Lun 14 de diciembre de 2020 Conocer Más

El Eclipse Solar y la Oración de los Signos

1024 576

La oración de signos o Ayat (en árabe: صلاة الآيات) o “Oración por los fenómenos naturales” se define como una oración obligatoria en el Islam que se debe realizar cuando se ocurren fenómenos naturales públicamente aterradores (tradicionalmente), tales como el eclipse solar, eclipse lunar, terremoto, tormenta, etc.

AnnurTV
AnnurTV
http://www.annurtv.com/nota/60472-conocer-mas-el-eclipse-solar-y-la-oracion-de-los-signos.html
El Eclipse Solar y la Oración de los Signos

El término Ayah en árabe significa “Signo” y de acuerdo con los hadices, la filosofía de esta oración consiste principalmente en el reconocimiento de los signos y señales que demuestran el poder divino.

Antiguamente, las creencias supersticiosas abundaban entre gran parte de la población mundial; de hecho, el hombre al observar eclipses, cometas, meteoritos, truenos y otros fenómenos similares, muchas veces los relacionaba con algunas deidades sustitutas.

En el periodo preabrahámico, mucha gente adoraba al Sol y a otros cuerpos celestiales atribuyéndolos un gran poder. Inclusive hoy por hoy, se celebran festividades en diferentes países, en las fechas que marcan el solsticio de verano y de invierno. 

Según un hadiz narrado por el Imam Kazim (p) el 7º Imam de los musulmanes chiitas, paralelamente al fallecimiento de un hijo del profeta Muhammad (p), llamado Ibrahim (p), quien murió de pequeño, sucedió un eclipse solar; pues, varias personas lo atribuyeron a la muerte de Ibrahim; sin embargo, al enterarse de esta noticia, el Profeta hizo una alocución recalcando:

“¡Oh gente! los eclipses solares y lunares constituyen signos de Dios que tienen lugar siguiendo Su orden y no ocurren debido a la muerte de alguien. Cuando sucedieron tales fenómenos, se debe realizar la oración de Ayat.” Después, hizo la oración conjunta de Ayat y desde entonces este rezo ha adquirido el carácter “obligatorio” para los musulmanes.

Ocasiones en las que se hace obligatorio

A) Eclipse solar, sea anular o total

B) Eclipse lunar, sea anular o total

C) Terremoto

D) Trueno y relámpago

E) Tormentas roja y negra

F) Otros fenómenos naturales que provocan el temor de la mayoría de gente

Leyes prácticas de la Oración de Ayat

A) En el caso de que ocurran varios sucesos extraordinarios al mismo tiempo, se debe realizar la Oración por cada uno de ellos.

B) Esta oración es obligatoria para las zonas que observan el suceso, y no para todas las regiones.

C) Es importante realizar la Oración en el momento en que ocurre el fenómeno, o si no, se ha cometido un pecado y se debe compensar la oración.

D) Una duda en el número de ciclos de la oración, la anula.

Forma de realización:

La Oración de Ayat consiste en 2 ciclos, cada uno de 5 inclinaciones, y se realiza en dos métodos siguientes:

1- Después de declarar la intención, el orante pronuncia el Takbiratul Ihram (Allâhu Akbar) y recita la Sura Al-Fâtiha y la otra sura, luego realiza una Inclinación. A partir de entonces, se pone de pie y recita nuevamente la Sura Al-Fâtiha y la otra sura y luego realiza otra Inclinación. Se debe repetir esta rutina (recitación de la Sura al-Fatiha + recitación de la otro sura + inclinación) hasta cinco veces. Después de la quinta Inclinación, el orante debe realizar la prosternación, y después de realizar dos prosternaciones, debe ponerse de pie para realizar el segundo ciclo de la misma manera que el primero. Después de las prosternaciones del segundo ciclo, el orante termina la oración con el testimonio y la salutación final.

2- Después de declarar la intención, el orante pronuncia el Takbiratul Ihram (Allâhu Akbar) y recita la Sura Al-Fâtiha. Entonces divide las aleyas de la otra sura en cinco partes, y después de recitar cada parte realiza una Inclinación. A continuación, después de cada inclinación debe ponerse de pie y recitar la próxima parte de la otra sura (sin recitar la Sura Al-Fâtiha). Se debe continuar con este método y terminar esta sura antes de realizar la quinta Inclinación. Se debe repetir esta rutina (recitación de una parte de la otra sura + inclinación) hasta cinco veces. Después de la quinta Inclinación, el orante debe hacer dos prosternaciones y luego realiza el segundo ciclo de la misma manera que el primero.

A modo de ejemplo, la siguiente imagen demuestra el segundo método a base de la sura al-Ijlas:

A partir de entonces se lleva a cabo las dos prosternaciones y continúa el segundo ciclo de la misma manera que el primero, y al final termina la oración con el testimonio y la salutación.

SegundoPaso

visitas

Palabras clave de la nota



Si te gustó, te invitamos a compartirla


Comentarios
Tendencias
Podes seguir leyendo…
Palestina día a día
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra