Vie 05 de marzo de 2021 Medio Oriente

La visita del Papa Francisco a Irak y una analogía entre el Islam y el cristianismo.

1024 576

Mucho se habla estos días de la visita del Papa Francisco a Irak, desde análisis políticos y actualidad regional. En esta nota veremos la importancia desde un punto de vista religioso y lo que significa un diálogo entre el cristianismo y el islam, basándonos en acuerdos históricos.  

 

AnnurTV
AnnurTV
http://www.annurtv.com/nota/61347-noticias-la-visita-del-papa-francisco-a-irak-y-una-analogia-entre-el-islam-y-el-cristianismo.html
La visita del Papa Francisco a Irak y una analogía entre el Islam y el cristianismo.

El impacto de esta visita se da en un marco en el que el país árabe se ve sumergido en las garras de un terrorismo tercerizado y de mano de obra disfrazada de islámico como lo es ISIS (o Daesh, en árabe), quien se encargó no solamente de destruir templos cristianos, sino que mezquitas también. La atroz persecución a la población cristiana y a la musulmana shiita se dio casi por igual.   

Iglesia iraquí tomada por el grupo terrorista ISIS
Mezquita de Irak destruida por el grupo terrorista ISIS


En un intento de emerger y dar respiro a la sociedad local, los movimientos de resistencia locales, se desenvolvieron en la lucha contra el terrorismo no sólo en el campo de batalla sino que pusieron todo su empeño para reconstruir estos lugares sagrados tan importantes para la población iraquí, en una sociedad que intenta por mantener sus vínculos con Dios y todo lo relacionado al mensaje divino, en una zona que fue cuna de la civilización y donde los diversos profetas y enviados caminaron sus tierras e hicieron su prédica, el esfuerzo de esos grupos y la sociedad civil se vio plasmado también en la reedificación de iglesias y mezquitas.  

La visita de Sumo Pontífice a la máxima autoridad islámica de Irak y guía espiritual como lo es el Ayatollah Sayed Ali Al Sistani, nos lleva a recordar los históricos pactos y acuerdos de hermandad del Profeta Muhammad en los inicios de su profecía.  

Según la tradición judía y cristiana, mil años después de Abraham el pueblo judío fue esclavizado y pasó a estar en perpetua servidumbre en Egipto antes de ser conducido a la libertad por Moisés. En su épico viaje a Palestina, Moisés se detuvo en los alrededores del Monte Sinaí. Fue en su cumbre que Moisés recibió de Dios una serie de convenios o leyes, grabados en tablillas de arcilla. Esos 10 mandamientos se convirtieron en el fundamento de una existencia moral.  

Más de 1000 años después, en el 2 H. o 624 C., el Profeta Muhammad escribió y otorgó un pacto de otro tipo a los monjes en el Monasterio de Santa Catalina, una abadía cristiana con 60 años de antigüedad en la base del Monte Sinaí. El mismo no ordenaba a los destinatarios honrar a su madre y padre o desistir en la creación de ídolos, sino que, algo sin precedentes en los anales de la historia, prometía proteger a los monjes cristianos y residentes de la región de incursiones y ataques o de asaltos al sitio de peregrinación cristiana. El Profeta Muhammad juró proteger a cada uno y todos los monjes en donde sea. Además, se comprometió a permitir que los habitantes tuviesen la religión de su elección. Las palabras manuscritas sobre pergamino, firmado con la impresión de la mano del Profeta, comprometía a la nación islámica honrar esas promesas de manera permanente y “hasta el día del juicio y el fin del mundo”.

 
El Ashtiname del Profeta Muhammad, también conocido como el Pacto o Testamento (Testamentum)


 

 

El cristianismo originario de Palestina, ha sido drenado por guerras y conflictos en el mundo árabe. El primer golpe que recibieron los cristianos en Irak se produjo después de la invasión estadounidense de 2003. A pesar del brutal gobierno de Saddam Hussein, los cristianos como minoría no representaban una amenaza para él. Hasta cierto punto, estaban protegidos. Sin embargo, la caída del régimen y el caos que siguió provocó el surgimiento de grupos terroristas que nada tienen que ver con el verdadero Islam. Esos grupos representaban una amenaza existencial para los cristianos y otras minorías en Irak.

El inminente encuentro del Papa con Ayatollah Sistani muestra apoyo a la filosofía de este último y su camino. Ayatollah Sistani representa la coexistencia, la aceptación y el respeto del otro. Es un paso por delante de la tolerancia. La visita se enmarca en la línea de pensamiento del Sayed Sistani, que siempre busca la cohesión social y lucha contra el sectarismo, a pesar de la inmensa presión a la que ha sido sometido.

 Por ejemplo, en medio de un sangriento conflicto impuesto como guerra de “sunnitas y shiítas”, un grupo de musulmanes shiítas se le acercó y se refirió a los musulmanes sunnitas como sus hermanos y él los corrigió diciendo: "No digas que los sunnitas son nuestros hermanos, son nosotros mismos".

 Esta línea de pensamiento está representada en un cartel con el Papa Francisco y Sayed Sistani con palomas sobre sus cabezas. Con un lema que reza: "Somos parte de ti y tú eres parte de nosotros".


Cartel de bienvenida de la oficina del Sayed Sistani con el lema: "Somos parte de ti y tú eres parte de nosotros"

 

Esto muestra la centralidad del elemento humano en el Islam, donde la dignidad humana triunfa sobre las divisiones que suelen tener raíces políticas.

Es por eso que en la reunión con Ayatollah Sistani tiene un valor mayor al de una mera visita de cortesía a un líder musulmán. El significado implícito es mucho más profundo. Es el retrato de aquellos acuerdos proféticos de entendimiento entre los seguidores de la tradición abrahámica.  

La visita es de gran importancia, además de para los musulmanes golpeados por la imagen mostrada por los medios masivos de comunicación, lo es, claramente, para los cristianos de Medio Oriente. Es un mensaje para ellos de que son un componente importante y originario del tejido social del mundo árabe, que el cristianismo vino de Medio Oriente y Medio Oriente siempre será su hogar, que hay lugar para la diversidad y que la diversidad no significa división, y que la convivencia y el respeto finalmente prevalecerán.

¿Qué significa la visita a la santa ciudad de Najaf y la reunión con Ayatollah Sistani?  ​

La ciudad es donde se encuentra la tumba y mausoleo del Imam Ali ibn Abi Taleb antes mencionado.  

Los visitantes famosos de Najaf incluyen al explorador árabe Ibn Battuta en el siglo XIV, quien describió el santuario del Imam Ali como "alfombrado con varios tipos de alfombras de seda y otros materiales, y contiene candelabros de oro y plata, grandes y pequeños". 

Tan santa es la ciudad para los musulmanes shiítas que millones han buscado la distinción de ser enterrados allí. 

Najaf tiene el cementerio más grande del mundo, en Wadi Al Salam, o valle de la paz, en castellano. 

Esta visita es una de las muchas paradas en la apretada agenda del Papa, pero ha captado la atención popular, siendo la primera de este tipo y generando interrogantes sobre lo que significa para el futuro de la participación de los musulmanes shiìtas en la colaboración interreligiosa mundial. 

El Papa Francisco se reunirá con Ayatollah Sistani en su humilde hogar, en un callejón estrecho de la ciudad vieja. 

También se puede apreciar el paralelismo de la ciudad de Najaf con el Vaticano, ya que es el corazón espiritual y fue el epicentro teológico del islam shiita (más comunmente conocido como "Hawza") durante años. Hoy en día las principales ciudades como centro mundial de estudios islámicos son la ciudad de Najaf en Irak y la ciudad de Qom en Irán.  

En algunos aspectos, y quizás como un medio para comprender la estructura y naturaleza del Hawza, se ha comparado con la Iglesia Católica. Estas comparaciones se derivan de la estructura visiblemente jerárquica del Hawza, que históricamente le ha permitido asumir un papel de liderazgo en la política.   

 En realidad, las dos instituciones difieren ampliamente, donde la Iglesia Católica está altamente burocratizada y estandarizada, el establecimiento religioso de Najaf está menos institucionalizado e incluso su jerarquía se basa, hasta cierto punto, en entendimientos más fluidos y controvertidos de la autoridad clerical. Independientemente, estas comparaciones hacen que el simbolismo del Papa y la reunión del Ayatollah Sistani sea aún más fuerte. 

El lugar de Najaf como el centro del shiísmo no necesita interpretación, es el lugar de entierro de una de las figuras históricas más importantes del islam y el hogar de seminarios religiosos centenarios que han capacitado a clérigos prominentes de la talla del fundador de la República Islámica de Irán, el gran Imam Khomeini o al ya fallecido y máxima autoridad islámica del Líbano, el Ayatollah Sayed Muhammad Hussein Fadlallah.  

La visita del Papa Francisco inicia un nuevo capítulo no solo para los cristianos en Irak sino para todos los cristianos orientales. Es un mensaje de que el mundo no los ha olvidado. Es una muestra de apoyo pero también un llamado a la resiliencia. El mensaje es claro: Irak es tu hogar, aférrate a él.

Quizás, esos acuerdos históricos estén plasmados hoy en los carteles de bienvenida del pueblo iraquí, citando el dicho del sucesor del Profeta Muhammad, Ali ibn abi Taleb: "Las personas son de dos tipos: tu hermano en la religión, o tu semejante en cuanto a creación"  

"Las personas son de dos tipos: tu hermano en la religión, o tu semejante en cuanto a creación" - Ali Ibn Abi Taleb

 

Por Nadir Moussa para Annurtv

visitas

Palabras clave de la nota



Si te gustó, te invitamos a compartirla


Comentarios
Tendencias
Podes seguir leyendo…
Palestina día a día
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra