Vie 03 de abril de 2020 Curiosidades

El Covid-19 está agudizando las contradicciones internas y externas de EEUU

1024 576

Por Esteban Arango para alainet.

AnnurTV
AnnurTV
http://www.annurtv.com/nota/57822-curiosidades-el-covid-19-esta-agudizando-las-contradicciones-internas-y-externas-de-eeuu.html
El Covid-19 está agudizando las contradicciones internas y externas de EEUU

Entre los cambios que ha traído la pandemia de Covid-19 hay dos bastante visibles que muestran las consecuencias que dicha pandemia está generando en Estados Unidos, tanto en su frente interno como externo. Por una parte, se puede percibir que la pandemia está siendo usada por los partidos de ese país con fines políticos, lo que ha generado tensiones internas entre demócratas y republicanos Por otra parte, resulta también evidente que la aparición en la escena mundial del coronavirus ha agudizado las tensiones entre Estados Unidos y China. De esta manera, como lo han señalado otros analistas, estamos siendo testigos de una nueva fase en las relaciones de estos países, caracterizada por la agudización de la lucha entre ambos. Esto último debido a que ya no solo se limita a una guerra comercial, también se trata de una lucha ideológica. ¿Estamos presenciando el nacimiento de un nuevo marco bipolar como el de la pasada Guerra Fría?

 

Contradicciones internas: la agudización de la lucha política en Estados Unidos

 

En su artículo “Inaccurate Virus Models Are Panicking Officials Into Ill-Advised Lockdowns” (2020), Madeline Osburn, editora del medio alternativo conservador The Federalist, señalaba que el modelo que se está usando para predecir el rumbo de la pandemia no es un modelo fiable: “Uno esperaría que nuestros líderes tomaran decisiones tan importantes basadas en datos bien analizados y análisis estadísticos. Ese no es el caso” (párr.1)[i] El motivo de esta desconfianza hacia dicho modelo, denominado COVID Oct. Now, es que muchas de sus predicciones no se han cumplido hasta ahora: “Un mapa interactivo proporciona a los usuarios un pronóstico catastrófico para cada estado, en caso de que esperen para implementar las medidas estrictas sugeridas por COVID Act Now para aplanar la curva. Pero una mirada más cercana a cuántas de las predicciones de COVID Act Now ya se han quedado cortas (...) sugieren algo más siniestro” (párr.3)[ii]. Esto es preocupante, pues estas predicciones no solo influencian a millones de usuarios que comparten los gráficos de COVID Act Now en sus redes sociales; su influencia sobre los gobiernos también es considerable: “Los modelos se comparten en las redes sociales, noticias, informes y encuentran camino en las decisiones diarias de los funcionarios” (párr.8)[iii].  

 

Otro factor que también influye en los ciudadanos es que tales predicciones erróneas han generado pánico colectivo debido a las cifras exageradas y los escenarios apocalípticos augurados, que no se han cumplido. Por ejemplo, según este modelo, la cifra de neoyorquinos hospitalizados para el 19 de marzo sería de 5.400 ciudadanos, pero la cifra de hospitalizados para la fecha fue aproximadamente de 750: “En Nueva York, Covid Act Now afirmó que casi 5,400 neoyorquinos habrían sido hospitalizados antes del 19 de marzo. El número real de hospitalizaciones es de alrededor de 750”[iv] (párr.10).  El modelo también falló en sus predicciones sobre el Estado de Florida: “En Florida el Covid Act Now predijo que para marzo 19 el Estado alcanzaría 400 hospitalizaciones. En marzo 19, el gobernador Ron DeSantis dijo que 90 personas estaban hospitalizadas” (párr.12). Igualmente, el modelo se equivocó en el caso del Estado de Georgia: “En Georgia, Covid Act Now predijo 688 hospitalizaciones para marzo 23. Para esa fecha, tenían alrededor de 800 casos confirmados en todo el Estado y menos de 300 hospitalizados” (párr. 11). En general, las predicciones del modelo Covid Act Now fallaron en varios Estados, incluyendo Oklahoma y Virginia: “Los modelos Covid Act Now en otros Estados, incluyendo Oklahoma y Virginia, estaban también bastante alejados de la realidad en sus predicciones” (párr.13).

 

Sin embargo, lo más preocupante es el grupo de personas que estaría detrás de este modelo defectuoso. Según Madeline Osburn, la autora del artículo, los creadores de este modelo son políticos, activistas y patrocinadores del Partido Demócrata, vinculados a la excandidata Hillary Clinton:

 

 Los fundadores del sitio incluyen al representante demócrata Jonathan Kreiss-Tomkins y tres trabajadores tecnológicos y activistas demócratas de Silicon Valley, Zachary Rosen, Max Henderson e Igor Kofman, que también son donantes de varias campañas y organizaciones políticas demócratas desde 2016. Henderson y Kofman donó a la campaña de Hillary Clinton en 2016, mientras que Rosen donó al Comité Nacional Demócrata, a la ya ex representante demócrata Katie Hill y a otros candidatos demócratas. Antes de construir el sitio web de COVID Act Now, Kofman creó un juego en línea diseñado para recaudar $ 1 millón para el eventual candidato demócrata 2020 y derrotar al presidente Trump. El sitio web del juego ahora está inactivo. (párr.17)[v].

 

¿Qué razones podría tener el Partido Demócrata y sus patrocinadores para crear una herramienta defectuosa que solo ha generado más pánico que buenos resultados? Según la autora del artículo el objetivo “nunca fue proporcionar información precisa, sino asustar a los ciudadanos y funcionarios del gobierno para que implementaran medidas precipitadas y draconianas.” (párr.18)[vi]. Dichas medidas draconianas, lejos de buscar preservar la salud de los ciudadanos, lo que buscan es crear las condiciones óptimas para introducir proyectos de ley antipopulares:

 

Los demócratas no van a desperdiciar una oportunidad política tan rica como una pandemia global. Los estadounidenses ya fueron testigos del intento de la Presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y de los Demócratas de la Cámara, de aprovechar una recesión económica con un proyecto de ley de socorro a los oleoductos esta semana. Proyectos como COVID Act Now son otro intento de jugar los mismos juegos políticos, pero con la ayuda de activistas demócratas desconocidos y detrás de escena. (párr.22)[vii]

 

Evidentemente, los intentos del Partido Demócrata de sacarle provecho a la pandemia están agudizando las contradicciones políticas en Estados Unidos. Y aunque no es posible afirmar que el Partido Demócrata deliberadamente creó el modelo Covid Act Now para generar una atmósfera de pánico colectivo, la falsa noticia propagada por el medio liberal Politico, en la que acusaba a Trump de afirmar que el coronavirus era un “engaño” de los demócratas, solo refuerzan esa idea. En realidad, estos actos de los demócratas y sus medios le dan la razón a Trump, quien realmente dijo que la politización de la pandemia por parte del Partido Demócrata era un engaño. Así lo expone Tristan Justice en un artículo suyo, también publicado en The Federalist: “Trump llamó al coronavirus, 'su nuevo engaño', escribieron los autores, incluso después de escribir una transcripción breve y precisa del discurso del presidente, en el que Trump claramente llamó a la politización de la pandemia por los demócratas el "engaño" y no al virus en sí mismo” (párr.2-3)[viii].

 

 En otras palabras, lo que esta pandemia ha generado es mayor polarización política, en un país que ya estaba bastante polarizado. La reacción de los sectores conservadores, como la expresada en los artículos de Madeline Osburn y Tristan Justice, así lo indica. Pero no solo la prensa conservadora ha reaccionado. Es conocida la postura del representante republicano Ron Paul, quien también se opuso a las medidas draconianas, a las que considera una amenaza a las libertades. En su artículo “Be wary of overreaching government responses to coronavirus” publicado el 16 de marzo, decía:

 

Sin duda la gente morirá de coronavirus. Aquellos en categorías vulnerables deben tomar precauciones para limitar su riesgo de exposición. Pero hemos visto esta película antes. El gobierno exagera una amenaza como excusa para despojarnos más de nuestras libertades. Sin embargo, cuando termina la “amenaza”, nunca nos devuelven nuestras libertades. (párr.11)[ix].

 

En general, la actitud de los sectores conservadores hacia las medidas adoptadas para controlar la pandemia ha sido de escepticismo. Basta con echarle una ojeada a la mayoría de comentarios en los foros de algunos medios para advertir hasta qué punto una gran parte desconfía de las verdaderas intenciones de los demócratas. Y tal percepción parece ser mayoritaria, como lo reveló la encuesta nacional publicada el 24 de marzo en la que el 54% de estadounidenses aprueba el manejo que Trump le ha dado a la pandemia. Esta última, una encuesta que, según The Washington Times, ha sido corroborada por la realizada por el medio liberal ABC: “Los hallazgos son similares a una encuesta de ABC News publicada la semana pasada que revela que el 55% de los estadounidenses aprobó la respuesta de Trump a la crisis del coronavirus.” (párr.6)[x].

 

Como es de esperarse, la respuesta de los demócratas a estas encuestas ha sido, como siempre, su proverbial arrogancia frente a las mayorías. Lo vemos en la cobertura que le dio a la encuesta el canal CBS: “CBS este martes en la mañana ignoró los hallazgos de su propia encuesta sobre el coronavirus y el manejo del mismo por parte del gobierno (…) La red permitió unos escasos 10 segundos para la noticia de que una mayoría, 53 por ciento, aprueba la respuesta del presidente.” (párr.7)[xi]. Así las cosas, es muy probable que las contradicciones internas en Estados Unidos sigan agudizándose. Mientras los políticos y sus medios asociados aprovechen la crisis generada por la pandemia para buscar ventajas sobre sus contendores, las posturas encontradas de ambos bandos, demócratas y republicanos, se distanciarán cada vez más, y la división será más notoria. En particular, porque hay otro factor que también incide en la situación doméstica. Este factor es externo y tiene que ver con la agudización de las contradicciones entre Estados Unidos y China, que, con la pandemia de Covid-19, han entrado en una nueva fase.  

 

Contradicciones externas: el recrudecimiento de la guerra fría entre Estados Unidos y China

 

En su análisis sobre las tensiones entre Estados Unidos y China, Alexander Mercouris, jefe editor del medio alternativo The Duran, recreaba el curso de las relaciones entre ambos países, desde su normalización en la década del 70 con la visita de Nixon y Kissinger a China, el vínculo económico que se forma entre ambas economías en los ochentas y noventas, hasta el momento actual caracterizado por las crecientes tensiones entre ambas superpotencias. Su conclusión es bastante pesimista. Según él lo que estamos presenciando es un recrudecimiento de la guerra fría entre Estados Unidos y China: “Por lo tanto, lamentablemente, estamos cavando en una situación en la que estos dos países no solo se ven como adversarios en el comercio, la economía y la geopolítica. Están empezando a pensar en sí mismos, o más bien se están considerando, cada uno, como enemigos también.”[xii] (min: 10:02) El motivo de que las tensiones se hayan agudizado es que ahora la guerra no es solo comercial; el éxito de los resultados de China, donde se logró controlar la pandemia, y el posterior desplazamiento del foco de Covid-19 hacia Europa, le dio al gobierno chino la oportunidad de hacer una exposición de su soft power en el mismo corazón de Occidente, enviándole así un mensaje al resto del mundo. En general, tales hechos han sido interpretados como una muestra de la decadencia del Occidente capitalista, -y, en particular, de la OTAN-y la emergencia del modelo socialista chino a nivel global. Así lo expone Kishore Mahbubani, en un artículo reciente de Franco Vielma: “El coronavirus solo acelera un cambio que ya había comenzado: de una globalización centrada en Estados Unidos a una globalización más centrada en China.” (párr.26). De esta manera, lo que empezó como una guerra económica ha evolucionado en una guerra ideológica, pues ahora Estados Unidos y China están empeñados en demostrar que su sistema es el mejor. En palabras de Alexander Mercouris: “La otra cosa que está sucediendo, y de nuevo es muy parecida a la primera Guerra Fría, es que cada parte ha reclamado la superioridad de su sistema en la forma en que manejan esta crisis.”[xiii] (12:20).

 

Por su parte, Sumantra Maitra en un reciente artículo publicado en The Federalist también considera que la pandemia traerá una reconfiguración del mundo, ya que los Estados Nacionales se fortalecerán y la globalización sufrirá un repliegue: 

 

Sobre esto, algunas observaciones son notablemente similares desde la izquierda y la derecha. Por ejemplo, en estas páginas, Ben Domenech argumentó que la crisis del coronavirus hará que el nacionalismo reaparezca nuevamente: "Espero que estemos a punto de entrar en un período del aislacionismo más sostenido, el verdadero aislacionismo, que hemos visto en un siglo". El mensaje chino "es racista hablar sobre hacer sus productos farmacéuticos en otro lugar" no volará. La intensificación de la guerra comercial con China y la retirada de productos esenciales para los países aliados y Estados Unidos se acelerarán. (párr.10).

 

De otro lado, y al igual que Alexander Mercouris, Sumantra Maitra considera que la guerra ya no es solo comercial, también es una guerra ideológica: “El poder económico e ideológico, la influencia y el alcance de China deben ser contrarrestados”[xiv] (párr.23), dice.

 

Lo anterior a su vez señala cómo se perciben las tensiones entre China y Estados Unidos desde una óptica conservadora. Desde esta perspectiva, China es un peligro para Estados Unidos: “Es iluso no considerarlo un poder hostil decidido a vaciarnos desde adentro”[xv] (párr.23). En cuanto a sus contendores demócratas, con sus políticas “identitarias” y “antipatrióticas” estos no han hecho otra cosa que debilitar al Estado: “Los efectos de la educación superior tóxica y las políticas de identidad antipatrióticas han debilitado la cohesión social, como es evidente en los Estados Unidos y el Reino Unido en los últimos días.” (párr.18)[xvi]. Así, a las razones mencionadas anteriormente, y que estarían detrás de las contradicciones internas entre demócratas y republicanos, habría que añadirle la influencia externa de las tensiones entre Estados Unidos y China. La lectura que hace Maitra señala en esa dirección.

 

En general, las consecuencias de la pandemia de Covid-19 para Estados Unidos son negativas. En el ámbito doméstico esta ha pandemia agudizado las contradicciones entre demócratas y republicanos, debido, en gran parte, al manejo que se le ha dado. Y en ámbito de la política externa, ha traído un deterioro de las relaciones entre Estados Unidos y China que augura un nuevo marco bipolar.  

 

 

Trabajos citados

 

Harper, Jennifer (2020) “Majority of Americans give Trump thumbs-up for coronavirus response: Poll” The Washington Times https://www.washingtontimes.com/news/2020/mar/24/majority-of-americans-give-trump-thumbs-up-for-cor/

 

Justice, Tristan (2020) “Politico Still Hasn’t Issued Correction For False Reporting On Trump Coronavirus Hoax Comments” The Federalist. https://thefederalist.com/2020/03/03/politico-still-hasnt-issued-correction-for-false-reporting-on-trump-coronavirus-hoax-comments/

 

Maitra, Sumantra (2020) “Coronavirus Is The World´s Biggest Stress Test Since World War II, The Federalist. https://thefederalist.com/2020/03/26/coronavirus-is-the-worlds-biggest-stress-test-since-world-war-ii/

 

Osburn, Madeline (2020) “Inaccurate Virus Models Are Panicking Officials Into Ill-Advised Lockdowns” The Federalist. https://thefederalist.com/2020/03/25/inaccurate-virus-models-are-panicking-officials-into-ill-advised-lockdowns/

 

Paul, Ron (2020) “Be wary of overreaching government responses to coronavirus” The Press- Enterprise https://www.pe.com/2020/03/16/be-wary-of-overreaching-government-responses-to-coronavirus-ron-paul/?fbclid=IwAR2s_qU7TjTqkR_F9tKxUOuX7quu1td1DrMqLbVzZdlLgjF4mbuVJ0IHPLs

 

Vielma, Franco (2020) Covid-19: “Una crisis sanitaria que acelera la remodelación del mundo” Misión Verdad  https://medium.com/@misionverdad2012/covid-19-una-crisis-sanitaria-que-acelera-la-remodelaci%C3%B3n-del-mundo-f142e22823ee

 

The Duran (2020) “U.S. – China Cold War has officially started” Videoclip en línea. https://www.youtube.com/watch?v=RnIZqftyAUA

 

 

 

[i] En el original en ingles: “One would hope our leaders were making such major decisions based on well sourced data and statistical analysis. That is not the case” La traducción de la cita es del autor.

[ii] En el original en ingles: “an interactive map provides users a catastrophic forecast for each state, should they wait to implement COVID Act Now´s suggested strict measures to flatten the curve. But a closer look  at how many of COVID Act Now´s predictions have already fallen short (…) suggest something more sinister” La traducción de la cita es del autor.

[iii] En el original en ingles: “The models are being shared across social media, news, reports, and finding their way into officials´daily decisions” La traducción de la cita es del autor.

[iv] En el original en ingles: “In New York Covid Act Now claimed nearly 5,400 New Yorkers would´ve been hospitalized by March 19. The actual number of hospitalizations is around 750” La traducción de la cita es del autor.

[v] En el original en ingles: “Founders of the site include Democratic Rep. Jonathan Kreiss-Tomkins and three Silicon Valley tech workers and Democratic activists — Zachary Rosen, Max Henderson, and Igor Kofman — who are all also donors to various Democratic campaigns and political organizations since 2016. Henderson and Kofman donated to the Hillary Clinton campaign in 2016, while Rosen donated to the Democratic National Committee, recently resigned Democratic Rep. Katie Hill, and other Democratic candidates. Prior to building the COVID Act Now website, Kofman created an online game designed to raise $1 million for the eventual 2020 Democratic candidate and defeat President Trump. The game’s website is now defunct. traducción de la cita es del autor.

[vi] En el original en ingles: “the goal of COVID Act Now was never to provide accurate information, but to scare citizens and government officials into to implementing rash and draconian measures”. La traducción de la cita es del autor.

[vii] En el original en ingles: “Democrats are not going to waste such a rich political opportunity as a global pandemic. Americans already witnessed Speaker of the House Nancy Pelosi and House Democrats attempt to take advantage of an economic recession with a pipe-dream relief bill this week. Projects like COVID Act Now are another attempt to play the same political games, but with help from unknown, behind-the-scenes Democratic activists instead.” La traducción de la cita es del autor.

 

[viii] En el original en ingles: ““Trump called coronavirus, ‘their new hoax,’” the authors wrote, even after typing out a short, accurate transcription of the president’s speech, wherein Trump clearly called the Democrats’ politicization of the outbreak the “hoax,” and not the virus itself.” La traducción de la cita es del autor.

[ix] En el original en inglés: “Without question people will die from coronavirus. Those in vulnerable categories should take precautions to limit their risk of exposure. But we have seen this movie before. Government over-hypes a threat as an excuse to grab more of our freedoms. When the “threat” is over, however, they never give us our freedoms back.” La traducción de la cita es del autor.

[x] En el original en ingles: “The findings are similar to an ABC News survey released last week revealing that 55% of Americans approved of Mr. Trump’s response to the coronavirus crisis.” La traducción de la cita es del autor.

[xi] En el original en ingles:” CBS This Morning on Tuesday mostly ignored the findings of its own poll on the coronavirus and the government’s handling of it, (...)The network allowed a scant 10 seconds to the news that a majority, 53 percent, approve of the President’s response.” La traducción de la cita es del autor.

[xii] En el original en ingles: “So, we are unfortunately, we are dig into a situation where these two countries are not just seeing each other as adversaries in trade, in economics and in geopolitics. They are starting to think of themselves, of each other rather, as enemies also.” La traducción de la cita es del autor.

[xiii] En el original en ingles: “The other thing that´s happening, and this is again so like the first cold war, is that each side has been claiming the superiority of its system in the way that they handle this crisis” La traducción de la cita es del autor.

[xiv] En el original en ingles: “China´s economic and ideological power, influence, and reach need to be countered”La traducción de la cita es del autor.

[xv] En el original en ingles: “it is delusional not to consider it a hostile power determined to hollow us from within” La traducción de la cita es del autor.

 

[xvi] En el original en ingles: The effects of toxic higher education and unpatriotic identity politics have frayed social cohesion, as evident in the U.S. and U.K. in the last few days. La traducción de la cita es del autor.

 

 

Esteban Arango Montoya

Filólogo hispanista de la Universidad de Antioquia, Colombia. Ilustrador y crítico literario, es actualmente investigador y coordinador del Proyecto Académico Medellín Negro de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad de Antioquia.

Por Esteban Arango para alainet.

visitas

Palabras clave de la nota



Si te gustó, te invitamos a compartirla


Comentarios
Tendencias
Podes seguir leyendo…
Palestina día a día
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra