Lun 12 de julio de 2021 Conocer Más

El fin de Dul-Qa’da : el martirio del Imam Yawad (AS)

1024 576

Muhammad Ibn Alí Ibn Musa, (en árabe: محمد بن علي بن موسى) conocido como el Imam Yawad (AS) (en árabe: امام الجواد) es el noveno Imam Infalible. Nació el día 10 del mes de Rayab del año 195 de la hégira (811 D.C.) en Medina y su período de Imamato duró 17 años. Fue martirizado cuando contaba con tan sólo 25 años de edad, y fue enterrado en Kazimain, junto a la tumba de su abuelo el Imam Kazim (AS).

AnnurTV
AnnurTV
http://www.annurtv.com/nota/62654-conocer-mas-el-fin-de-dul-qada-el-martirio-del-imam-yawad-as.html
El fin de Dul-Qa’da : el martirio del Imam Yawad (AS)

Después del martirio del Imam Rida (AS), algunas personas creyeron que su hermano Abdul-lah Ibn Musa era el próximo Imam. Algunos otros consideraron que el Imam Kazim (AS) era el último Imam y fueron conocidos como los Waqifies, pero la mayoría de los shiítas aceptaron el Imamato del Imam Yawad (AS) a pesar de que era un niño de 8 años de edad. En aquel entonces, debido a la presión y a las limitaciones que el Gobierno había creado para el Imam (AS), los shiítas generalmente estaban en contacto con él a través de sus representantes especiales.

Su martirio

El Imam Yawad (AS) alcanzó el martirio en el mes de Dul-Qa’da del año 220 de la hégira (835 D.C.), después de que Mu’tasim, el Califa Abasí lo convocó de Medina a Bagdad. (1)

Hay dos registros históricos sobre la fecha exacta de su martirio; 5 de Dul-Hiyya (2) o el último día del mes de Dul-Qa’da. (3)
Sobre la causa de su martirio, se dice que Ibn Abi Duwad, el Juez de Bagdad fue ante Mu’tasim y calumnió contra el Imam Yawad (AS) diciéndole al Califa, que el Imam (AS) iba a tener una gran influencia en la gente, y que era considerado una seria amenaza para la posición del Califa. Mu’tasim fue convencido por las palabras del Juez, y por lo tanto; decidió asesinar al Imam (AS). Se ha narrado que Mu’tasim ordenó a uno de sus ministros envenenar al Imam (AS). (4) Sin embargo, algunos creen que el Imam (AS) fue envenenado por su esposa Umm al-Fazl, la hija de Ma’mun. (5)

Su generosidad y magnanimidad

Una de las sublimes pautas de moral del Imam Al-Ÿawâd (AS) es que era de las personas más dadivosas y de mayor generosidad. Fue apodado “Al-Ÿawâd” (el Generoso) a causa de lo profuso de sus favores y caridad para con los pobres. Los historiadores mencionaron muchas muestras de su generosidad, entre las que se encuentran las siguientes:

1. Ahmad Ibn Hadîd partió hacia la Peregrinación junto a un grupo de sus compañeros y fueron atacados por ladrones que les despojaron de todo el dinero y mercancías que tenían. Cuando llegaron a Medina, Ahmad fue a ver al Imam Al-Ÿawâd (AS) y le contó lo que les había sucedido. El Imam (AS) ordenó que le trajeran una bolsa de dinero y le dio suficientes dinares para que los distribuyera entre todos sus compañeros, cuya cantidad era igual a lo que les fue despojado.23 De esa manera el Imam (AS) les aprovisionó, reponiéndoles lo que les fue saqueado.

2. Otro ejemplo de su caridad es lo narrado por Al-‘Utbâ sobre un ‘alawî o descendiente de ‘Alî (AS) que anhelaba a una esclava de Medina, pero no tenía el dinero para comprarla. Fue a ver al Imam Al- Ÿawâd (AS) y se quejó de su situación. El Imam (AS) le preguntó quién era su dueño y él le contestó.

El Imam (AS) fue a ver a ese hombre y le cmpró la esclava y la quinta donde ésta se encontraba, sin que el ‘alawî supiera. El ‘alawî pasó a preguntar por la esclava y le dijeron que había sido vendida. Preguntó por el comprador y se le dijo que no lo conocían. Sobresaltado fue a ver al Imam (AS) y le dijo en voz alta: “¡La esclava fue vendida!”.
El Imam (AS) le recibió con una sonrisa y le dijo:
– “¿Sabes quién la compró?”
– “No”
El Imam (AS) partió con el ‘alawî hacia la quinta en la que se encontraba la esclava. Al llegar le ordenó que ingresara a la quinta y el hombre se rehusó porque ésta pertenecía a alguien que no conocía. El Imam (AS) le insistió que entrara y entonces lo hizo junto con el Imam (AS). Cuando el ‘alawî vio a la esclava el Imam (AS) le preguntó:
– “¿La conoces?”
– “Sí”
– “Es tuya, así como la casa, la quinta, su plantación y todas las mercancías que hubiera en la casa”. El ‘alawî se desbordó de alegría, pues había comprendido que el Imam (AS) la había comprado, y quedó estupefacto sin saber cómo agradecerle al Imam (AS). Éstas fueron algunas muestras de la generosidad del Imam (AS).

Su benevolencia con los animales

La benevolencia del Imam (AS) abarcaba a los animales. Narró Muhammad Ibn Al-Walîd Al-Kirmânî lo siguiente: “Había comido junto con Abü Ÿa‘far Az-Zânî (el Imam Al-Ÿawâd, con él sea la paz) y cuando terminamos y fue retirada la mesilla, el sirviente quiso levantar las migajas del suelo pero el Imam (AS) se lo impidió y le dijo: “Lo comestible que esté en el desierto déjalo ya que no tenemos gato en la casa para que se coma esos restos”. El Imam (AS) se compadeció de los pájaros y otros animales que no encuentran algo para comer.

Tawassul al Imam Yawad (AS)

Algunos Eruditos Shiítas, recomiendan practicar el Tawassul al Imam Yawad (AS) y pedir su intermediación ante Dios por el aumento del sustento diario y la solución de los problemas. Es por lo tanto; que la gente conoce al Imam Yawad (AS) como la puerta de las necesidades ante Dios (Baab al-Haya’iy).

Abu al-Wafa Shirazi narra:

Una vez fui detenido por el Gobernador de Kerman, y fui encarcelado por un tiempo. Después de un período, me di cuenta de que ellos estaban conspirando para matarme. Estaba muy preocupado, y no sabía qué hacer para liberarme de aquel problema. Una noche decidí practicar el Tawassul. Entonces, hice súplicas a Dios y Le pedí que me liberase de aquella cárcel por la posición y el honor que tiene el Imam Sayyad (AS). Al instante fui a dormir, y en mi sueño vi al Profeta (PBUH) diciendo: “Por el aumento del sustento y la resolución de los problemas, practica Tawassul a mi hijo Yawad (AS); ya que Dios responderá a tu súplica a través de él”. (6)

Notas:

  1. Sheij Mufid, al-Irshad, pág. 481
  2. Volver arriba↑ Ibn Abi Saly, pág. 13
  3. Volver arriba↑ Tabarsi, Fazl, A’lam al-Wara tomo 2, pág. 106
  4. Volver arriba↑ ’Aiyashi, tomo 1, pág. 320
  5. Volver arriba↑ ’Amili, pág. 152
  6. Volver arriba↑ Biharul Anwar, tomo 91, pág. 35

 

Shafaqna

visitas

Palabras clave de la nota



Si te gustó, te invitamos a compartirla


Comentarios
Tendencias
Podes seguir leyendo…
Palestina día a día
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra