Sun 19 de July de 2020 Medio Oriente

¿Israel teme perder su influencia en los corredores de poder de Washington?

1024 576

Las autoridades israelíes temen una pérdida de influencia en Washington, especialmente en el partido demócrata, cuando faltan menos de cuatro meses para las elecciones presidenciales y el primer ministro Benjamín Netanyahu intenta aplicar la soberanía israelí sobre grandes extensiones de territorio de la Cisjordania ocupada.

 

AnnurTV
AnnurTV
http://www.annurtv.com/nota/58903-norteamerica-israel-teme-perder-su-influencia-en-los-corredores-de-poder-de-washington.html
¿Israel teme perder su influencia en los corredores de poder de Washington?

Las señales son más preocupantes que nunca. El 25 de junio casi 200 congresistas demócratas firmaron una carta en la que instaban a Netanyahu a no proceder con la anexión de Cisjordania acordada con el presidente Donald Trump, un gesto sin precedentes por el número de firmantes que fue recibido con consternación en Israel.

En la misiva los congresistas mostraban su "profunda preocupación" por la intención de Netanyahu y lo conminaban a "reconsiderar los planes" de la anexión. Lo más sorprendente es que entre los firmantes había muchos demócratas moderados que por primera vez osaban hablar en esos términos al primer ministro israelí.

Posiciones encontradas

Hace solo unos días, el principal grupo de presión pro-israelí, el AIPAC (American Israel Public Affairs Committee), informó a los congresistas que podían criticar públicamente el plan de anexión de Cisjordania, pero les recomendó que no fueran más allá de las críticas, es decir que no pusieran en marcha ninguna iniciativa concreta contra la anexión en el Congreso o el Senado.

Aunque del partido republicano han surgido voces contrarias al plan de anexión, el grueso de los congresistas republicanos está alineado con el presidente Trump en esa cuestión. Los republicanos siguen considerando a Israel como su más estrecho aliado y se benefician ampliamente de las generosas donaciones que reciben del lobby pro-israelí.

Dentro del partido Demócrata, el candidato Joe Biden tiene detrás una larga trayectoria de apoyo a Israel, y durante la campaña en curso ha vuelto a demostrarlo, si bien también se ha expresado, de una manera comedida, contra la anexión. Sin embargo, el partido Demócrata está más dividido que nunca en relación con Israel y los sondeos que vienen realizándose desde hace años corroboran una tendencia en ese sentido.

Numerosos notables demócratas electos en algunos estados, e incluso algunos congresistas de Washington, quieren acabar con el apoyo ciego a Israel y vincularlo a su comportamiento con los palestinos en relación a los derechos humanos, exigiendo el fin de la brutal ocupación militar y que se dé una oportunidad a los palestinos para que determinen su destino.

Los estadounidenses opinan

Estos planteamientos encuentran eco entre la población estadounidense en general, que cada vez está más polarizada en esta cuestión, una polarización que también se observa entre los jóvenes judíos de Estados Unidos. Un sondeo de Pew de 2016 ya indicaba que la simpatía hacia Israel había descendido a un 33% entre los votantes demócratas, mientras que entre los votantes republicanos era del 74%. En ambos casos mostraba una caída con respecto a sondeos anteriores.

Pero ese sondeo daba al mismo tiempo otra sorpresa imprevista al mostrar que prácticamente las simpatías hacia Israel (33%) y Palestina (31%) eran casi idénticas entre los votantes demócratas.

El siguiente sondeo de Pew, en enero de 2018, revelaba que entre los demócratas el apoyo a Israel había caído al 27%, un dato sin precedentes.

Los analistas señalan que la última generación de políticos demócratas, que tiene una gran influencia entre los jóvenes estadounidenses, es más progresista que la de los veteranos del partido y se identifica más con la causa palestina. Esta circunstancia suscita una honda preocupación entre los políticos israelíes que temen que la tendencia se consolide en los próximos años.

Algunos han observado que el comportamiento con respecto a Israel del partido Demócrata de hoy no tiene nada que ver con el de 1980, cuando el parlamento israelí votó la anexión del sector ocupado de Jerusalén, una acción que violó claramente el derecho internacional. Entonces los congresistas americanos temían perder su asiento si se expresaban contra la anexión, algo que hoy ha dejado de ser así.

 

Fuente: Sputnik

visitas

Palabras clave de la nota



Si te gustó, te invitamos a compartirla


Comentarios
Tendencias
Podes seguir leyendo…
Palestina día a día
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra