Vie 05 de marzo de 2021 Arte y Cultura

Falleció Edgardo Bechara El Khoury, director de Cine Fértil

1024 576

Falleció este jueves el joven director de Cine Fértil y gran difusor de la cultura árabe y las justas causas de sus pueblos. La colectividad toda sufre su pérdida.

AnnurTV
AnnurTV
http://www.annurtv.com/nota/61352-arte-y-cultura-fallecio-edgardo-bechara-el-khoury-director-de-cine-fertil.html
Falleció Edgardo Bechara El Khoury, director de Cine Fértil

Tras padecer un difícil cuadro respiratorio derivado del COVID-19, falleció este jueves el Lic. Edgardo Bechara El Khoury, en una clínica de la capital porteña donde transitó una internación de dos meses.

Nacido en Buenos Aires, de origen libanés, su identificación con el mundo árabe hizo de su espíritu de fuerza, pasión, compromiso y perseverancia un credo. Su misión fue tender puentes, crear redes entre las regiones del sur y trabajar por un mundo en el cual los pueblos puedan convivir en armonía bajo la firme convicción de que “el futuro es sur-sur” y para ello se apoyó en la cultura como vehículo esencial de la comunicación humana.

Fue fundador y director, junto a su socio y colega Christian Moroux, de la asociación Cine Fértil, organizadora y productora del reconocido festival Latinarab, realizado anualmente desde 2011.

Su destacada tarea por la cultura árabe, y la difusión y producción del cine árabe y latinoamericano en particular, fue galardonada con el premio Unesco-Sharjah en 2017.  Asimismo en  2018, los directores de Cine Fértil y organizadores del festival Latinarab, Edgardo Bechara El Khoury y Christian Mouroux, fueron reconocidos en Cannes entre las 100 personas más influyentes de la industria del cine árabe, por su contribución al cine en idioma árabe.

La rica y extensa trayectoria cultural de Edgardo tuvo su equivalencia y constante paralelismo en el compromiso por las causas justas de los pueblos del Cercano Oriente. Así lo manifestó su participación constante en el ámbito de la militancia institucional en la colectividad, en apoyo de la causa palestina, así como su sólida conexión con las problemáticas del Líbano y Siria, a los que sentía por igual, tierra de sus ancestros.

Su humanismo y solidaridad con el pueblo palestino se expresaron a través de su colaboración con la Editorial Canaán, como miembro del Comité Académico de las Cátedras Edward W. Said en América Latina, como docente y como integrante del Grupo de Trabajo Especial Palestina y América Latina.

Su formación profesional como Lic. en Ciencia Política especializado en Relaciones Internacionales, egresado de la Universidad de Buenos Aires (UBA), le permitió alimentar de fundamentos académicos, sus convicciones de patriotismo, hermandad, justicia social y defensa de los derechos políticos y sociales, por los que también militó en el ámbito nacional argentino.

A su vez fue profesor en la Universidad de Tres de Febrero (UNTREF) en la Carrera de Especialización en Estudios Árabes, Americanoárabes e Islámicos y como investigador del Instituto de Artes y Ciencias de la Diversidad Cultural (IDEIA), de esa casa de estudios.

“La revolución comienza con la cultura”, decía, y a ello se abocó valiente y exitosamente. El ejemplo, la huella y el legado de nuestro querido “Pipo” Bechara, seguirá iluminando a sus colegas y compañeros en todos los ámbitos.

Embajadas árabes, instituciones culturales, sociales y políticas así como personalidades, del país y el mundo, se han expedido con dolor sobre su partida.

Elevamos nuestras súplicas a Dios Altísimo rogando por su eterno descanso y la misericordia y recompensa para su alma, así como el consuelo para su familia, especialmente para Carla, Siro y Lubna... y todos nosotros, sus deudos.

Hasta siempre hermano Pipo. Vivirás siempre en nuestros corazones y mentes.

Rahmatullahi ‘aleik!!! Allah iérham rúhak!!!

Diario Sirio Libanés

visitas

Notas relacionadas



Si te gustó, te invitamos a compartirla


Comentarios
Tendencias
Podes seguir leyendo…
Palestina día a día
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra