Thu 12 de March de 2020 Medio Oriente

La pugna de Bin Salman por seguir al frente de la dictadura saudí

1024 576

Lanzada al mismo tiempo que la guerra del precio del petróleo, la reciente incursión contra varios príncipes y jefes de seguridad sauditas marca el punto de partida de una mayor sacudida del sector de la defensa que está a punto de desarrollarse.

AnnurTV
AnnurTV
http://www.annurtv.com/nota/57599-arabia-saudita-la-pugna-de-bin-salman-por-seguir-al-frente-de-la-dictadura-saudi.html
La pugna de Bin Salman por seguir al frente de la dictadura saudí

De acuerdo con Intelligence Online, sitio especializado en asuntos de inteligencia, la última campaña de arrestos contra varios príncipes y dirigentes de seguridad sauditas, que coincide con el lanzamiento de la guerra del precio del petróleo, marca el comienzo de cambios dentro del sector militar y de defensa, que están a punto de desarrollarse.

El sitio web, citando a sus fuentes, señala que entre las instituciones que se verán afectadas por los cambios de sus altos cargos se encuentran la Autoridad General de Industrias Militares y la Corporación de Industrias Militares de Arabia Saudita. 

El portal de noticias y análisis se enteró de que Andreas Schwer, presidente alemán de la Compañía de Industrias Militares de Arabia Saudita, dejará su cargo y que el Príncipe Heredero, Mohammed bin Salman, está buscando una figura del reino para reemplazarlo y que esté en línea con su estrategia para hacer posible que Arabia Saudita se autoabastezca a nivel económico y administrativo. 

Entre los candidatos para suceder a Schwer están Ghassan bin Abdul Rahman Al-Shibl y Mohammad bin Saleh Al-Adel, segundo en rango de la Autoridad General de Industrias Militares.

El sitio dice que, aunque Arabia Saudita liderará estos dos organismos en el futuro, continuarán dependiendo de asesores extranjeros a todos los niveles, especialmente de Sudáfrica, Estados Unidos, Gran Bretaña e incluso Francia.

La fuente señala que estas enmiendas apuntan a dar un nuevo impulso al desarrollo de un sector de defensa productivo en Arabia Saudita. Además del turismo, el sector de la defensa es uno de los pilares de la estrategia de diversificación económica desarrollada por Mohammed bin Salman. 

Sin embargo, su estrategia está esforzándose para arrancar, pero aún no está claro si la guerra petrolera anunciada recientemente por Riad le mejoraría o no esa situación.

En la amarga lucha por el dominio saudita, Bin Salman golpea primero

Por otro lado, apunta The Guardian, Bin Salman controla la seguridad, la inteligencia y la capacidad militar del reino. Ningún otro príncipe puede movilizar suficientes tropas para marchar sobre el palacio y deponer a un hombre con los poderes coercitivos del estado a su disposición.

Es más probable que los príncipes detenidos planeen retirar su apoyo si Mohammed se convierte en rey. Para ascender al trono, buscará el bay'ah, el juramento de lealtad prestado por los príncipes de mayor rango representados en el comité de lealtad de 33 miembros que estableció el Rey Abdullah en 2008.

Tanto Ahmed bin Abzul Aziz como Muhammad bin Nayef son miembros de este comité, y es probable que el Príncipe Mohammed sepa que no se apresurarán a ofrecer su apoyo. Aunque el joven príncipe no necesita técnicamente el sello de aprobación para convertirse en rey, estará aislado sin él, y su gobierno carecerá de la legitimidad esencial para una sucesión sin problemas.

Según The Guardian, más arrestos no ofrecerán ninguna protección contra esta crisis de liderazgo. Bin Salman se encuentra en el centro de una lucha que comenzó con sus predecesores. Los sucesivos reyes han gobernado Arabia Saudita como su propio feudo privado, negando a los ciudadanos sauditas el derecho a desempeñar cualquier papel en los asuntos internos y externos del país.

La familia real saudita ha hecho retroceder las demandas de transformar la monarquía absoluta en una monarquía constitucional, con una asamblea nacional elegida y un gobierno que pueda hacer frente a los vacíos de poder y las luchas de liderazgo dentro de la casa real.

Aunque el príncipe se forjó una reputación de joven modernizador, ganándose el favor de los medios de comunicación occidentales como un monarca que podía liberar a Arabia Saudita de los grilletes del conservadurismo religioso, el estancamiento económico y una economía controlada por el Estado, su idea del progreso siempre tuvo dos caras.

Bin Salman permitía que las mujeres condujeran, mientras presidía las detenciones de activistas de los derechos de la mujer y la criminalización del feminismo. Prometió reformas religiosas y la liberalización social, mientras detenía a cientos de eruditos, activistas e intelectuales religiosos.

El joven príncipe silenció los debates dentro del reino y persiguió a sus críticos en el extranjero. El brutal asesinato del periodista Jamal Khashoggi fue el último golpe que hizo añicos su reputación internacional, mientras que su decisión de llevar a cabo una desastrosa guerra en Yemen ha avergonzado a sus aliados occidentales, que siguen vendiendo armas a Arabia Saudita.

Sin embargo, su propaganda en el extranjero y el despliegue de grupos de reflexión que promueven sus intereses  y blanquean su reputación entre la élite política occidental, aseguraron que seguirá  siendo el candidato preferido de Donald Trump.

Sus otros aliados occidentales, sobre todo Gran Bretaña y Francia, hicieron la vista gorda ante los escándalos del príncipe, ya que siguió prometiéndoles inversiones y ventas de armas. Cuando se enfrentaron a la elección entre el comercio o las sanciones, los gobiernos occidentales optaron por lo primero, guardando silencio sobre el historial de Arabia Saudita en materia de represión interna, su guerra en el Yemen y la fractura del consenso entre los países del Golfo tras la disputa de Arabia Saudita con Qatar en 2014.

La actual crisis de liderazgo es una clara señal de que el futuro de la reforma en Arabia Saudita sigue siendo ambiguo en el mejor de los casos. Sin un consenso sobre sus reformas y políticas exteriores e internas, el Príncipe Mohammed ha recurrido a la represión. A medida que el joven príncipe intenta reforzar su poder, podemos esperar más arrestos, concluye The Guardian.

Fuente: Al Mayadeen

visitas

Notas relacionadas



Palabras clave de la nota



Si te gustó, te invitamos a compartirla


Comentarios
Tendencias
Podes seguir leyendo…
Palestina día a día
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra