Vie 18 de septiembre de 2020 Curiosidades

Decir mentiras, el pan nuestro de cada día en la inteligencia y prensa de EEUU

1024 576

Cada varios días, la Inteligencia y los funcionarios estadounidenses emiten afirmaciones falsas sobre este o aquel país hostil y los medios continúan reproduciéndolas incluso aunque carezcan de lógica pura y de sentido.

AnnurTV
AnnurTV
http://www.annurtv.com/nota/59585-curiosidades-decir-mentiras-el-pan-nuestro-de-cada-dia-en-la-inteligencia-y-prensa-de-eeuu.html
Decir mentiras, el pan nuestro de cada día en la inteligencia y prensa de EEUU

El 27 de junio, The New York Times y The Washington Post publicaron noticias falsas sobre supuestos pagos rusos a los talibanes por matar a tropas estadounidenses.

Las historias aparecieron en las portadas de los medios.

Dos semanas después, se demostró que la historia no tenía fundamento y era una estupidez, pero no impidió que los demócratas en el Congreso, incluido el estafador de "Russiagate", Adam Schiff, fanfarronearan al respecto y pidieran reuniones informativas inmediatas y más sanciones contra Rusia.

Un día después de publicada la acusación principal, la noticia murió. 

El 2 de julio, apenas una semana después de su lanzamiento, la historia fue declarada muerta, pese a lo cual los demócratas continuaron usándola para atacar a Donald Trump.

En estos días, el comandante de las fuerzas estadounidenses en el Medio Oriente, Frank McKenzie, clavó una estaca en el corazón del cadáver de la historia original, al decir que una revisión detallada de toda la inteligencia disponible no pudo corroborar la existencia de tal programa.

“Simplemente no se ha probado con un nivel de certeza que me satisfaga", dijo a NBC News el comandante del Comando Central de Estados Unidos.    

Pero cuando un zombie de noticias falsas muere, otros resucitan. 

La estenógrafa de Inteligencia de Politico, Natasha Bertrand, remitió la siguiente información: “El gobierno iraní está sopesando un intento de asesinato contra el embajador estadounidense en Sudáfrica, dicen los informes de inteligencia de Estados Unidos, según un funcionario del gobierno estadounidense familiarizado con el tema y otro funcionario que ha visto la Inteligencia”.

Esa noticia del complot surge cuando Irán continúa buscando formas de tomar represalias por la decisión del presidente Donald Trump de matar al general iraní Qassem Soleimani. 

Si ese anuncio de asesinato del diplomático se lleva a cabo, podría aumentar las tensiones entre Estados Unidos e Irán y crear una enorme presión sobre Trump para que contraataque, en medio de una tensa temporada electoral.

Los funcionarios estadounidenses han estado al tanto de una amenaza general contra la embajadora, Lana Marks, desde la primavera, pero se ha vuelto más específica en las últimas semanas. 

La embajada iraní en Pretoria está involucrada en el complot, dijo el funcionario de Estados Unidos.

Lana Marks es conocida por vender carteras caras y por sus donaciones a la campaña de Trump. Para Irán, ella tiene un valor político o simbólico nulo. No hay forma de que Irán jamás pensaría en un ataque a tal objetivo. 

En consecuencia, los servicios de inteligencia de Sudáfrica no creen que exista tal amenaza: la ministra de Seguridad del Estado, Ayanda Dlodlo, dijo que el asunto estaba "recibiendo la atención necesaria".   

La Agencia de Seguridad del Estado (SSA) estaba "interactuando con todos los socios relevantes, tanto en el país como en el extranjero, para garantizar que no sufrirán daño alguno los diplomáticos norteamericanos dentro de las fronteras del país”, apuntó Dlodlo.

Sin embargo, una fuente de inteligencia informada le dijo al Daily Maverick que, aunque “el asunto se ha tomado en serio… a medida que abordamos todas esas amenazas, parece que, desde nuestra perspectiva, no hay una amenaza discernible. Y mucho menos de la fuente de la que pretende emanar".

No había "pruebas ni indicadores", dijo la fuente, por lo que "no era probable que la trama fuera real".     

Las “asociaciones realizadas no son sostenibles en ningún nivel, pero se tomarán todas las precauciones”.

La fuente sugirió que se trataba de un caso de "menear la cola al perro", de la administración Trump al empuñar un "arma de distracción masiva" para desviar la atención de sus fracasos en la campaña electoral previa a la reelección del presidente Donald Trump.

El portavoz del Ministerio iraní de Asuntos Exteriores, Saeed Khatibzadeh, negó la acusación de Politico, a la cual calificó de "propaganda anticuada y gastada anti-Irán".

En enero, Estados Unidos asesinó al general iraní Qassem Soleimani en Bagdad. Soleimani dirigió las campañas externas de las Fuerzas Quds iraníes. Él fue quien orquestó la campaña que derrotó al Estado Islámico. Su posición mítico-simbólica para Irán y la resistencia en el Medio Oriente está más allá de la de cualquier figura estadounidense.

No hay nadie en la jerarquía política o militar de Estados Unidos que pueda ser visto como su igual. Por lo tanto, Irán ha anunciado que tomará otras formas de vengar el asesinato de Soleimani.

Como respuesta inmediata al asesinato de Soleimani, Irán lanzó un ataque con misiles preciso contra dos bases estadounidenses en Iraq. También ha anunciado que se asegurará de que el ejército estadounidense tenga que abandonar el Medio Oriente. Ese programa está en pleno apogeo ahora que las bases estadounidenses en Iraq son objeto de ataques diarios con misiles.

Más de ocho meses después del aluvión de cohetes mató a un contratista estadounidense e hirió a cuatro miembros del servicio estadounidense en Kirkuk, Iraq, los grupos de milicias continúan atacando las bases militares estadounidenses en ese país, y la frecuencia de esos ataques ha aumentado.

"Hemos tenido más ataques de fuego indirecto alrededor y contra nuestras bases durante la primera mitad de este año que durante la primera mitad del año pasado", dijo el general McKenzie.

Esos ataques aún son limitados y están diseñados para no causar bajas significativas, pero seguirán aumentando hasta que el último soldado estadounidense se retire de Afganistán, Iraq, Siria y otros países de Medio Oriente. 

Ese, y solo eso, es el castigo que prometió Irán como venganza por la muerte de Soleimani.

El supuesto hilo iraní contra el embajador de Estados Unidos en Sudáfrica es solo otra historia de propaganda de noticias falsas. Es útil solo para fanfarronadas cojas.

Esas historias falsas sobre Rusia o Irán es que podrían usarse para justificar una respuesta en el caso de un ataque de bandera falsa a los presuntos objetivos.

Si algún inconveniente sucediera a la embajadora Lana Marks, la administración Trump podría usar la historia falsa como una excusa para responder con un ataque limitado contra Irán.

Es bien sabido que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, miente cada vez que abre la boca.     

Es difícil entender por qué el periodista estadounidense presume que las agencias y los funcionarios anónimos que trabajan bajo su mando son más veraces en sus declaraciones que el hombre mismo.    

Por eso, los periodistas estadounidenses y europeos también mienten constantemente incluso cuando hacen intentos vergonzosos de "ser imparciales" o "fácticos".         

Muchos de esos "periodistas" en Europa, en particular, se identifican abiertamente con "la izquierda" o incluso como socialistas y comunistas o "verdes". Tanto para la ideología como para algún tipo de solución: completamente inútil y superficial.

Solo para reírse están las reseñas del libro de Gordon Chang, 'The Coming Economic Collapse of China' en las cuales se dice que China se debilita porque carece de una prensa libre para mantener su gobierno.  

Y hay una explicación objetiva para eso.

En la década de 1920 (o 1930), el ultraderechista Karl Popper acuñó el concepto de "opinión pública".    

Esto se convertiría en un sello distintivo de la civilización occidental en la posguerra.

La teoría de la opinión pública afirma que las masas carecen de opinión por sí mismas o, si la tienen, es esculpida/flexible. Las clases dominantes pueden, por tanto, guiar a las masas como un pastor, a su voluntad.

Friedrich von Hayek, colega de Popper y padre del neoliberalismo británico (el hombre detrás de Thatcher), se desarrolló luego sobre el tema, al proponer la institucionalización de la opinión pública.     Propuso un sistema de tres o cuatro niveles de intelectuales que debería tener una sociedad capitalista. El primer nivel es la propia clase capitalista, que gobernaría el mundo entero de forma anónima, a través de reuniones secretas. Estas reuniones producirían informes secretos, cuyas ideas se difundirían al segundo nivel. El segundo nivel es la academia y los políticos más prominentes y otros líderes políticos. El tercer nivel son los maestros de educación básica, quienes adoctrinarían a los niños. El cuarto nivel es el HSH, cuyo trabajo es transformar las ideas y opiniones del primer nivel en "sentido común" ("opinión pública").

Por lo tanto, no es un caso en el que se engañe a los periodistas occidentales. Su trabajo nunca fue informar al público. Cuando publican una mentira sobre Irán tratando de matar a un embajador estadounidense en Sudáfrica, no están diciendo una mentira a sus ojos: están diciendo una verdad subyacente a través de mil mentiras.

El objetivo aquí es convencer ("enseñar") a las masas estadounidenses de que es bueno para los Estados Unidos una invasión o la destrucción de Irán. Son como el Dios cristiano moderno, que enseña a sus súbditos la Verdad a través de "caminos misteriosos".

Es un insulto a la noble profesión, llamar periodismo a lo que hacen los principales medios de comunicación occidentales, especialmente en Estados Unidos que en realidad lo que hacen es propaganda y taquigrafía en nombre de los que están en el poder. No se sabe el origen del término, pero “prestitución” no es un mal intento de describir su profesión.

Desafortunadamente, han tenido un éxito asombroso en el lavado de cerebro de personas. Un ejemplo actual, de los numerosos que podrían citarse, es la opinión pública sobre Julian Assange. 

Si bien los medios corporativos occidentales mienten de manera continua, y eso tiene el efecto predecible, lo que es más insidioso no son estos actos de comisiones (es decir, mentiras), sino sus actos de omisión (es decir, excluir o restar importancia a la información contextual importante) que llevan a las personas a sacar conclusiones equivocadas. 

La polarización ideológica era la razón principal por la que era tan difícil tener una discusión abierta sobre temas importantes en Estados Unidos. Hoy en día se ha vuelto aún más difícil porque gracias al éxito de los presstitutos las personas también tienen diferentes conjuntos de “hechos”.

Y lo que es más alarmante, después de crear con éxito un número de lectores que cree en "hechos" alternativos, ahora la tendencia se mueve hacia una narrativa libre de lógica.

Los ejemplos incluyen a Bachar al Assad, el presidente de Siria, quien supuestamente gaseó a su gente cuando estaba ganando (aunque eso estaba garantizado para producir una intervención occidental en su contra).

Fuente: The New York Times, The Washington Post.

Almayadeen

visitas

Palabras clave de la nota



Si te gustó, te invitamos a compartirla


Comentarios
Tendencias
Podes seguir leyendo…
Palestina día a día
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra