Lun 03 de mayo de 2021 Conocer Más

El martirio del Imam Alí (p)

1024 576

La noche del 21 de Ramadán se conmemora el martirio del Imam Ali (P). En esta noche, murió un hombre cuyos antepasados no supieron comprender su nivel (espiritual) y en el futuro no habrá alguien semejante.

AnnurTV
AnnurTV
http://www.annurtv.com/nota/61952-conocer-mas-el-martirio-del-imam-ali-p.html
El martirio del Imam Alí (p)

Un gran hombre cuya vida fue la clave para todo bien y si la gente lo hubiera aceptado, las bendiciones de Dios los hubiese alcanzado, pero fueron ingratos y eligieron este mundo antes que el Más Allá. Y sucedió que el mundo se vio privado de tener a Ali (P) y vivir bajo la sombra de su fe y conocimiento.

"Por Dios, los pilares de la guía se han derrumbado, la cuerda de la verdad se ha roto y el primo de Mustafa, el sucesor elegido por Dios, Ali Morteza, ha sido martirizado y el peor de entre los peores lo martirizó", exclamó una misteriosa voz que envolvió a Kufa e informó al mundo de una gran calamidad. Anunció que la humanidad quedó huérfana, que la ingratitud de los hijos de Adán derribó el pilar de guía más fuerte que Dios había levantado para su salvación y después de eso, los momentos y horas en este mundo quedaron en el desamparo y la oscuridad.

Desde hace dos días, el cuerpo herido de Ali (P) descansa en una cama en Kufa. El mismo pueblo que había herido a Ali muchas veces, hasta que levantó sus manos al cielo y dijo: "¡Oh Dios! Tráeme gente mejor que ellos y tráeles a alguien que sea peor que yo".  Sí, las mismas personas cuya falta de aspiración, redujo la estadía de este noble Imam, ahora estaban preocupadas y asombradas de que, sin Ali, sin su amabilidad, sin su coraje, sin su justicia, sin su voluntad de acero y su espada ganadora, sin su bendita existencia ¿qué pasaría con sus vidas tranquilas y su fe inestable?

Por otro lado, los amigos y aliados del Príncipe de los creyentes, quienes tenían sus espadas al servicio de su Imam y arriesgaban su vida en el camino de Dios, estaban reunidos inquietos y llorando. Hombres y mujeres que no habían olvidado el ´día de Ghadir´ y la voz celestial del Profeta (PB) quien tomó la lealtad de toda la nación hacia Ali (P) y dijo: "Aquél de quien yo fuera su Señor (Maula) Alí también es su Señor". La preocupación de los compañeros del Imam era diferente a la del resto de kufies. Estaban preocupados por la comunidad musulmana, por el legado del Profeta (PB) y por la gran civilización que el Mensajero de Dios (PB) había fundado y la ignorancia y negligencia del pueblo estaba derrumbando sus pilares. Estaban inquietos por la historia de la humanidad, ¿qué les pasaría sin Ali?

Entre la gente preocupada que se reunió en la casa de Ali (P), había un grupo que habían probado el sabor de la amabilidad sin límites de su Imam, los huérfanos y los pobres de Kufa. Los ojos llorosos y los rostros pálidos de los huérfanos fueron las escenas más dolorosas vistas detrás de la puerta de Ali (P) durante estos dos días. Niños que traerían un cuenco de leche para tratar al ´padre´ que no los había desamparado, con la esperanza de que volviera a recuperarse. Pero, ¡no!

Durante los días que el Imam (P) estuvo en cama, se permitió que algunas personas que se habían reunido fuera de la casa pasen a visitarlo. Saludaban uno a uno, y el Imam, al mismo tiempo que el efecto del veneno era visible en todo el cuerpo, se dirigió a su pueblo: "¡Pregúntenme, pregúntenme antes de que me pierdan!"  Ali (P) no dejó de guiar a su comunidad ni por un momento, entre que perdía y recuperaba la conciencia quería beneficiar a la gente con su conocimiento.

Además de las reuniones que tuvieron lugar durante estos dos días, en las que debido al deterioro del estado del Imam (P) y la gran cantidad de personas, no se plantearon preguntas ni respuestas, algunos de los compañeros cercanos a Ali también logró visitarlo en las últimas horas de su vida. Uno de ellos fue "Habib Ibn Amr". Él narra: «Cuando entré a la casa y vi a una de las hijas del Imam llorando y derramando lágrimas, yo también lloré. La gente afuera de la casa también empezó a llorar al escuchar nuestros lamentos. El Príncipe de los creyentes, abrió los ojos y dijo: "Si vieran lo que yo veo, no estarían llorado". Dije: "Oh, Imam, ¿qué ves?" Dijo: "Veo a los ángeles de Dios, a los ángeles de los cielos, veo a todos los profetas y mensajeros que se alinean y me saludan y me invita a pasar. Veo al Profeta Muhammad sentado a mi lado y me dice: ¡Querido Ali, ven pronto! El mundo que te espera es mucho mejor que el mundo en el que te encuentras ahora"»

Cuando el médico declaró que no había remedio para el Príncipe de los creyentes, el Imam Ali (P) llamó al Imam Hassan (P) y comenzó decir su testamento. En una parte dijo: "Te insto a que seas piadoso y temas a Dios, que no busques el mundo, aunque el mundo vaya detrás de ti, no te aflijas por lo que has perdido (lujos mundanales) y siempre di la verdad, esfuérzate por la recompensa (del Más Allá), se enemigo del opresor y ayuda al oprimido"

En otra parte de su testamento, dijo: "¡Por Dios! ¡Por Dios! En cuanto a los huérfanos, que no se queden sin hogar ni con hambre. ¡Por Dios! ¡Por Dios! En cuanto a los vecinos, el Profeta habló tanto sobre sus derechos como si quisiera compartir su herencia con ellos. ¡Por Dios! ¡Por Dios! Sobre el Corán, no dejes que otros te superen en cumplir sus mandatos. ¡Por Dios! ¡Por Dios! Sobre la oración; la oración es la base de su religión. ¡Dios! ¡Dios! Con respecto a la Kaaba, la Casa de Dios, no debe suspenderse el Hayy, porque si lo hacen, no habrá otra oportunidad y los enemigos los tomarán a ustedes por carnada".

Estos solo fueron unos fragmentos de la voluntad del Imam Ali, que, aunque breve, describe a la humanidad y la devoción en el camino de la perfección para la sociedad. ¡Y será desafortunado cualquier ser humano que no lea ni practique las últimas palabras benditas de Ali (P)!

Al final de este testamento, el Imam perdió el conocimiento y cuando abrió los ojos nuevamente habló sobre su mortaja y entierro, le pidió al Imam Hassan (P) que enterrara su cuerpo sagrado en secreto por la noche en las afueras de Kufa. Este pedido muestra la profunda enemistad de los apegados al mundo con el hermano y sucesor del Sello de los Profetas. No era improbable que quienes promovieron insultar al Príncipe de los creyentes en los púlpitos de las mezquitas durante muchos años, después de su martirio cavaran su tumba y pretendieran insultarlo. Pero la voluntad de Dios era que no solo el cuerpo de Ali (P) debería ser respetado y amado, sino que también su nombre, su camino y memoria deberían estar vivos, resplandecientes y queridos entre el mundo de musulmanes y no musulmanes.

 

- El santuario sagrado del Imam Ali (P) en Nayaf

Entonces el Imam se volvió hacia sus hijos y dijo: "Pronto os llegarán sediciones de todos lados y los hipócritas de esta nación hablarán de sus viejos rencores y se vengarán de vosotros, así que sean pacientes, porque la paciencia dará buenos frutos" Así que se volvió hacia el Imam Hussein (P) y dijo: “¡Oh, Aba Abdullah! Tú eres el mártir de esta nación, así que la piedad y la paciencia estén contigo ".

Después de estas palabras, el Imam se desmayó, cuando recuperó la conciencia, dijo: "En este momento, el Mensajero de Dios (PB), mi tío Hamza y mi hermano Ya'far vinieron y me dijeron: «Únete a nosotros pronto, estamos esperando por ti ". Luego miraron a Ahl al-Bayt y dijeron: "Encomiendo todo a Dios, que Dios guíe a todos por el camino correcto y los proteja de la maldad de los enemigos". Entonces dijeron: "La paz sea con vosotros, oh mensajeros de la revelación de mi Señor", y recitó este versículo: "¡Que quienes trabajan trabajen para conseguir algo como esto!" y también esta aleya: "En verdad, Dios está con quienes son temerosos y con quienes hacen el bien"». Así la bendita frente del Imam se cubrió en sudor y comenzó a mencionar a Dios, se volvió hacia la qibla, cerró los ojos y extendió sus benditas manos y pies, testificó la unicidad de Dios y la misión del Profeta y se apresuró a ir a conocer a su Señor.

Después del martirio del Imam Ali (P), Hassan hijo de Ali (P) dictó un sermón para la gente y después de alabar a Dios, dijo: "Esta noche murió un hombre cuyos predecesores no pudieron comprenderlo y las generaciones futuras nunca verán a alguien semejante a él. Quien el arcángel Gabriel estaba a su derecha y Michael a su izquierda. Juro por Dios, murió la misma noche en que murió Moisés, Jesús fue ascendido al cielo y donde se reveló el Corán. Sepan que no dejó oro ni plata más que los setecientos dinares establecido de su sueldo. ¡Dios te bendiga, Comandante de los Fieles! Por Dios, tu vida era la clave para todo bien, y si la gente te hubiese aceptado, las bendiciones de Dios los abrumarían, pero fueron ingratos y eligieron este mundo antes que el Más Allá".

SegundoPaso

visitas

Palabras clave de la nota



Si te gustó, te invitamos a compartirla


Comentarios
Tendencias
Podes seguir leyendo…
Palestina día a día
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra