Vie 09 de abril de 2021 Curiosidades

Polémica en un Brasil colapsado: ¿Los empresarios son grupo prioritario para la vacunación?

1024 576

Por Leonardo Sakamoto para uol.com.br y traducido por Resumen Latinoamericano.

AnnurTV
AnnurTV
http://www.annurtv.com/nota/61705-curiosidades-polemica-en-un-brasil-colapsado-los-empresarios-son-grupo-prioritario-para-la-vacunacion.html
Polémica en un Brasil colapsado: ¿Los empresarios son grupo prioritario para la vacunación?

La vida de los ricos vale más que la de los pobres en Brasil. Así es como la parte de mentalidad estrecha de nuestras élites políticas y económicas siempre ha visto las cosas. No sería diferente en una pandemia asesina mundial. Cuando las políticas públicas chocan con esta piedra angular de la nación, es necesario eliminarla. Y eso es lo que hizo la mayoría de la Cámara de Diputados, este martes 6 de abril, al flexibilizar la compra de vacunas para el covid-19 por parte de las empresas para inmunizar a socios y empleados. En la práctica, una extraña cola extraña.

Comencemos con lo básico de lo básico: Brasil no sufre de falta de vacunas porque no tiene el dinero para comprarlas, sino porque el gobierno de Bolsonaro fue negligente y no quiso pedir suficientes inmunizadores el año pasado. Además, la vacunación no se debe a una deficiencia en la infraestructura sanitaria. El glorioso SUS puede inmunizar a más de 2 millones de personas al día, si tuviéramos vacunas, por supuesto.

Y nadie en su sano juicio está en contra de la ayuda del sector privado. Hay muchas cosas que los empresarios que dicen ser patriotas podrían hacer, desde donar alimentos a los más necesitados hasta distribuir máscaras N95 / PFF2 para evitar que los trabajadores se infecten en el transporte público abarrotado.

El problema son las personas egoístas, que, cuando las vacunas escasean, piensan primero en su brazo.

El proyecto aprobado por la Cámara modifica la ley de marzo que permitió al sector privado adquirir vacunas autorizadas o registradas por Anvisa, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria. Pero tendrían que donar todas las dosis al Programa Nacional de Inmunización (PNI) hasta que finalice el calendario de los grupos prioritarios. Después de eso, tendrían que pasar el 50%.

La nueva propuesta elimina la necesidad de 100%

SUS, permite comprar vacunas que no han sido registradas en Brasil ya que han sido aprobadas por el equivalente de Anvisa de otros países. Como el gobierno no tiene este beneficio, tendremos un mercado reservado solo para empresarios adinerados. El Proyecto de Ley solo exige que se done la misma cantidad de inmunizadores al gobierno.

Los defensores del proyecto dicen que la empresa tendrá que seguir el criterio de grupos prioritarios, pero sabemos que esto es hablar para que se duerma un buey. ¿Alguien duda de que esto creará una doble línea de vacunación, pasando los que tienen dinero frente a los que no? Si con las dosis en manos del SUS, aquí y allá es posible superar los criterios, imagínense sin este control.

Aunque ilegal, se formaron líneas de pago en un garaje de autobuses, en Belo Horizonte, para tomar una dosis de solución salina. Imagínense entonces cuando tiene el sello del Congreso Nacional. Será la fiesta caqui, pasando por la línea del PNI.

Y mira, había una cabra en la sala de propuestas. Los parlamentarios incluso analizaron la posibilidad de autorizar a las empresas a deducir el monto gastado en la compra de vacunas del impuesto sobre la renta . Eso es lo que lees. Lo que significaría transferirnos el costo del salto mortal a todos.

La cara de la madera es tan grande que hay empresarios que defienden que, dada la dificultad de los laboratorios para vender inmunizantes a las empresas, dado que la prioridad son los gobiernos, la compra debe ser intermediada por entidades públicas. Falta la vacuna, pero también falta el aceite de peroba en el país.

El alcalde, Arthur Lira (PP-AL), patrocinó la iniciativa aprobada. La propuesta adoptada por los becarios también cuenta con el apoyo del nuevo ministro de Salud, Marcelo Queiroga. El texto será analizado por el Senado, que puede recordarnos que es una cámara de revisión o se confirmará que es solo un sello de ataques a la ética y al sentido común.

El hecho de que estemos discutiendo esto en un momento en que el país está registrando 4.211 muertes en 24 horas por covid en lugar de reclutar a multimillonarios y grandes empresas para ayudar a la sociedad a salir del atolladero en su conjunto, apoyando al SUS y no dando un pase- niño en el sistema, muestra que hay una trampilla en el fondo del pozo.

Y adentro está Brasil, gritando «cada uno para sí y Dios sobre todo».

 

 

Por Leonardo Sakamoto para uol.com.br y traducido por Resumen Latinoamericano.

visitas

Palabras clave de la nota



Si te gustó, te invitamos a compartirla


Comentarios
Tendencias
Podes seguir leyendo…
Palestina día a día
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra