Thu 30 de January de 2020 Medio Oriente

Jefe de la CIA vinculado a muerte de Soleimani muere en derribo de avión militar realizado por Talibanes

1024 576

El alto jefe de la CIA que orquestó el asesinato del general iraní, Qasem Soleimani, murió cuando un avión militar estadounidense se estrelló en territorio talibán en Afganistán, afirmó Teherán.

AnnurTV
AnnurTV
http://www.annurtv.com/nota/57217-norteamerica-jefe-de-la-cia-vinculado-a-muerte-de-soleimani-muere-en-derribo-de-avion-militar-realizado-por-talibanes.html
 Jefe de la CIA vinculado a muerte de Soleimani muere en derribo de avión militar realizado por Talibanes

Talibanes respaldados afirmaron el derribo de un avión de la CIA, que tenía logotipos de la Fuerza Aérea de los EE. UU. y del Comando de Combate Aéreo.

En un informe del martes, el medio de comunicación estatal iraní Mizan, entrevistó al portavoz del Poder Judicial de Teherán quien afirmó que Michael D’Andrea estaba entre los asesinados, así lo destaca.

Se dice que D’Andrea, el jefe de operaciones de la CIA contra Irán, Afganistán e Irak, planeó el asesinato del general iraní Qassem Soleimani, quien murió en un ataque con aviones no tripulados estadounidenses en Bagdad a principios de este mes.

El avión Bombardier E-11A que cayó en la provincia central de Ghazni era el comando móvil de la CIA para D’Andrea, según afirmó el sitio web Veterans Today y citando fuentes de inteligencia rusas, afirma que D’Andrea fue asesinado.

MICHAEL D’ANDREA

El espía murió en su ley

Teherán y Moscú afirmaron que un alto jefe de la CIA (Central Intelligence Agency) que organizó el asesinato del general iraní Qassem Soleimani y del líder terrorista iraquí Abu Mehdi al Muhandis, en Bagdad, murió cuando un avión militar estadounidense, Bombardier E-11A, se estrelló en territorio talibán en Afganistán. De acuerdo a los medios de comunicación iraníes, en el avión viajaba, entre otros, el espía Michael D’Andrea, informó el sitio web Veterans Today.

La Fuerza Aérea estadounidense (USAF) perdió en Afganistán un avión Bombardier BD-700 que contenía un sistema de comunicaciones matrícula 11-9358 E-11A asignado al programa BACN( Battlefield Airbonorne Communications Node).

La unidad estaba asignada al Escuadrón Expedicionario 430 de Combate Electrónico (430th EECS) que opera exclusivamente desde el aeropuerto de Kandahar, según fuentes de los veteranos de guerra estadounidenses.

El Bombardier BD-700 fue seleccionado como plataforma para el sistema E-11 a causa de su elevado techo de servicio (superior a los 51.000 pies o 15.544,8 metros) y su autonomía superior a las 12 horas de vuelo.

El portavoz de las fuerzas de USA en Afganistán, el coronel Sonny Leggett, ha confirmado la pérdida del avión militar estadounidense aunque descartó que la aeronave fuese derribada.

«El bombardero E-11A se estrelló hoy (27/01) en la provincia de Ghazni, Afganistán. Mientras que la causa del siniestro está bajo investigación, no hay indicios de que el siniestro fuera causado por fuego enemigo. Proporcionaremos información adicional cuando esté disponible«, informó Leggett en su cuenta oficial de Twitter.

Pero antes un jefe suyo había negado todo el incidente: ¿a quién creer?

La provincia Gazni, ubicada en el centro de Afganistán, es conocida por su capital, también Gazni, que fue un gran centro budista antes y durante el siglo VII d. C. 

En el 683, las fuerzas árabes, al mando de Yaqub Saffari de Zaranj, introdujeron por la fuerza el islam en la región. 

Después de la reconstrucción de la ciudad por el hermano de Yaqub, fue la deslumbrante capital del Imperio gaznávida hasta 1160, abarcando todo el norte de India, Persia y Asia Central. 

Los gaznávidas llevaron el islam a India y retornaron con fabulosas riquezas obtenidas de templos y príncipes indios. Visitantes contemporáneos comentaban las maravillas de Gazni.

La capital fue arrasada en 1151 por el gurida Alaudin pero fue hecha capital secundaria en 1173. Y la devastó Ogodei, hijo de Gengis Kan, en 1221.

Hoy día tiene unos 160.000 habitantes y conecta con las carreteras a Kabul, Qalāt-e Ġilzay y Gardez.

Militantes del movimiento talibán señalaron que ellos derribaron el avión militar. 

Un portavoz talibán citado por el canal Al Arabiya ha indicado que a bordo del aparato viajaban «oficiales de alto rango» de las fuerzas militares estadounidenses, y todos ellos «murieron en el acto».

Los periodistas locales filmaron y fotografiaron escombros carbonizados de la aeronave, aunque su parte trasera quedó casi intacta tras el impacto.

Además, en el lugar fueron observados unos documentos, que sufrieron daños menores tras el siniestro. Es posible que para varios servicios de inteligencia del planeta, esos documentos resulten importantes.

El viajero polémico

De acuerdo a fuentes militares iraníes y periodísticas rusas, en el avión viajaba, entre otros, Michael D’Andrea, un personaje muy importante en el organigrama de la Central Intelligence Agency (CIA) en las zonas ‘calientes’ del planeta.

D’Andrea fue un agente de la CIA a mando de Operaciones Encubiertas contra Irán.

A ese cargo llegó con su fama de haber sido un personaje importante en la búsqueda de Osama bin Laden, y haber dirigido la campaña de asesinatos selectivos mediante drones.

Apodado ‘el Príncipe Oscuro’ o ‘Ayatollah Mike’, D’Andrea tenía fama de implacable y por ese motivo le pusieron a cargo del plan de desestabilización de Irán.

Si es cierto que iba en el avión derribado, se desconoce qué estaba haciendo él de regreso en Afganistán.

D’Andrea fue la inspiración para el personaje «El Lobo«, en la película ‘La Noche Más Oscura’, de Kathryn Bigelow (Zero Dark Thirty), acerca de la inteligencia previa y el asalto de las fuerzas de operaciones especiales que ejecutó a Osama bin Laden. 

El actor Fredric Lehne es ‘el Lobo’ (Michael D’Andrea).

La bio

D’Andrea creció en el norte de Virginia, el estado donde se encuentra la sede de la CIA. D’Andrea se entrenó en 1979 en la base conocida como Camp Peary, y dicen que no impresionó. Sin embargo, ingresó al servicio activo, estuvo en África -apareció como funcionario del servicio exterior en la Embajada de USA en Dar es Salaam, Tanzania– y en algún momento conoció a su mujer, Faridah Currimjee D’Andrea. Para casarse con Faridah, él se convirtió al Islam.

Luego D’Andrea permaneció en la base clandestina en El Cairo (Egipto), dónde llegó a jefe de estación, y luego en Bagdad (Irak).

Se le atribuyó haber sido uno de los oficiales de la CIA que fallaron en seguir a Nawaf al-Hazmi, quién más tarde participaría en los atentados del 11/09/2001.

De todos modos, en 2006 él llegó a jefe del Centro de Lucha contra el Terrorismo, reemplazando a Robert Grenier, y estuvo 9 años, liderando gran parte de la ‘guerra sucia’ de la CIA. 

D’Andrea decidió lanzar centenares de ataques con drones estadounidenses en Pakistán y Yemen, y defendió este programa ante el Congreso de USA. Precisamente un misil desde un dron liquidó al general iraní Soleimani y otros, estando D’Andrea a cargo de la operación en Irán.

En el pasado, D’Andrea supervisó los interrogatorios de Abu Zubaydah, Abd al-Rahim al-Nashiri y Khalid Shaikh Mohammed, considerados sesiones de tortura en un informe del Senado estadounidense. 

Según diversas fuentes, él estuvo involucrado en el asesinato del miembro de Hezbollah, Imad Mughniyah, en Damasco, Siria. 

La CIA sostenía que Mugníyah había promovido la masacre de 1983 en el Líbano (un camión cargado de explosivos impactó contra el cuartel general de los marines en Beirut, provocando la muerte de 241 marines y 58 paracaidistas), aunque el Financial Times atribuyó el ataque a la Yihad Islámica, y no a Hezbollah.

En Afganistán, donde finalmente murió, D’Andrea fue uno de los responsables de un error enorme: el ataque al Campamento Chapman en Khost, cuando 7 agentes de la CIA fueron asesinados por un terrorista suicida, que presuntamente iba a aportar información clasificada sobre ISIS de Pakistán.

El secreto

La identidad de los encargados de operaciones encubiertas es un secreto de la CIA. Su revelación pondría en peligro a los afectados y permite a los servicios de contrainteligencia extranjeros elaborar hipótesis de redes de contacto, afirma la teoría. 

Por estes motivo, la identidad no llega a los medios de comunicación, excepto cuando hay causas penales graves abiertas. 

Pero en 2015, The New York Times publicó el nombre de Michael D’Andrea.

Las operaciones con drones eran cada vez más intensas, matando a cientos de inocentes. En el Valle de Shawal, en Pakistán, los misiles de un dron contra una guarida de Al Qaeda también mató a 2 cautivos occidentales: el estadounidense Warren Weinstein y el italiano Giovanni Lo Porto.

Fue un claro error de cálculo de la CIA (no fue el primero ni el último del mencionado D’Andrea, muy desprolijo siempre con los ‘daños colaterales’), y The New York Times decidió publicar el nombre de quien ocupaba la jefatura del Centro de Contraterrorismo, Michael D’Andrea, porque él había dado la orden y, por tanto, él debía responder por sus actos.

La Administración Barack Obama criticó a The New York Times y ningún otro medio reprodujo el dato pero la CIA tuvo que relevarlo de Afganistán. Pero el NYT no silenció su indignación.

“Simplemente no hay excusa al exponer los nombres de quienes participan en operaciones encubiertas. Son personas que arriesgan su vida por nuestra nación y cuyo anonimato es tan crítico para nuestra seguridad como el chaleco antibalas para un soldado de infantería”, escribió el tan previsible Marc Thiessen, ex redactor de discursos de George W. Bush, y del exsecretario de Defensa, Donald Rumsfeld, en defensa del espía.

El liderazgo del programa de drones pasó a Chris Wood, y D’Andrea fue asignado a la búsqueda de Osama bin Laden.

Su tarea fue exitosa al contribuir a consolidar la hipótesis de que Osama podría estar en Abbottabad, Pakistán.

Final

La televisión estatal de Irán (Canal 1) difundió la noticia del avión derribado en Afganistán por el Talibán con la foto del actor Fredric Lehne en «Zero Dark Thirty» para ilustrar quién era D’Andrea.

Irán ha insistido, aunque USA se negó a confirmar, que Michael D’Andrea estaba en el avión que cayó.

De todos modos, todavía la televisión iraní no proporcionó alguna evidencia. Todo depende de la información de campo que se haya reunido en Afganistán.

Si D’Andrea cayó en el avión, murió en su ley: en Afganistán y derribado probablemente por un misil.

Ahora bien, Veterans Today exhibe las contradicciones:

> Para USA, murieron los 5 que iban en el avión,
> Para el Talibán, muriron los 6 a bordo,
> Para la policía afgana, murieron los 4 y hay 2 desaparecidos.

¿Cuál es la verdad?

Para el Pentágono no era un avión de comunicaciones sino un avión convencional pero luego mutó en avión espía.

También ahora niega que los talibanes que subieron a las redes sociales los videos de accidentes hayan existido de verdad.

Las fotos muestran 2 cuerpos, ¿podría USA reclamar 2 muertos si iban 5 viajeros?

Es cierto que viajaba gente de la CIA pero también 2 pilotos de la Fuerza Aérea. 

Fuentes talibanes afirman que retienen prisioneros estadounidenses sobrevivientes del accidente. 

Luego ocurre un ‘apagón de noticias’ del que sale la agencia Reuters:

«Zabiullah Mujahid, un portavoz talibán, dijo que las fuerzas afganas respaldadas por el apoyo militar de USA habían tratado de controlar el área alrededor del avión estrellado y se enfrentaron con combatientes del grupo militante islamista».

El intento fue rechazado, dijo a Reuters, pero los talibanes permitirían el acceso de un equipo de rescate para recuperar cuerpos del lugar del accidente.

«Los combatientes talibanes en tierra contaron 6 cuerpos en el lugar del accidente aéreo de USA», dijo, y agregó que si bien podría haber habido más viajeros, el grupo militante no podía estar seguro, ya que el fuego redujo todo a cenizas».

El avión derribado en #Afghanistan es un Bombardier E-11A: no es un avión Northrup Grumman o un avión Boeing, ya que algunos no han leído por error los artículos publicados durante todo el día y también parece ser una versión para pasajeros, no una versión de vigilancia, como afirma hoy el Pentágono.

Al examinar los videos y fotos del sitio del accidente E-11 de la USAF, está 100% seguro de que fue filmado ‘down’. Existen numerosos pinchazos de metralla que son comunes con los misiles tierra-aire. #Taliban ahora tiene acceso al sistema SAM de especificaciones completas, no solo Manpads muy preocupante y alarmante.

Fuente: RL

visitas

Notas relacionadas



Palabras clave de la nota



Si te gustó, te invitamos a compartirla


Comentarios
Tendencias
Podes seguir leyendo…
Palestina día a día
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra