron, es decir trinidad, el pecado original, la redención[2]). Los protestantes, y dentro de ellos, uno de sus representantes, Martín Lutero, creían que el intelecto era una especie de corrupción y decadencia y que había una contradicción entre intelecto y espiritualidad y religión. Los capitalistas, si bien creen en la razón humana, creen que el intelecto no deja de ser más que una herramienta en pro de sus propios intereses, no creen en la moralidad de sus propios intereses, es decir no creen en un intelecto que pueda discernir entre el bien y el mal, creen que el intelecto no puede reconocer o distinguir entre la bondad de la justicia y la maldad de la opresión. Creen que el intelecto únicamente debe ser utilizado por los hombres, en pro de sus intereses y beneficios personales para poder asegurarlos y han creado del intelecto un sistema que simplemente sirve como un medio para la ingeniería social y para la organización de las personas en pro de cumplir con sus objetivos. Mientras que en el Islam, el intelecto es un representante de Dios, es una evidencia de Dios, es un enviado y un mensajero de Dios; en el Islam creemos que el intelecto debe ser usado tanto para los temas de fe y religiosidad como para los temas sociales.

El profeta Muhammad, el profeta del Islam dice que deben utilizar la razón tanto para acercarse a la otra vida y a Dios, como para asegurar también una correcta administración de vuestra vida terrenal; llama al intelecto un regalo de Dios. Dice la razón es un regalo especial, particular de Dios para ustedes.

En el capitalismo, cuando se habla de administración científica, o el hecho de darle un carácter científico a la administración, creen que únicamente el referente y el criterio de desarrollo es el beneficio y la riqueza personal; es decir que todos sus valores se transforman en positivos siempre y cuando determinen un beneficio y un interés personal, si sirve a sus riquezas, entonces serán válidos, si no, no. Valores como la tolerancia toman color o se transforman en un significado verdadero cuando sirven como herramienta en pro de los intereses de esa minoría poderosa y adinerada; esa misma tolerancia que puede ser considerada por los capitalistas como un valor, cuando se transforma en un obstáculo para el desarrollo de sus intereses, entonces se transforma en violencia. Ellos no tienen ningún tipo de compromiso con la tolerancia como tolerancia, si no su compromiso es con sus intereses como intereses, si la tolerancia le sirve para dichos intereses, entonces son tolerantes; cuando no les sirve, se transforman en violentos. A través de la violencia han creado el imperialismo, han creado saqueo, han creado diferencia entre clases, han creado violencia tras violencia, guerra tras guerra,  bombardeo tras bombardeo. Dicha tolerancia que en una etapa significa un valor, luego se transforma en Guantánamo y en Abu Ghraib.

El Sagrado Corán y la igualdad

Como no queda tiempo para terminar, voy a leerles algunos versículos del Corán, parte de nuestro texto sagrado, acerca de temas referentes a la igualdad y al compromiso social, si quieren pueden llamarlo socialismo islámico o llámenlo como quieren y después vamos a pasar al foro de preguntas y respuestas.

El Corán dice que el ser humano es el vice regente o el representante de Dios en la tierra, es decir que el valor que se le da al ser humano es el de quien representa a la divinidad en este mundo, en este universo, y es por eso que se le da un valor especial al honor y a la posición del ser humano.

En otra parte del Corán dice que la tierra y sus tesoros y sus distintas dimensiones pertenecen a todos los hombres, es decir que no es propiedad privada de ningún grupo ni ninguna minoría, todo el universo y la naturaleza, Dios la ha puesto al servicio de la humanidad de una forma igualitaria; con eso quiero decir que no hay derecho a decir “esta parte me corresponde y esta parte no me corresponde”, o decir que esto me lo ha otorgado Dios de una forma exclusiva y particular. En otra parte dice, del mismo modo que la lluvia, el agua de la lluvia pertenece a toda las personas cuando cae y no hace distinción o discriminación entre pobre y rico, del mismo modo aquello que sale de la tierra, lo que sale de la tierra, los vegetales, las plantes y todo lo que se extrae de la tierra también pertenecen a todas las personas.

En otra parte el Corán dice: “Dios los ha creado a ustedes desde la tierra”, es decir que los componentes naturales del cuerpo humano, de Adán y Eva, como los primeros hombres hasta el final de los tiempos han sido extraídos de la tierra, tienen su origen en la tierra, fueron creados de la tierra, y los crearon a ustedes, los seres humanos, para poder habitar la tierra y construir en ella, para poder hacer de la tierra un lugar de hábitat.

El profeta Muhammad que es el último de los profetas, que viene después de Jesús y de Moisés, dice que todas las personas, todas las criaturas, son la familia de Dios, son los parientes de Dios, y el más amado de los hombres ante Dios es el que más sirve a su familia, es decir que aquella persona que tiene una posición distinguida ante Dios, es el que más beneficia y sirve a los hombres.

El Corán, en otra parte dice, como respondiendo a los que discriminan, ya sea discriminación de sexos, pensando que el hombre es superior a la mujer, o discriminación económica o clasista social, pensando que los ricos son superiores a los pobres, o discriminación de razas, pensando que una raza es superior a la otra, en respuesta a ese tipo de discriminación, dice el Corán, Dios los ha creado a todos ustedes de un solo alma, de un solo ser, entonces crea una igualdad entre personas sin distinción, sin discriminación, ni de sexo, ni de raza, ni de idioma, ni de cultura ni de color.

En una oportunidad, uno de los líderes islámicos, que es el Imam Rida, nieto y sucesor del profeta, estaba sentado ante un grupo de esclavos, cuando todavía la esclavitud existía en la tierra de la Arabia pre-islámica y pos-islámica, un grupo pasó y dijo cómo es que tú te sientas con estos esclavos. Dijo: “Cállate, que ciertamente nuestro Señor es uno, nuestra madre es una, nuestro padre es uno y Dios juzgará a los hombres según sus acciones.” Es decir que el único referente de distinción entre los hombres es su accionar, su actuar y no su color o su condición social. Lo que estoy hablando no son palabras modernas que nosotros decimos porque están de moda ahora, son palabras que fueron anunciadas por nuestros líderes hace mil cuatrocientos años.

El profeta dijo. “Ciertamente todos los hombres son iguales como los dientes de un peine, hay una igualdad entre todos, no hay diferencia entre blanco y negro, no hay diferencia entre árabe y no árabe.” Dice que son todos iguales y la única distinción o superioridad de uno sobre otro es lo que llaman “at taqwa”, la piedad, la humanidad y los valores. Cuando una persona se presentó al profeta y le dijo: "no importa que la gente sea pobre, no importa que la gente tenga hambre, no importa que la gente tenga necesidad, lo importante es que nosotros recemos, adoremos y oremos". El profeta dijo: “Cállate, por la necesidad de los pobres y los más desposeídos jamás podrán rezar, jamás podrán adorar a Dios (no tendrá efecto su rezo y adoración porque desatendieron a los pobres[3]). Entonces creemos que tiene que haber una unión y una relación fortificada entre adoración y justicia social.

El Corán dice: hemos enviado a los profetas, a Abraham, Moisés, Noé, Jesús, a Muhammad, con las pruebas claras, con la argumentación, con la lógica, les hemos otorgado el libro, o sea el conocimiento, la revelación, la percepción y la conciencia para, a través de la balanza, es decir de la igualdad y la justicia lleguen a establecer un estado de justicia, un estado de igualdad en donde todos puedan beneficiarse de la misma forma sin distinción ni discriminación.

El Islam, al tiempo que reconoce los derechos del individuo, está en contra de esas compañías multinacionales que pisotean los derechos de los individuos, está en contra de los monopolios económicos, está en contra de la discriminación, está en contra del control del pensamiento de las masas.

Hoy en día, la última aclaración es que también se acepta la propiedad privada. Hoy en día, un quinto de la población viven como ricos y cuatro quintos viven como pobres o están en el límite de la pobreza; mil millones de personas duermen hambrientas durante la noche. Se ha incrementado diez veces más la distancia entre este 20% de ricos en el mundo frente a los pobres; 1/4 de la población no puede saciar sus necesidades principales, 4/5 de la riqueza del mundo está en manos de algunas superpotencias en los Estados Unidos de Norteamérica y algunos lugares de Europa que gobiernan al mundo a través de la guerra y la violencia.

El Corán y el profeta dicen que la liberación de los pueblos está basada en la verdad y la justicia, dice ¿acaso no quieren que gobierne la verdad y la justicia en la tierra? Dice, esa liberación de los pueblos y del ser humano, esa justicia y esa verdad que desea gobernar en la tierra no podrá lograr su objetivo, a no ser que los distintos pueblos de Asia, de África, de América Latina, de Europa se unan frente a un mismo eslogan en donde haya lugar para la moral, para la religiosidad, para la espiritualidad, para Dios, para la justicia y para la libertad. Les agradezco mucho y estoy dispuesto a responder las preguntas.

Preguntas

- La sugerencia es que intervengan con preguntas, comentarios de dos a tres minutos como máximo, en estos últimos minutos que son los de las críticas

La idea es que este sea un espacio crítico, es un espacio donde se reflexiona, y sí, es un espacio donde no estamos de acuerdo con el sistema que nos rige. Creemos sí, en una  verdadera democracia, pero no este sistema que lleva su nombre pero no realiza su contenido, entonces planteamos dentro de la democracia la posición disidente, porque pensar diferente no puede ser delito en una democracia, pero también estamos seguros que en el sistema capitalista juegan a falsear la democracia y a tomarse la ley por su propia mano, desaparecer, torturar, encarcelar, asesinar a quienes pensamos diferente, por favor tomen nota conscientemente y hagamos de este encuentro un espacio para pensar más profundamente sobre nuestra realidad.

Les pedimos por favor a las personas que vayan a intervenir que se acerquen y hagan uso del micrófono, para poder escucharlos y que queden en las memorias.

- Buenas noches

- Buenas noches

- Yo quería saber qué opina el Corán acerca de las ciencias, si hay algún conocimiento del Corán que nos hable del tema de la investigación, de la ciencia.

El Islam y la ciencia

- Obviamente la visión del Islam con respecto al conocimiento como ciencia no es negativa, la ciencia en sí, creemos que es la relación del hombre con la realidad, el ser humano con la realidad y creemos que ese encuentro del hombre con la realidad es tanto material como metafísico, y todas las creaturas, todas las realidades que existen en el universo no dejan de ser criaturas de Dios, por lo tanto, de alguna manera es una relación con Dios, porque ellas son productos de Dios, pero esto que usted dice que la ciencia muchas veces puede estar vacía de valores es la visión positivista de la ciencia, es decir, reducir a la ciencia a una ciencia cuyo campo y su objeto de estudio es el mundo material solamente y una ciencia que su metodología de percepción es simplemente sensorial o sensitiva, ese tipo de visión obviamente crea una ciencia o considera una ciencia en contra de los valores. Nuestra ciencia es una ciencia más abarcadora, abarca lo físico como lo metafísico, lo perteneciente al mundo de la materia como lo del más allá. Más allá de eso creemos que la visión positivista de la ciencia, hace que la ciencia esté - ya sea en su parte investigativa como tecnológica-, al servicio de la invasión, al servicio de sus proyectos imperialistas, lo cual crea en realidad una anticiencia, no consideramos que eso sea la ciencia, el problema de la ciencia es la separación de la ciencia de todos los valores y principios morales y de la espiritualidad. Nosotros como dijimos, creemos que el campo de la política y la economía van unidos al campo de la moral y la espiritualidad, del mismo modo, el campo científico en el Islam va unido al campo de la moral y los valores, por eso hay una relación, muy cercana entre estos dos componentes y es por eso que nosotros consideramos la ciencia como algo válido y positivo.

El profeta tiene una narración en la que dice que aquella persona que sale de su casa en búsqueda del conocimiento y la ciencia, cuando pisa, está pisando las alas de los ángeles que lo transportan, es por eso que para nosotros la búsqueda del conocimiento no es más que una actividad sagrada, porque el conocimiento verdadero que lleva a un desarrollo integral del ser humano, un conocimiento que está al servicio del hombre y no en contra del hombre, es una forma de adoración. Antes del renacimiento científico e industrial de Europa, en los siglos XV y XVI, en los siglos, luego de la civilización de Al- Andalus en España donde tenían bibliotecas con millones de libros, antes que los cruzados entren y se apoderen nuevamente de España, hubo una revolución y un verdadero renacimiento científico islámico, en donde materias como la física, la química, la ingeniería, la matemática y la medicina, se enseñaba en las universidades creadas por los musulmanes, entonces un conocimiento y una ciencia que aboga por el desarrollo y el perfeccionamiento del ser humano, es una ciencia válida y sagrada para nosotros, por lo tanto, creemos que el verdadero desarrollo científico de Europa antes de la Revolución Industrial y antes del Renacimiento científico, ya había tenido lugar en el mundo islámico, en la Europa islámica a través de Al- Andalus y de la presencia de estos científicos musulmanes.

Islamoriente

visitas

Palabras clave de la nota



Si te gustó, te invitamos a compartirla


Comentarios
Tendencias
3
2300 lecturas
AnnurTV
AnnurTV
http://www.annurtv.com/nota/45225-conocer-mas-el-evento-de-ghadir-jum.html
Podes seguir leyendo…
Palestina día a día
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra