Mar 27 de abril de 2021 Medio Ambiente

Brasil: Indígenas se encuentran amenazados por la adjudicación ilegal de tierras

1024 576

Varios hombres fueron sorprendidos deforestando y marcando lotes en el lugar donde viven ocho familias durante más de cuatro décadas.

 

AnnurTV
AnnurTV
http://www.annurtv.com/nota/61900-medio-ambiente-brasil-indigenas-se-encuentran-amenazados-por-la-adjudicacion-ilegal-de-tierras.html
Brasil: Indígenas se encuentran amenazados por la adjudicación ilegal de tierras

Además de las preocupaciones generadas por la nueva pandemia de coronavirus, como la imposibilidad de vender sus artesanías, ocho familias indígenas de la comunidad indígena Mbyá-Guarani Pindó Poty, ubicada en el barrio Lami de Porto Alegre, han estado viviendo con la amenaza de invasión durante aproximadamente un mes.

Las amenazas son frecuentes y, aunque no es la primera vez que ocurre, las familias que viven en la región desde hace al menos cuatro décadas se sienten más inseguras con estos nuevos intentos violentos, que ocurren casi a diario.

“Mis familiares están siendo amenazados. Hace un mes, los invasores entraron, cercaron, hicieron chozas dentro de la zona indígena. Es una situación amenazante lo que se viene dando aquí ”, dice Hélio Gimenez Fernandes, coordinador de la Comisión Guaraní Yvirupa, que sigue de cerca este nuevo proceso de invasión a la comunidad Pindó Poty, de Lami en Porto Alegre.

Al igual que Hélio, Roberto Liebgott, coordinador del Consejo Misionero Indigenista (Cimi-Sul), ha estado siguiendo la situación desde la semana pasada.

Ambos fueron informados por el cacique Roberto Ramires sobre la adjudicación ilegal de tierras, a pesar de que el área ya estaba en proceso de demarcación iniciado por la Fundação Nacional do Índio (Funai) en 2012.

«Tomé la decisión de fotografiar el sitio invadido e informar al Ministerio Público Federal sobre la continuidad de la acequia en la zona indígena», escribió, en un informe publicado en el Portal Desacato .

Roberto dice que además de darse cuenta de que la deforestación de la zona ha aumentado, se encontró con personas que cepillaban y cortaban estacas para marcar los lotes.

“Uno de los hombres, al verme, se me acercó y de inmediato le preguntó si sabía que la tierra era indígena. Él respondió con calma que lo sabía. Entonces, en secuencia, le pregunté: si sabe que el área es privada, ¿por qué la están asignando? Él, con mucha más calma, como susurrando, dijo que estaban cuidando el lugar ”.

Las invasiones en esta zona ocurren de forma sistemática, explica Roberto. La sorpresa es que el hecho ocurre «a la luz del día y ante los ojos de todos».

Según él, la comunidad presentó varias denuncias de las invasiones al Ministerio Público Federal (MPF), pero el fiscal informó que había puesto a la Funai en acción y que el representante del cuerpo indígena alegó que no podía hacer nada porque el la tierra no estaba demarcada.

“Es decir, un servidor de la Funai se lavó las manos y, con ese gesto, mantiene a los guaraníes sometidos a la violencia diaria”, dice Roberto.

“Creo que el movimiento indígena, las entidades indígenas, las demás organizaciones de apoyo y los Consejos Estatales de Pueblos Indígenas y Derechos Humanos deberán actuar con firmeza para evitar la subdivisión del resto de la zona y exigir el retiro inmediato de los invasores en Para, con eso, evitar la violencia contra la vida de los mbya guaraníes ”, dice el indígena.

«Las familias de la comunidad que viven allí se encuentran en una situación de absoluta vulnerabilidad, dado que el pueblo está al costado de la carretera».

Roberto señala que el proceso de fraccionamiento ilegal «está ligado a intereses económicos que trascienden a los pobres que allí están instalando casuchas improvisadas».

Señala que hay un gran flujo de personas y vehículos en el lugar y que, justo enfrente de la zona indígena, se ha instalado un enorme emprendimiento económico, con supermercados, agropecuarios, madereros y tiendas comerciales de lo más diverso.

La sospecha, según Roberto, es que son personas contratadas, por alguien que quiere saquear la zona y luego tomar posesión definitiva.

“O los organismos responsables actúan con urgencia, o las familias de la comunidad serán expulsadas, por los invasores, del interior de sus propias casas”, critica. “Ya se han presentado tres denuncias al MPF y Funai, pero, por increíble que parezca, la invasión persiste y ahora está abierta de par en par. Quizás, si esperas una semana más, será demasiado tarde”, concluye.

Respuesta de MPF

The Fact Brazil se comunicó con la Fiscalía General de la Nación en Rio Grande do Sul, la cual informó que el 5 de septiembre de 2019 presentó la Acción Civil No. 5059077-76.2019.4.04.7100 en relación con el tema.

El objetivo fue obtener una decisión judicial para determinar que la Unión y Funai deben realizar los trámites administrativos para la identificación y delimitación de las áreas de ocupación indígena tradicional en esa comunidad.

También según la Fiscalía, el 9 de julio de 2020 se informó al MPF que un no indígena habría instalado una cabaña en Aldeia Guarani do Lami / Flor do Coqueiro (Tekoá Pindó Poty). En consecuencia, se estableció la Investigación Civil No. 1.29.000.002504/2020-42 para “investigar la presunta invasión, por parte de personas no indígenas, de una zona de la comunidad indígena Mbyá-Guarani do Lami (vereda Flor do Coqueiro / Tekoá Pindó Poty), ubicada en Porto Alegre / RS, provocando deforestación en la zona ”.

Posteriormente, el MPF emitió una recomendación al coordinador de la Regional Costera Sur de Funai, «para que tome las medidas oportunas para contener, aislar y remover invasores de tierras indígenas a fin de evitar la propagación del COVID-19 en territorios indígenas». «

La Funai respondió a esta recomendación el pasado 28 de enero, señalando que “el área denominada Tekoá Pindó Poty ni siquiera ha tenido sus estudios concluidos y aprobados por la Presidencia de la Funai, no habiendo sido hasta ahora delimitado, ni siquiera cubierto las otras etapas inherentes a la formalización. del territorio indígena (delimitación, declaración, homologación, regularización), lo que restringe el alcance de la acción de este órgano indígena en el lugar».

«No hay duda, sin embargo, sobre la proximidad de los daños reportados por Ibama a los hogares de los indígenas», agregó Funai. El organismo alegó, sin embargo, que su desempeño fue limitado «por no estar finalizados y aprobados los estudios (…) y además, considerando que esta área no cuenta con un proceso de demarcación aprobado, dicha área no se encuentra formalmente bajo Propiedad sindical».

Ante las negativas de la Funai, el fiscal Jorge Irajá Louro Sodré informó al informe que «el MPF presentará la acción de recuperación correspondiente, habiendo solicitado en este momento a la división interna que identifique y fotografíe el número de viviendas construidas sin autorización de liderazgo indígena, ni calificación».

Brasil de Fato intentó entrar en contacto con Funai y la inmobiliaria Good Lami, pero no hubo respuesta.

Resistencia

La comunidad Mbya Guarani Pindó Poty, en conjunto con la Comisión Guaraní Yvyrupa, llevó a cabo este pasado jueves 22 la acción cultural Teko Porã Tenondeve rana (El futuro de nuestro Bem Viver), abierta al público, con una exhibición de artesanías y presentación del coro. La idea es difundir la historia de la lucha de la comunidad por la demarcación territorial y denunciar amenazas recientes.

Fuente: Brasil de Fato

ResumenLatinoamericano

visitas

Palabras clave de la nota



Si te gustó, te invitamos a compartirla


Comentarios
Tendencias
Podes seguir leyendo…
Palestina día a día
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra