Dom 18 de abril de 2021 Mundo

Opinión

El declive de la ética periodística a favor del régimen autoproclamado de 2019 en Bolivia

1024 576

Por Sdenka Saavedra Alfaro

AnnurTV
AnnurTV
http://www.annurtv.com/nota/61810-america-latina-y-caribe-el-declive-de-la-etica-periodistica-a-favor-del-regimen-autoproclamado-de-2019-en-bolivia.html
El declive de la ética periodística a favor del régimen autoproclamado de 2019 en Bolivia

Sin lugar a dudas el brazo de la guerra mediática que llevó adelante el régimen de Añez, tras propinar el Golpe de Estado militar, policial, cívico, eclesiástico, y mediático contra Evo Morales Ayma en noviembre de 2019, golpe que fue apoyado y orquestado por Estados Unidos, como lo corroboran varias investigaciones, y el que también fue apoyado contundentemente por el Reino Unido, quién actuó como "Socio Estratégico" del régimen golpista de Añez, en la financiación, realización, organización de proyectos cofinanciados, para la exploración y producción de litio en Bolivia (en los Salares de Coipasa y Pastos Grandes) utilizando tecnología británica, como lo dijimos[1], no sólo fue ejecutado por los medios de comunicación neoliberales, hegemónicos; es decir el apoyo, el activismo político de línea editorial de tendencia derechista, como los periódicos Página Siete y El Deber, ANF, ERBOL y otros medios televisivos como Unitel, radios, y más, los que continúan tergiversando y manipulando la realidad; sino también sus ejecutores fueron los periodistas, quienes llevaban a cabo campañas de desprestigio contra Evo Morales Ayma en los conflictos del 2019.

Poco a poco sale a la luz la confabulación que existió entre los medios de comunicación como brazo de hierro del Golpe de Estado y el régimen de Añez, a través de sus ejecutores los periodistas, aquellos que de acuerdo al salario que recibían tenían la orden de llevar adelante toda la campaña política de manipulación mediática para en primer lugar justificar el gobierno de facto, que la prensa televisiva, radial, escrita boliviana  llamó "gobierno de transición", luego para armar todo un montaje que los mismos periodistas hicieron, una sistemática campaña para despejar cualquier sospecha de que el gobierno de facto de Añez hubiera nacido de un golpe de Estado o una confabulación de la élite, luego tramar la historia del “fraude”, cuando en realidad dos investigaciones internacionales independientes refutaron el informe de la OEA que preside el uruguayo Luis Almagro; pues “Nadie pudo demostrar irregularidades sistemáticas ni extendidas sobre el escrutinio”[2] en las elecciones del 20 de octubre en Bolivia, porque Evo Morales triunfó por poco más del diez por ciento de los votos respecto al candidato opositor Carlos Mesa y cumplió con el requisito constitucional para evitar la segunda vuelta y ser proclamado presidente, toda una manipulación denunciada demostrando el rol de Almagro en el golpe de Estado.

El apoyo mediático al régimen de Añez llegó al punto de justificar sistemáticamente la represión ejecutada por el gobierno, en las masacres de Senkata, Sacaba…; pues mientras las fuerzas combinadas de la Policía y el Ejército asesinaban a la gente indefensa, la narrativa de los periodistas utilizaban eslóganes como “atentados narcoterroristas”, "enfrentamientos", "entre ellos se dispararon", "pacificación",  permitiendo justificar la muerte por bala de más de 37 personas humildes; pues las víctimas fueron indígenas, además de ello, los medios neoliberales, fascistas, no mostraron los muertos como lo denunció el politólogo Juan Manuel Karg "Los medios bolivianos no muestran a los muertos, ni sus historias, ni las condiciones en las que murieron".

Es en ese sentido, que la actuación de los periodistas en confabulación primero con la ministra de comunicación Roxana Lizárraga, y luego con la viceministra Isabel Fernández, fue la punta de lanza en el manejo de estrategias de propaganda como los “fake News”, los falsos positivos,  los “Lawfare,  o “Guerra Jurídica” para llevar adelante todo esa macabra confabulación y la guerra mediática y la censura para la demonización de Evo Morarles.

Recientemente, salió a la luz que la jefa de prensa de la Agencia de Noticias Fides (ANF), Nancy Vacaflor Gonzales, recibió Bs 30.000 del gobierno de facto de Jeanine Añez por concepto de la “Consultoría de Sistematización Periodística de la Unidad de Proyectos Especiales”, trabajo que realizó en tiempo récord y apenas fueron 18 hojas y anexos, en el que ya se tramó todo un montaje donde Evo Morales  gastaba cuatro veces más en canchas que en hospitales, y escuelas, y que en lugar de hacer conocer dicha información con base en un informe técnico que tenga datos de auditorías y análisis de expertos, Vacaflor, basó sus conclusiones en una sistematización periodística, elaborada sólo en 14 días, es en ese sentido que estamos comprobando con ello, que  esta consultoría realizada para el régimen de Añez, está mostrando la relación entre el periodismo, el poder y la compra de conciencias de parte del gobierno golpista, una muestra más del alineamiento de los medios de comunicación bolivianos tras, y durante el golpe de Estado en Bolivia.

Y por si fuera poco también ya salió a la luz un segundo contrato del gobierno de facto de Jeanine Añez, que habría beneficiado al periodista Humberto Vacaflor, conocido por su postura contra los gobiernos progresistas y con un marcado odio hacia Evo Morales, y al que en pasados días se le descubrió un contrato por miles de bolivianos con características especiales para escribir columnas a favor de la dictadora y su régimen, al mismo tiempo se ha conocido que paralelamente a esta actividad, también cobraba por su participación como “analista político” en el canal estatal Bolivia Tv, en ambos contratos la suma invertida por el gobierno de facto de Añez para que favorezcan a su gestión supera los 110 mil bolivianos[3], sin contar el de Nancy Vacaflor y el de otros comunicadores.

Sin lugar a dudas, éstos y otros casos, ya saldrán a la luz, como denuncias de toda la complicidad por parte de los periodistas, que confabularon con el régimen de Añez la que se encuentra presa, y los cuales continúan realizando opiniones a favor del golpismo, sin ética alguna, sin objetividad, sin imparcialidad; pues el dinero es lo que cuenta, las ansias de poder, dejando de lado toda forma de ética periodística, y debería haber para ellos juicios por difamación y calumnia.

Pero de algo debemos estar muy seguros es que si quieres derrocar debes  controlar todos los medios de comunicación, el cuarto poder del estado, como estrategia y eso es lo que hicieron tras el Golpe de Estado; pues ahora informar, entretener, y educar ya no cuenta, porque “En un estado totalitario no importa lo que la gente piensa, puesto que el gobierno puede controlarla por la fuerza empleando porras. Pero cuando no se puede controlar a la gente por la fuerza, uno tiene que controlar lo que la gente piensa, y el medio típico para hacerlo es mediante la propaganda (manufactura del consenso, creación de ilusiones necesarias), marginalizando al público en general o reduciéndolo a alguna forma de apatía” (Noam Chomsky, N., 1993).

Por Sdenka Saavedra Alfaro (Escritora y periodista boliviana radicada en Medio Oriente, Irán)

[1]  https://www.annurtv.com/nota/61437-america-latina-y-caribe-el-imperio-britanico-el-litio-boliviano-y-jeanine-anez-en-la-carcel-todo-lo-que-sube-baja.html

[2]  Nicolás Lantos, "Bolivia: investigaciones advierten sobre el rol de Almagro en el golpe de Estado"; 14 de nov.2019.

[3] https://plurinacional.info/2021/04/12/periodista-ultraopositor-cobro-dos-salarios-al-mismo-tiempo-del-regimen-de-anez/

visitas

Notas relacionadas



Si te gustó, te invitamos a compartirla


Comentarios
Tendencias
Podes seguir leyendo…
Palestina día a día
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra