Mon 16 de September de 2019 Conocer Más

"Mi labor ha sido llevar el conocimiento real de ‘Ashûrâ a los espacios académicos e interreligiosos"

1024 576

Entrevista a Dr. Amílcar Aldama Cruz, profesor de la universidad Cuba por Shafaqna.

AnnurTV
AnnurTV
http://www.annurtv.com/nota/56051-conocer-mas-mi-labor-ha-sido-llevar-el-conocimiento-real-de-ashr-a-los-espacios-academicos-e-interreligiosos.html
"Mi labor ha sido llevar el conocimiento real de ‘Ashûrâ a los espacios académicos e interreligiosos"

Dr. Amílcar Aldana Cruz es el profesor de la Universidad de La Habana y miembro de la comunidad islámica de Cuba. En una entrevista con Shafaqna, explica sobre la cultura de Ashura en su comunidad.

Shafaqna: ¿Qué tan bien el Imam Hussein y el evento de Ashura son conocidos por su gente, musulmanes o no musulmanes y ¿Cómo se llevan a cabo las ceremonias de duelo de Muharam en su país?

Cruz: ‘Ashûrâ en Cuba no es un evento conocido a acabalidad por la mayoría, en primer lugar porque el islam en mi país tiene una fecha muy reciente de entrada, pero esto no impide que los cubanos convertidos al shiismo posean un conocimiento y una cultura de ‘Ashûrâ, adquirido en estos últimos años. A raíz de la publicación (2016) en Cuba de un libro sobre la Revolución Islámica de Irán, el lector cubano a conocido la gran impronta del levantamiento de Imam Husein en toda la obra revolucionaria de Imam Jomeini y su puesta en práctica durante todo el movimiento contra el Sha y la estructuración del gobierno islámico.

Nuestra labor es dar a conocer esta gran épica espiritual e histórica en los diversos espacios sociales. Uno de ellos es el espacio intelectual y académico (espacio donde me desempeño), donde impera la manipuación y distorsión. Un ejemplo de ello es la circulación en los espacios universitarios de una revista académica española, que presentó un monográfico dedicado al Islam obedeciendo a la tendencia que hoy en día existe en Occidente en un gran número de textos (“Crítica”, número 911, monográfico “El Islam, tan cerca, tan lejos”), desde libros y revistas de altos estudios hasta seminarios tesis de maestrías y doctorales.

Esta publicación expone mediante diferentes ángulos del saber (como la sociología, la filosofía, la antropología, las ciencias de las religiones, los estudios culturales y la politología) lo que es, en múltiples manifestaciones, el fenómeno del Islam. En dicha revista participaron numerosos estudiosos, en su mayor parte islamólogos, arabistas y analistas políticos de varias universidades del país ibérico con una intención de acercamiento, no hostil en apariencia, hacia el universo islámico.

Uno de estos artículos titulado “El fundamentalismo, vuelta al pasado” es encabezado con una fotografía donde un iraní nos observa con severidad, vestido completamente de negro, con una cinta en su frente con la frase en árabe ¡Oh Husain!, en contexto de ceremonia de luto. Se sabe el valor que en el campo mediático cobra una imagen cuando su visualidad es acompañada a un texto donde aparecen las palabras devenidas en códigos que engloban conceptos altamente conocidos y manipulados como es el caso del sustantivo “fundamentalismo”.

Y es que en este caso, sin leer el artículo, la imagen del iraní en el evento de ‘Ashûrâ es intencionada en función anexarse a una serie de términos manejados por los medios occidentales como terrorismo religioso, maltrato a la mujer o mutilación por Sharî’ah, desvirtuando en su total desconocimiento la significación de tal suceso.

Desde un punto de vista histórico, el martirio de Husain (P) ocurrido el 10 de Muharran del año 61 d. H (hacia el octubre del 680 d. C) es visto por los historiadores occidentales (y de este modo llega a las universidades) a modo de uno de tantos episodios de lucha de sucesión ocurridos en los primeros siglos del medioevo, comparándolo a hechos como las guerras acaecidas al morir el emperador Teodorico (526) en la Roma cristiana o las luchas en la China del 690 d. C al tomar el poder Wu Zhao ( sta es la mirada de un grupo amplio de historiadores de Oxford que siguen la escuela de Arnold J. Toynbee, como es el caso del historiador británico Paul Kennedy, o de corte positivista y trascendentalita, como puede ser la desarrollada por el muy divulgado historiador norteamericano Will Durant).

Otros solamente ven el punto de ruptura política que marcará a los movimientos de insurrección antioméyicos que darán fin a este califato en el 132 d. H -750 d. C ( esta es la visión de las escuelas de tendencia marxista como la Annales de Francia). Un tercer grupo lo visora en el plano de la epopeya simbólica, haciéndolo emular con los relatos sánscritos del Ramayana , o viendo una especie de fusión cultural irania entre los relatos del ¨Shahnameh¨ de Ferdusí y las narraciones de los eventos de Karbalá ( esta línea fue tomada por los historiadores de las religiones que seguían el paradigma del Círculo de Eranos ).

Todos ellos no perciben la verdadera dimensión nacida del funesto evento de Karbalâ que marca una creciente, no solo social sino en su mayor medida espiritual, que en este siglo XXI es tan viva y sentida como ningún hecho, ni siquiera en la etapa contemporánea. Las imágenes de las Husanîyas en ‘Ashûrâ que nos brindan documentales y reportajes realizados por occidentales y que se visualizan en las casas de altos estudios de antropología o en noticieros televisivos son traducidos por ellos como ejemplos de lo que el fanatismo religioso puede derivar, queriendo demostrar sobre un manto teórico la existencia de bajas mentalidades civilizatorias en análisis de la conmensurabilidad o inconmensurabilidad de los sistemas de creencias, de entendimiento de las creencias y comportamientos aparentemente irracionales.

Todo validaría las tendencias de análisis del choque de civilizaciones, puesta en boga por Samuel Huntington, donde una civilización islámica irracional se enfrentaría a la racional, tecnológica y democrática sociedad occidental. Se carece entonces de dos elementos de comprensión: uno, de la real dimensión histórica del hecho y el otro de la experiencia interior que provoca el luto al Imam Husain (P).

Shafaqna: ¿Cómo podrían las enseñanzas del Imam Hussain y la Cultura de Ashura ayudar a la gente moderna?

Cruz: A raíz de lo antes expuesto mi labor ha sido llevar el conocimiento real de ‘Ashûrâ a los espacios académicos e interreligiosos. En estos momentos aprovechando el empleo de las redes sociales, tenemos un sitio wed donde dialogamos con personas de diversas religiones e ideologías sobre el evento de ‘Ashûrâ y su alto valor en la historia de la humanidad.

Shafaqna: ¿Qué influencia tiene el mensaje de Ashura en su vida personal y social?

Cruz: La tragedia de Karbalâ nos enseña, entre otras cosas, que el hombre ha de pelear con fuerza y pasión para preservar los valores humanos y divinos. Dicho sacrificio se transforma en sacro paradigma que a medida en que se descubre sin los velos del fenómeno histórico en sí, mostrará un sendero espiritual singular, que puede servir de lección al hombre actual sea o no creyente pero que sea capaz de poseer libertad, de razonar y de sentir por sí mismo sin medios que lo extravíe.

Shafaqna

visitas

Palabras clave de la nota



Si te gustó, te invitamos a compartirla


Comentarios
Tendencias
Podes seguir leyendo…
Palestina día a día
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra