Mié 31 de marzo de 2021 Medio Oriente

Por Gilma de los Ríos

‘Difícilmente una persona de otro país puede dimensionar, lo que significa vivir bajo ocupación militar extranjera’

1024 576

Entrevista al embajador palestino en Colombia, donde se habló del Apartheid, ocupación, despojo, de la conducta israelí de boicotear las instancias legales internacionales, y como Israel, a falta de argumentos, recurre a su "comodín" y frase cliché acusando automáticamente a lo que no le acomoda de "antisemita", sin ni siquiera ver el fondo del tema.

 

AnnurTV
AnnurTV
http://www.annurtv.com/nota/61628-opinion-dificilmente-una-persona-de-otro-pais-puede-dimensionar-lo-que-significa-vivir-bajo-ocupacion-militar-extranjera.html
‘Difícilmente una persona de otro país puede dimensionar, lo que significa vivir bajo ocupación militar extranjera’

Las noticias sobre Palestina poco se conocen en nuestro país a través de sus medios de comunicación, y son muchas los hechos que ocurren a diario en una historia tan convulsionada y de tan larga resistencia de un pueblo. Tener la oportunidad de entrevistar al Embajador de Palestina en Colombia, es algo de lo que me siento honrada y agradecida. Sé que los lectores podrán acercarse a la actualidad de su país, con su más importante representante y vocero en el nuestro, un hombre muy inteligente, culto y amable, que sin duda nos dará muchas luces sobre la dura realidad que vive su país, y que a muchos nos duele y preocupa.

El Señor Embajador Rauf Almanki, nació en Belén, Palestina. Es arquitecto de la Universidad Piloto de Colombia, lo que lo hace cercano a nuestro país desde su juventud. Además, estudió Diplomacia y Relaciones Internacionales en Tallin, Estonia. Es Embajador en Colombia desde 2014, primero en lo que fuera una Misión Diplomática, que se convertiría luego en Embajada, después del reconocimiento de Colombia a Palestina como Estado, finalizando el gobierno del presidente Santos en 2018. Colombia se demoró en este reconocimiento y lograrlo se libró una larga y dura lucha de la numerosa comunidad palestina y árabe, en la que el Señor Embajador asumió un definitivo liderazgo. Con méritos propios, el Señor Embajador se ha ganado el aprecio de estas comunidades y de los colombianos en general.

En el corazón de Bogotá está ubicada la Embajada, en una bonita casa que es ahora patrimonio histórico de la ciudad. La Embajada ha emprendido para nuestro bien, antes de manera presencial y ahora virtual, una labor cultural muy importante, ofreciendo cursos gratuitos y tertulias académicas de alto nivel. También ha apoyado publicaciones, y ha sido difusora de la cultura árabe y palestina desde la enseñanza del lenguaje mismo, su legado artístico, y otros patrimonios como su gastronomía.

Después de esta breve presentación, inicio este diálogo con el Señor Embajador, en algunos casos haciendo un previo resumen de los hechos, para que el lector tenga un contexto, y dejar que pueda enriquecer cada tema con sus análisis u opiniones

El inicio de la investigación de la CPI

La Corte Penal Internacional, a pesar de su corta historia, se ha ido adhiriendo al lenguaje social como la última esperanza de justicia en crímenes terribles que han quedado impunes en muchos países, y que han sido cometidos por personas, sean civiles, militares o funcionarios del gobierno. Para la creación de este organismo el primer paso se dio con una coalición de organizaciones de la sociedad civil por una Corte Penal Internacional, que pudiera juzgar a individuos por crímenes de guerra, de lesa humanidad y genocidio, como los ocurridos en Yugoeslavia y Ruanda. En 1998 después de haber logrado que los gobiernos aprobaran una reunión mundial en Roma para definir esta posibilidad, y con una mayoría de 149 países, se aprobó y suscribió el Estatuto de Roma. La Corte como tal empezó a operar en 2002, como la primera Corte permanente e independiente que puede investigar y procesar los crímenes más graves contemplados en el Derecho Internacional.

P. Señor Embajador: Al ratificar Palestina el Estatuto de Roma, que da bases a la CPI, inició denuncia ante la misma sobre los crímenes de guerra cometidos en la ocupación israelí. En las noticias se alude a las Marchas del Retorno, que dejaron 273 palestinos muertos y 16.000 heridos. ¿Nos puede contar sobre el proceso de reconocimiento de Palestina en la CPI, los términos de la denuncia inicial y si hay otras presentadas a la CPI?

R. El interés palestino por la Corte Penal Internacional es evidente y muy antiguo. Ya desde el 21 de enero del 2009, el gobierno palestino había emitido una declaración reconociendo su interés por alinearse con los postulados del Estatuto de Roma y por reconocer la jurisdicción del tribunal. Tuvieron que transcurrir casi 6 años más, para que la Secretaría de la Corte informara la aceptación del Estado Palestino luego del reconocimiento multilateral como Estado observador de la ONU. Así las cosas, se pudo dar trámite a varias solicitudes de investigación sobre crímenes de guerra del sionismo en Palestina. En primer lugar, las denuncias se relacionan con los ataques a Gaza -tomando como punto de partida la Operación Borde Protector hasta la represión de la Marcha del Retorno- que dejó ante el mundo la evidencia de los ataques israelíes direccionados contra los civiles, con el objetivo no de garantizar su seguridad sino de causar el mayor daño posible a la población palestina. En segundo lugar, la colonización israelí de Cisjordania y Jerusalén Este ocupadas y por último, las violaciones de los derechos de los palestinos, la destrucción de su propiedad, la afectación y usurpación de tierras y recursos derivados del muro y los castigos colectivos derivados de la política de hechos consumados de Israel.

P. Cuando uno se informa de este proceso, que da un primer paso en la justicia internacional para Palestina, descubre la loable tarea de la fiscal Fatoud Bensouda para llegar hasta acá. Según entiendo, para iniciar dicha investigación era preciso definir los territorios primero, lo que solicitó la fiscal, y que se aceptara que Palestina era parte del Tribunal. Al aceptar que Cisjordania, Gaza y Jerusalén Este, pertenecen a Palestina, se ratifica en el ámbito jurídico su condición de ocupados. El pasado 3 de marzo oficialmente la misma fiscal anunció al mundo el inicio de esta investigación, paso previo a un juicio. Quisiera nos hable un poco de esta tarea, que no fue nada fácil para ella, aunque desde 2019 afirmaba que “existía una base razonable para iniciar esta investigación”, y saber su opinión sobre la presión de Estados Unidos e Israel atacando la Corte y de la politización de la que habla Israel que se le dio a este caso.

R. La justicia no se hace ni a la medida ni al gusto de los acusados. Es por ello que resulta ofensivo que Israel pretenda descalificar a la Corte hablando de una politización que no existe. Así las cosas, los ataques de Israel a la CPI son directamente proporcionales a su convicción de haber cometido crímenes de guerra en Palestina. Estos ataques han recurrido al aberrante argumento de acusar de antisemita a la Corte. Dicho señalamiento no solo es ofensivo para los miles de judíos del mundo que se desligan del sionismo y son críticos frente a los crímenes que comete en Palestina, sino que desconoce la naturaleza misma del Alto Tribunal, toda vez que éste no busca juzgar Estados o entidades colectivas, sino personas responsables de crímenes de guerra, con lo que la acusación lanzada por Netanyahu de que “la Corte atacaba a los judíos del mundo”, sencillamente es ofensiva, ridícula, ignorante y una faceta más en los crímenes de guerra del sionismo.

P. El primer Ministro de Israel el señor Netanyahu, al referirse a la investigación que abrió la CPI, dijo que es “puro antisemitismo”, como lo dicen a menudo para atacar a cualquiera que cuestione algo de Israel, es algo difícil de aceptar y para otros de entender. Por eso es necesario detenerse en este término, que se ha vuelto la muletilla ideológica para acallar y censurar cualquier crítica por justa y evidente que sea, y por eso de común acuerdo con el Señor Embajador me detengo en una indagación sobre su significado. Por sentido común significaría contra los semitas. Pero los lingüistas afirman, como algunas definiciones, que semitas se refiere a lenguas semíticas, originarias del Próximo y Medio Oriente. Luego por extensión se dio a “las personas cuya lengua materna es una lengua semita”. Entonces “semitas “aparece referido a pueblos que se establecieron en Mesopotamia y el Próximo Oriente, con anterioridad al primer milenio antes de Cristo y que tenían lenguas con un origen común. Lo que alude a distintos pueblos y lenguas”.

Y al volver a diccionario para buscar “antisemitismo”, se encuentra: “La palabra deriva del prefijo anti- que significa ‘contra’, semita que se refiere bíblicamente a los descendientes de Sem -árabes y judíos- y el sufijo -ismo que se refiere a un tipo de tendencia, teoría o doctrina”. En la primera mitad del siglo XX se desató la violenta persecución a los judíos que llevó a hechos tan dolorosos e imborrables en la memoria de la humanidad, como el holocausto. El término se empezó a utilizar cuando con él se autodenominaron quienes escribían panfletos hostiles y xenófobos contra los judíos. Y en este contexto el término adquiere este sentido en esa época, desconociendo los otros significados y la necesaria inclusión de lo árabe en lo semítico. Lo extraño es que la RAE le haya dado solo esta definición, sin tener en cuenta su anterior historia. Lo define como «que muestra hostilidad o prejuicios hacia los judíos, su cultura o su influencia».
Sin embargo no se puede hablar de persecución ahora y menos detener con ese argumento la justicia que merecen y esperan otros. Pedir justicia no puede ser hostil ni producto de un prejuicio. Lo justo no puede ser una agresión. ¿Qué opina usted de la utilización que dan al término para invalidar cualquier cuestionamiento a Israel, y del pronunciamiento en ese sentido del señor Netanyahu?

R. La manipulación del sionismo sobre el concepto de “antisemitismo” no es nueva pero sí la ha profundizado recientemente. Ya desde la Guerra de 1967, el sionismo diseñó una estrategia de apoyo propagandístico basado en el Sionismo Cristiano, donde se desfiguran fundamentos teológicos para acercarlos arbitrariamente al judaísmo tradicional -que dicho sea de paso, no caracterizaba ninguno de los pilares originales del sionismo, que era un movimiento netamente secular-. Este alineamiento entre el sionismo y el Sionismo Cristiano representado en el protestantismo radical y fundamentalista ha servido para que algunos sectores crean que los crímenes de guerra del sionismo son profecías cumpliéndose y que matar palestinos acercan el reino de Dios. Ahora en un capítulo más de manipulación, el sionismo quiere acusar de antisemita a todo aquel que se atreva a denunciar sus crímenes en Palestina. Este comportamiento denunciado por el académico estadounidense – judío Norman Finkelstein, no solo es irrespetuoso con las mismas víctimas judías en la medida que busca hacer un eterno negocio político con su sufrimiento, sino que secuestra el término de “semita”, atándolo exclusivamente al acomodo sionista y excluyendo a otros pueblos semitas como los árabes. Es una extorsión mentirosa, bizarra y grosera que el sionismo hace hoy al mundo.

P. Retornando al pronunciamiento de la Corte, el Primer Ministro palestino, señor Mohamed Shtayeh, habló de un doble triunfo, pues no solo atañe a Palestina, sino al Tribunal, por las objeciones de algunos países que afirmaban que Palestina no debía hacer parte, lo que fue deslegitimado. “Es un triunfo además para la justicia y la humanidad”, aseveró. Pero aunque entiendo el optimismo por este primer pronunciamiento tan necesario, sabemos que esto tiene que ver con la buena voluntad de los gobiernos para dar información y dejar investigar, y en el caso de Israel ha manifestado que no está dispuesta a permitirlo, y recalca no hacer parte de países que suscribieron el Estatuto de Roma. ¿Qué se puede hacer entonces, se pregunta la gente que sigue el caso, para investigar en ese país, pues sabemos que Israel no reconoce la Corte?

R. La posición emitida hace unos meses por la Corte sobre su jurisdicción en Cisjordania, Gaza y Jerusalén Este es muy importante para responder esa pregunta. Esta declaración no solo tiene el efecto de ratificar la dimensión territorial palestina y desvirtuar por enésima vez los disparatados argumentos israelíes que presentan los territorios palestinos como “territorios en disputa”, sino que abre la posibilidad que la Corte, haciendo valer la jurisdicción territorial palestina, sea competente por los crímenes de guerra allí cometidos, independiente que sean de un tercer actor miembro o no del Estatuto de Roma. Es por este principio de jurisdicción territorial sobre el territorio de un Estado miembro -en este caso Palestina- que la CPI puede avanzar en su investigación contra funcionarios israelíes, así Israel no haga parte del Estatuto de Roma.

P. Y para concluir este tema, vimos en las noticias la alegría del pueblo palestino con este avance de la CPI, lo que se entiende cuando se han dado por otros organismos como la ONU tantas resoluciones, incluidas las del Consejo de Seguridad, sobre los sucesos y actos ilegales de la ocupación, tan nefastos para Palestina, y no han sido acogidas. La Corte Penal de Justicia da paso a una investigación que busca que se haga justicia, anhelo de hace tantos años del pueblo palestino. Y justicia para todos los pueblos es lo que anhelamos los defensores de Derechos Humanos, así signifique largos procesos que de antemano sabemos querrán ser obstaculizados por quienes los niegan. ¿Qué nos puede comentar al respecto?

R. El pueblo palestino es un pueblo con una fe inquebrantable en la justicia y la legalidad internacional. Por otro lado, es un pueblo que se ata cuando menos desde hace 55 siglos con su hogar, desarrollando una voluntad inquebrantable y una esperanza indeclinable que la paz y la justicia aparecerán en el horizonte. Creemos como una nación milenaria que la comunidad internacional está convencida que falta la libertad de un Estado y no lo que Israel pretende mostrar, que en el mundo sobra un pueblo, el pueblo palestino.

La pandemia en Palestina y el acceso a las vacunas.

P. El segundo tema de gran interés y que ha suscitado muchas protestas de organizaciones humanitarias, de salud y de Derechos Humanos, es la forma como Israel ha actuado con Palestina al llegar el covid. Hemos visto en otras ocasiones, antes del virus, cómo se ha vulnerado con ataques violentos a instituciones de salud, impedido el acceso de suministros o equipos, y el acceso a medicamentos, y con el bloqueo, el muro o las restricciones de los palestinos para movilizarse libre y oportunamente a su atención en salud, muchas veces urgente. El tema de la salud sin duda se ha agravado por la ocupación de Cisjordania y el bloqueo de Gaza.

El buen periodista polaco Maciek Wisniewski, en su artículo “Palestina, vacunas, apartheid”, analiza en muchos aspectos el tema, y reafirma lo que se dice en noticias: que el covid “exacerbó el racismo y la xenofofia” contra los palestinos, “sirviendo incluso como oportunidad para acelerar el proyecto colonial de asentamientos”. ¿Han aumentado mucho los asentamientos? Y del apartheid o lo que otros denominan “coronoapartheid”, que se evidencia fácilmente en el manejo que han dado a este tema, ¿quiere hablarnos algo?

R. Infortunadamente la pandemia ha agravado la situación palestina en varios aspectos. Por un lado, Israel una vez más no ha cumplido con sus responsabilidades como potencia ocupante y ha dejado sin vacunas a la población palestina. Adicionalmente Israel ha dificultado el ingreso de las pocas vacunas e insumos que el gobierno palestino ha logrado gestionar mediante la cooperación internacional. Con ello, los índices de impacto del COVID son extremadamente negativos para una población que ya de por sí vie constantemente en emergencia hospitalaria derivada de los ataques israelíes diarios. En adición, las manifestaciones de racismo desde los colonos, que usted plantea, sin duda alguna se han incrementado, perjudicando aún más a la población de Cisjordania y Jerusalén Este. En cuanto Gaza, la situación es infinitamente más preocupante, toda vez que la pandemia, la limitación de vacunas y la precariedad de instalaciones médicas se suman a las ya de por sí angustiosas situaciones derivadas del bloqueo ilegal y aberrante que Israel tiene sobre la Franja.

P. Con la llegada de las vacunas el tema del acceso de Palestina a ellas se agravó, pues en condiciones tan difíciles y tanto bloqueo de suministros o apoyo económico, Israel ignoró una solicitud comedida de la OMS para suministro de vacunas al personal médico y entiendo que muchos médicos palestinos se enfermaron con el virus. Amnistía Internacional también se manifestó, recordando también lo acordado en la Convención de Ginebra. Luego se dijo que Palestina debía resolverlo, lo que en sus condiciones resulta imposible. Por fin hace poco, se entregaron algunas vacunas para personal de salud. ¿Cómo está la situación en el momento y que alternativas tiene Palestina, para poder vacunar a los 5 millones de personas que hay entre Gaza y Cisjordania?

R. Como le comentaba, la situación es caótica. La ocupación actual de UCIs sobrepasa el 100%, y no se ve en el corto plazo alguna posibilidad de mejoría, toda vez que Israel es quien controla y limita el ingreso de vacunas a Palestina.

P. Insiste el periodista citado y lo mencionan otros escritores y conocedores del Derecho Internacional, que este manejo de las vacunas que ha dado Israel, va en contravía de lo estipulado en la cuarta Convención de Ginebra, en lo relativo al deber de los ocupantes de prestar atención en salud, especialmente en enfermedades contagiosas y epidemias. También se desconocen los Acuerdos de Oslo, que obligan a ambas partes a cooperar en la lucha contra epidemias y a ayudarse en tiempos de emergencia. ¿Se denunciará este desacato?

R. Sin duda alguna diferentes instancias internacionales tomarán nota de este nuevo episodio de desconocimiento de las obligaciones que Israel tiene con Palestina como potencia ocupante. Esperamos que estos hechos sumen material probatorio en las diferentes investigaciones que hay en curso.

P. Hay unas noticias sobre el cambio de prisioneros por vacunas, en un caso formulada a a Siria a cambio de una israelí detenida, lo que para cualquiera viola principios humanitarios. ¿Nos cuenta por favor qué sabe de esto y si se ha ofrecido un canje así a Palestina?

R. No es el caso específico de Palestina, pero si es cierto que Israel ha usado las vacunas como una herramienta de soborno o intercambio frente a otros Estados. Basado en la acumulación de vacunas, el gobierno de Tel Aviv ha lanzado una campaña donde se acerca a gobiernos de terceros Estados y les propone cederles una cantidad considerable de vacunas a cambio de endurecer sus posiciones hacia Palestina o incluso, a cambio de trasladar sus embajadas de Tel Aviv a Jerusalén. Sin duda alguna, la comunidad internacional debe reprochar unánimemente este chantaje.

P. Algo horrible que he leído, y que ratifica la xenofobia contra los palestinos, es que algunos militares israelíes denominan a los palestinos “la enfermedad”, llegando hasta este trato tan indigno, además de las acciones de opresión y violencia realizadas por muchos de ellos. Hace poco se revelaron esfuerzos europeos para incluir al ejército israelí en la lista negra de la ONU. Además, muchos organismos internacionales se han pronunciado en lo relativo al abuso y violencia contra los niños, lo que como afirmaba en uno de mis artículos sobre Belén, debe ser un tema que una y pronuncie a la humanidad entera. Son comunes estas noticias. El pasado 10 de marzo por ejemplo, veíamos de nuevo un video, donde los militares en zona ocupada arrestaban, con el abuso de la fuerza, a cinco niños palestinos entre los 8 y 12 años. Háblenos por favor de este tema y de tanta segregación.

R. Es absolutamente indispensable que la comunidad internacional presione a Israel y le denuncien por los crímenes que a diario se cometen en Palestina por parte de colonos, soldados, funcionarios del gobierno e instituciones israelíes. El nivel de segregación es tal, que difícilmente una persona de otro país puede dimensionar lo que significa vivir bajo ocupación militar extranjera. Los palestinos no son libres en ningún aspecto. Nuestros niños deben pasar por retenes militares para ir a la escuela e incluso Israel tiene centenares de niños detenidos o secuestrados bajo la figura de detención administrativa. Un palestino no es libre de escoger su sitio de residencia, los colores de la ropa que usa o la calle que emplea para caminar. Un palestino no es libre para decidir donde enterrar a sus ancestros. Los palestinos deben ver cómo generaciones de jóvenes pasan sus años en cárceles israelíes o simplemente son asesinados. ¿Por qué Israel hace esto?, simplemente porque lo puede hacer impunemente sin recibir ningún tipo de presión internacional. Es hora que esto pare. Es hora de pedirle a Israel que se comporte como un Estado decente y no sucumbir a la extorsión del sionismo con el uso aberrante del antisemitismo moderno.

Próximas elecciones en Palestina

P. Se conoce la buena noticia de que los palestinos puedan volver a elecciones este verano, después de tantos años. Sin embargo, la opinión pública se pregunta cómo se haría este proceso dada la división en Palestina entre el partido Hamas y Fatah Se sabe que la pasada elección mayoritaria de Hamas, fue descalificada por Israel y otros países, lo que terminó en la división, que llevaría a gobiernos diferentes en Gaza y Cisjordania. ¿Cómo ve la situación ahora para este evento democrático?

R. Es un paso importante. El Estado Palestino se fundamente en un sistema de gobierno mixto, donde la participación democrática es un imperativo real e irrenunciable. En este sistema, es necesaria la participación de todos los palestinos y también es necesario que la comunidad internacional respalde y verifique el proceso y soporte los resultados. Solo así -por ejemplo- se logrará que Israel no prohíba la participación de los palestinos de Jerusalén oriental, lo cual, sumado a otras acciones, podrán demostrar que Palestina es realmente la democracia más sólida del Medio Oriente.

El reciente atropello contra el Canciller de Palestina

P. Por último Señor Embajador supimos por información de noticiosa y un comunicado de su Embajada, del atropello de que fue víctima el Señor Ministro de Relaciones Exteriores de Palestina, Señor… y su comitiva, cuando intentaba ingresar a Palestina por Jordania. Se informa que él intentaba ingresar a su país, después de una visita a la CPI en La Haya, y que fue decomisado su pasaporte y tarjeta VIP, por personal del gobierno israelí. Esto es un hecho que impacta a quienes creemos en el respeto máximo que se debe tener con quienes están a cargo de las relaciones internacionales, y que debe generar un pronunciamiento contundente de rechazo por parte de la comunidad internacional.

R. La reprochable acción del gobierno de ocupación israelí en contra del Canciller Palestino refleja claramente dos cosas. En primer lugar, hace parte de la estrategia sionista de negación, humillación y exterminio de Palestina, a nivel histórico, cultural, territorial y humano. El mundo se ha dejado arrastrar por la propaganda sionista relacionada con una supuesta amenaza estructural a la existencia de Israel, cuando es Palestina la que está amenazada. En ese sentido, el trato arrogante y criminal del que fue víctima nuestro canciller, es una expresión en escala superior del día a día de la ocupación y la afectación de la población palestina. En segundo lugar, este episodio es un indicador del temor que tiene Israel frente a la investigación por crímenes de guerra que adelanta la CPI. Esta investigación reitera por enésima vez, que se trata de una ocupación militar extranjera -nacida de un esquema colonial- y no de un conflicto interno, religioso o de territorios en disputa como repite la propaganda israelí. Adicionalmente, la investigación presenta a Israel como un criminal y no como una víctima frente a la comunidad internacional. Finalmente, con esta investigación, la Corte Penal Internacional pretende que Israel cumpla de una vez por todas con el Derecho Internacional y se comporte por primera vez, como un Estado más del sistema -sin privilegios ni exenciones-. Por ello, el aberrante atropello contra nuestro canciller -representante del Estado y el pueblo palestino- seguramente no será la última de las medidas mafiosas del sionismo, para intentar boicotear cualquier intento de tramitarla en la CPI.

Expresando de nuevo mi gratitud por este diálogo, me despido del Señor Embajador con un “hasta pronto”, con el deseo de poder volver a conversar con él sobre la compleja y difícil realidad de Palestina, la cual es inevitable que impacte tanto cuando uno se le acerca. Es un tema que atañe a todos los defensores de la dignidad humana, y los derechos de los ciudadanos del mundo y de sus pueblos. Como bien lo expresara mi interlocutor, es difícil dimensionar lo que significa vivir bajo ocupación militar extranjera, y yo agrego que es admirable la resistencia firme de los palestinos que la viven. Con dolor y desde lejos, uno se aproxima a esta realidad con empatía e indignación, deseando que la humanidad conozca y se manifieste de manera rotunda ante estos hechos. Se requiere que la comunidad internacional se pronuncie y actúe de forma contundente ante ellos, y apoye a la CPI en su importante misión de investigar y juzgar los crímenes que por su gravedad, son de trascendencia para toda la humanidad, y que el asomo y el actuar de la justicia, empiece a aliviar la desesperanza y el sinsentido que nos mina, cuando impera la impunidad.

 

Fuente: www.eje21.com.co

visitas

Palabras clave de la nota



Si te gustó, te invitamos a compartirla


Comentarios
Tendencias
Podes seguir leyendo…
Palestina día a día
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra