Vie 16 de octubre de 2020 Mundo

El Estado Plurinacional de Bolivia: El paradigma entre la vida y la muerte

1024 576

Un análisis de Bolivia antes y después del gobierno de los movimientos sociales

Por Roberto Chambi Calle

AnnurTV
AnnurTV
http://www.annurtv.com/nota/59873-america-latina-y-caribe-el-estado-plurinacional-de-bolivia-el-paradigma-entre-la-vida-y-la-muerte.html
El Estado Plurinacional de Bolivia: El paradigma entre la vida y la muerte

Antes del gobierno de los movimientos sociales, Bolivia no era reconocida en el plano internacional y si habían noticias simplemente eran vistas como intranscendentes; pues solo era una nación que estaba en la órbita del capitalismo: sirviendo y sumisamente aceptando las órdenes de los amos: organizaciones internacionales financieras (OMC, B.M, F.M.I, etc.), países imperialistas o pro imperio, siendo en definitiva una parte más “del patio trasero de Estados Unidos”, por lo tanto su participación en la sociedad internacional no tenía mayor repercusión.

La mayoría de los presidentes y dictadores con excepción de algunos, se ocupaban solo de ser satélites de las oligarquías internacionales cuyos objetivos eran favorecer y enriquecer a sus similares, soslayando y sepultando los derechos de la Bolivia profunda, aquella que desde hace más de 500 años siempre fue condenada a la miseria y a la pobreza, paradójicamente siendo ellos los verdaderos dueños de sus riquezas.

Aquel país que durante 180 años fue “gobernado” por las logias, recién pudo liberarse y ser gobernado por su gente cuando el 22 de enero de 2006 fue ungido el primer Presidente Indígena de Bolivia, Juan Evo Morales Ayma: un “indio” había llegado a la silla presidencial.

Bolivia que no era reconocida, ese 22 de enero hacia historia en el mundo, pues el liderazgo estaba siendo tomado por aquellos "salvajes" quienes siempre habían sido borrados de la historia.

La experiencia de los años de gobierno de Morales, ha enseñado a la sociedad internacional de que los estados cuando tienen soberanía y autodeterminación pueden ser libres y no sometidos a los “dueños del mundo”, y que sin dejar de lado su esencia se puede tomar relaciones con cualquier estado, sujeto u organismo internacional con una propia política exterior e internacional; pues la diplomacia de los pueblos ha enseñado al orbe que sin perder la identidad se puede construir un mundo mejor, no aquel representado por la imposición y la colonialidad. Así en los escenarios internacionales y como muestra de esta nueva forma de entablar relaciones con otros actores internacionales se dejaba la corbata y el traje europeo rígido por los hilados y los símbolos de sus antepasados.

El gobierno de los pobres y los “condenados de la tierra” había despertado de su letargo, nos había mostrado cómo se maneja la economía, la política, las relaciones sociales; así como el respeto entres mestizos indígenas y negros, reivindicando sus derechos, así como sus prácticas ancestrales cristalizándose en leyes que reestablecían sus derechos, pues hablar aimara,  chacobo, sirionó, leco, quechua  o apellidar “Mamani”, “Chambi” o “Quispe” ya no era una vergüenza sino un orgullo.

En el plano internacional el ya Estado Plurinacional de Bolivia, mostraba y accionaba su nueva diplomacia tomando contacto con todos dentro el marco de su nueva política exterior, la cual fácilmente estaba en Teherán, Washington, Madrid o Pekin.  El primer presidente indígena y su equipo diplomático, no solo proponían sino defendían los derechos de los pueblos, en virtud de su misma esencia soberana dirigiendo sus acciones no solo en el plano regional; sino en todos los escenarios donde podía manifestar su protesta y denunciar el abuso a las naciones que eran sometidos por el imperialismo, así por ejemplo fue contundente el apoyo brindado por Bolivia cuando el 2009 rompió relaciones diplomáticas con  Israel en protesta por los ataques a Palestina (Franja de Gaza); pues según Evo Morales "Los crímenes del Gobierno de Israel afectan la estabilidad y paz mundial y han hecho retroceder al mundo a la peor etapa de los crímenes de lesa humanidad que no se habían vivido sino en la Segunda Guerra Mundial y en los últimos años en la ex Yugoslavia y Ruanda”( https://www.palestinalibre.org/articulo.php?a=12593).  Esta muestra de apoyo no solo fue para Palestina, sino para Siria, Irán, Venezuela siendo la política internacional boliviana un paradigma en el mundo, especialmente en Oriente Medio; pues un país andino se solidarizaba con países con los que antes no había vínculos de hermandad, ni de amistad.

Estando dentro del Consejo de Seguridad y en plena sesión nadie se había atrevido a decirle a un presidente estadounidense sus verdades; aquella furia contenida por los pueblos sometidos era canalizada por Evo Morales cuando le restregaba en sus propias narices la bronca por los atropellos que cometía Donald Trump.

Hoy, esta valentía que no solo es de Morales, sino del pueblo Boliviano ha sido callada y cercenada del plano internacional; pues no les gustó la presencia, ni las denuncias que hacia un gobierno que estaba conformado por indígenas, por eso es que el 10 de noviembre de 2019 se violentó el orden constitucional dándosele un golpe de estado apoyado precisamente por aquellas logias y grupos de poder que quieren que los indios, los negros, los pobres sigan siendo peones, esclavos y obreros al servicios pleno y sumiso del imperialismo.

Este idilio que vivió Bolivia durante casi 14 años, sepultado el 2019 por un régimen transitorio bajo la egida del imperio debe retornar, eso dependerá de la verdadera conciencia de los hombres y mujeres que quieran que este país sea de ellos y no de los extranjeros; pues debe decidirse si se quiere seguir viviendo en la humillación, la servidumbre, el sometimiento o vivir con dignidad, libertad independencia y soberanía, seguro lo sabremos este 18 de octubre de 2020.

Roberto Chambi Calle (Investigador y analista en Relaciones Internacionales de la Universidad Internacional “Al Mustafá” en Irán)

visitas

Notas relacionadas



Si te gustó, te invitamos a compartirla


Comentarios
Tendencias
Podes seguir leyendo…
Palestina día a día
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra