Vie 22 de enero de 2021 Conocer Más

La nobleza y la virtud de Fátima Al-Zahra (sa)

1024 576

Fátima al-Zahra (SA) era diferente a todas las mujeres en sus cualidades y nobles características, siendo que alcanzó el más alto rango en virtudes y perfección. Ella era un ejemplo de las virtudes morales y mentales de su padre. Ella se parecía a él, en su profunda fe en Dios el Todopoderoso, en el ascetismo y el abandono de los placeres mundanos.

AnnurTV
AnnurTV
http://www.annurtv.com/nota/60871-conocer-mas-la-nobleza-y-la-virtud-de-fatima-al-zahra-sa.html
La nobleza y la virtud de Fátima Al-Zahra (sa)

Aquí hablaremos de algunas de las características de Fátima:

 

Fátima (SA) era infalible, y esto es un hecho indiscutible. Dios la había purificado de todo pecado y todo defecto, y la dotó con todas las virtudes que la hicieron un ejemplo para todas las mujeres del universo. Fue un ejemplo ideal en la fe, adoración, castidad, pureza, caridad y bondad hacia los pobres y menos privilegiados.

Puebas de su infabilidad

El verso de la purificación, Dios ha dicho “Dios sólo quiere libraros de toda mancha, Oh gente de la casa, y purificaros por completo.” (Corán 33:33)

La Gente de la Casa o Ahlul-Bait (P) eran Imam Alí (AS), Dama Fátima (SA), Imam Hasan (AS) y Imam Hussain (AS). (1)

La aleya claramente prueba la pureza e infalibilidad de estas personas frente a cualquier pecado o vicio. Dios ha escogido a estas personas como ejemplo de guía, obediencia y complacencia. No es posible que Dios haya dado un regalo de esta magnitud a pecadores y malhechores.

El concepto de infabilidad encaja solo en Ahlul-Bait (P) quienes eran el centro del conocimiento y la sabiduría del Islam. Durante cuarenta años he investigado y escrito libros acerca de ellos, y no he encontrado el más mínimo error en sus dichos y comportamientos. E incluso sus más cruentos enemigos no han mencionado una falta en ellos.

El Imam Alí dijo: Por Dios, si se me dieran los siete mundos y todo lo que haya bajo su cielo para desobedecer a Dios en algo del tamaño del salvado de un grano de cebada que se encuentra en la boca de una langosta, no lo haría.

Es por esta piedad en los Imames y su infalibilidad que los chiitas creen, que Fátima (SA) fue una de los catorce infalibles de Ahlul-Bait (P).

Relacionado: Fátima al-Zahra (S.A) y la aleya de la Purificación

El Profeta (PBUH) le enseño a todos sus seguidores a través de sus repetidos dichos, sepan que Fátima (SA) es parte de mí, y quien la complazca me complace, y quien la disgusta me disgusta. El hecho de ser parte del Profeta (PBUH) significa que ella era infalible como él.

Una transmisión veraz que fue hecha por el Profeta (PBUH) confirma que Dios está complacido con la complacencia de Fátima (SA) y se enoja con su enojo. Esta tradición significa que Fátima (SA) había alcanzado un grado fe y de piedad que la lleva al mismo rango de infabilidad de los Profetas, quienes obedecieron a Dios sinceramente y lo conocieron tal y como es.

El Profeta (PBUH) comparó a su descendencia con el libro de Dios en una tradición mutawatir (comprobada)conocida como el hadiz de az-zaqalain (Los dos tesoros valiosos) y si el libro de Dios es infalible de igual manera lo es Ahlul-Bait (P), de lo contrario el Profeta (PBUH) no los había comparado con el Corán. Fátima (SA) era la piedra angular de la pura descendencia del Profeta (PB) y fue la madre de todos los Imames (excepto de Alí (AS)) a quienes Dios había purificado.

A CARIDAD CON LOS POBRES

Fátima (SA) fue amable y caritativa con los pobres y oprimidos, por ella su esposo y sus dos hijos fue revelada la aleya coránica “por mucho amor, que tuvieran al alimento se lo daban al pobre, al huérfano y al cautivo: “Os damos de comer, solo para agradar a Dios no queremos de vosotros retribución ni gratitud.” (Corán 76:8-9)

Fátima (SA) molía el trigo y la cebada para sus vecinos pobres que no podían hacerlo, ella llevaba el agua a los débiles que no podían obtenerla.

En la noche de bodas, Fátima (SA) tenía un vestido nuevo cuando se enteró, que una joven de los Ansar (2), no tenía ropa para colocarse, ella se quitó su vestido de bodas y se lo dio a este joven. Fátima (SA) le dio la espalda a todos los placeres materiales y prefirió la satisfacción de Dios en todo. Yabir Ibn Abdullah Ansari dijo:

“Cierta vez el Mensajero de Dios (PBUH) dirigió la oración de la tarde (‘asr) y mientras hacia la oración preferible de la tarde (nafila) se sentó en dirección a la qibla y nosotros nos sentamos alrededor de él, un anciano se acercó a él quejándose de hambre y dijo: Oh Profeta de Dios tengo hambre, dame de comer! y no tengo ropa ¡vísteme!”.

El Profeta (PBUH) le dijo al hombre que fuera a la casa de Fátima (SA) su hija, el viejo nómada fue hacia donde Fátima (SA) y desde la puerta la saludo, diciéndole: Oh hija del Mensajero de Dios (PBUH), estoy hambriento y desnudo, podrías ayudarme; que la misericordia de Dios sea sobre ti. Ella misma estaba necesitada y no encontró nada para darle al hombre que la cobija de sus hijos Hasan (AS) y Husain (AS). Al anciano no le gusto y se la devolvió. Luego, Fátima (SA) tomó un collar, el cual le había sido regalado por su prima Fátima (SA) Bint Hamza ibn Abdul-Mutalib y se lo dio. El hombre lo tomó y regresó a donde el Profeta (PBUH), diciéndole: Fátima (SA) me dio este collar y me dijo; véndelo y quiera Dios que el dinero sea suficiente para lo que necesitas.

Relacionado: La importancia de conocer el estilo de vida de Fátima al-Zahra (S.A)

El Profeta (PBUH) lloró y dijo: y como Dios no te va a recompensar con esto, si te lo dio Fátima (SA) la hija del Mensajero, la mejor de las hijas de Adán.

Ammar ibn Yasir preguntó al Profeta, oh Mensajero de Dios, ¿me permites comprar este collar?

El Profeta (PBUH) dijo: cómpralo Ammar, si los yines y los hombres participaran de esto, Dios no los castigaría con el fuego.

Ammar dijo: Oh Sheij (al anciano) ¿cuánto vale el collar?

El anciano respondió: lo cambio por una ración de pan y carne y un traje del Yemen con el cual pueda rezar a mis Señor y cubrir mi cuerpo, y algo de dinero para llevarlo a mi familia.

Ammar le dijo: Te doy veinte dinares, doscientos dírham, el traje de yemení, mi camello, comida, harina de trigo para pan y carne.

El anciano dijo: Oh hombre, que generoso eres, se fue rápidamente diciendo: ¡Oh Dios, no hay más Dios que Tú!, ¡Oh Dios! , dale a Fátima (SA) aquello que ningún ojo haya visto y ningún oído haya escuchado.

Ammar perfumó el collar con almizcle, lo envolvió en tela yemení, se lo dio a uno de sus esclavos y le dijo: “Dale este collar al Mensajero de Dios y quédate junto a Él”.

Cuando el esclavo llevo el collar hasta donde el Profeta (PBUH), el Profeta (PBUH) le pidió que lo llevara donde Fátima (SA), quien lo recibió y liberó al esclavo. El esclavo sonrió. Fátima (SA) preguntó el porqué de su sonrisa, y él respondió: Lo que me hizo sonreír fue lo bendito de este collar, sació el hambre de un hombre, lo vistió, hizo enriquecer a un pobre, libero a un esclavo y volvió hasta donde su dueño.(3)

ASCETISMO

Fátima (SA) vivió una vida ascética, alejada de los placeres mundanales como lo hizo su padre y su esposo, quienes se alejaron del mundo y se abstuvieron de sus placeres.

Cuando este versículo: “El infierno es el lugar de cita de todos ellos, tiene siete puertas. Y cada una tendrá un grupo definido de ellos.” (Corán 15:43-44), fue revelado al Profeta (PBUH), él lloró mucho y sus compañeros lloraron al verlo llorar, aunque ellos no sabían el porqué de éste. Uno de los compañeros fue hasta donde Fátima (SA) quien estaba moliendo la cebada, mientras recitaba: “lo que habéis recibido no es más que disfrute de la vida de acá, en cambio lo que Dios tiene es mejor y más duradero ¿es qué no razonáis?” (Corán 28:60). Él la saludó, y le preguntó acerca del porqué del llanto de su padre, ella se arropó con una capa muy vieja que estaba cocida con hojas de palma y fue hasta donde su padre. Cuando Salman la vio, él dijo, ¡qué tristeza! Las hijas de los Césares y de Josrau tienen pompa; mientras que la hija del Mensajero de Dios, se viste con ropas harapientas.

Fátima (SA) llegó hasta donde el Profeta (PBUH) y le dijo: ¿Qué es lo que dice Salman?, y luego dijo: por aquel que te ha enviado con la verdad, Alí (AS) y yo desde hace cinco años no tenemos más que una cobija de lana, en la cual nuestro camello come en el día, y en la noche nos arropamos con ella; y nuestra almohada está hecha de cuero rellena con fibra de palma. Luego, ella preguntó a su padre acerca de la razón por la cual lloraba. Él le contó acerca de la aleya revelada, ella dijo: hay de aquellos que entre al fuego. (4)

Anas ibn Malik dijo; “Una vez Fátima (SA) fue donde el Profeta (PBUH) y le dijo: Oh Mensajero de Dios, Alí (AS) ibn Abi-Talib (Imam Alí (AS)) y yo, no tenemos nada más que una piel de oveja sobre la cual dormimos y en el día damos comida a nuestro camello en ella.

El Profeta (PBUH) le dijo: Hija mía se paciente. Moisés el hijo de Imran vivió con su esposa por diez años, ella no tenía cama sino un aba (capa). (5)

Yabir Ibn Abdullah Ansar dijo: una vez el Profeta (PBUH) vio a su hija Fátima (SA) con un vestido viejo, mientras molía con sus manos y alimentaba a su bebe, sus ojos se llenaron de lágrimas y dijo: ¡Oh hija mía! , soporta la amargura de este mundo para que disfrutes de la dulzura del otro…

Ella mostró su satisfacción diciendo: las alabanzas y los agradecimientos sean para Dios, por sus favores y bendiciones. (6)

Fátima (SA) vivió una vida simple, sin placer o cualquier tipo de exceso. Con su proceder ella dio una gran lección a las mujeres musulmanas y fue como satisfacerse con aquello que Dios había determinado para el ser humano.

Fátima (SA) se abstuvo de muchas cosas, inclusive el alimento, ropas y demás, también se dirigió sinceramente a Dios y prefiriendo complacerlo antes que a otro.

Notas:

1- Tafsir of ar-Razi, vol.6 p.783, Tafsir of ibn Jarir, Musnad of Ahmed ibn Hanbal, vol. 4 p.107, Sunan of al-Bayhaqi, vol. 2 p.14, al-Khasa’iss of an-Nassa’iy, p.33, al-Khasa’iss al-Kubra, vol.2 p.264, ar-Riyadh an-Nadhirah, vol.2 p.188, Mushkil al-Aathar, vol. 1 p.234.

2- Ansar significa colaboradores; la gente de Medina quienes creyeron y apoyaron al Profeta, cuando este emigro a Medina desde la Meca.

3-Know that I am Fatima, vol.9 p.266.

4- Know that I am Fatima, vol.2 p.16.

5- Fatima az-Zahra’ Bahjat Qalb al-Mustafa, p.274.

6-Safeenat al-Bihar, vol.1 p.571

 

Shafaqna

visitas

Palabras clave de la nota



Si te gustó, te invitamos a compartirla


Comentarios
Tendencias
Podes seguir leyendo…
Palestina día a día
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra