Lun 06 de septiembre de 2021 Conocer Más

Las virtudes del Imam Husain (AS) en el Sagrado Corán

1024 576

Como ya sabemos, después de la creación, Dios ordenó a Adán que habite con su esposa en el Paraíso (“¿Qué Paraíso ocupaba Adán?, esto lo trataremos en otro análisis), él ocupaba una alta posición. Vivía en un estado de tranquilidad y comodidad, hasta que fue engañado por Iblis (Lucifer) y que por sus tentaciones finalmente fue expulsado del Paraíso.

AnnurTV
AnnurTV
http://www.annurtv.com/nota/63229-conocer-mas-las-virtudes-del-imam-husain-as-en-el-sagrado-coran.html
Las virtudes del Imam Husain (AS) en el Sagrado Corán

En el nombre de Dios El Clemente, El Misericordioso

فَتَلَقّٰی آدَمُ مِنْ رَبِّهِ کَلِمٰاتٍ فَتٰابَ عَلَیْهِ إِنَّهُ هُوَ اَلتَّوّٰابُ اَلرَّحِیمُ

“Adán recibió de parte de su señor algunas palabras (que le encaminaron, y gracias a ellas él se arrepintió) y Dios lo aceptó. Pues él es Remisorio (Aquel que devuelve su Misericordia al siervo que se arrepiente), Misericordioso”.

Introducción

Como ya sabemos, después de la creación, Dios ordenó a Adán que habite con su esposa en el Paraíso (“¿Qué Paraíso ocupaba Adán?, esto lo trataremos en otro análisis), él ocupaba una alta posición. Vivía en un estado de tranquilidad y comodidad, hasta que fue engañado por Iblis (Lucifer) y que por sus tentaciones finalmente fue expulsado del Paraíso.

Adán se dio cuenta que fue injusto consigo mismo, porque fue expulsado de un lugar tranquilo y lleno de mercedes; pero se dejó seducir por las tentaciones del demonio y por ende, cayó en un lugar lleno de molestias y padecimientos.

En esta situación, Adán decidió recuperar la Misericordia de Dios  y compensar su falta y con todo su corazón puso atención a su creador, una perseverancia  acompañada de arrepentimiento.

Notas aclaratorias

Después de que Adán retornó hacia Dios, el favor divino también lo incluyó  y se dispuso ayudarlo, enseñándole unas palabras especiales, como indica en la aleya:

“Adán recibió de parte de su señor algunas palabras (que le encaminaron y gracias a las cuales se arrepintió)”.

“Taubah” significa retornar y en la terminología del Corán significa “regresar del pecado”, en ese contexto, pueda que exista la pregunta ¿Cómo es que Adán haya cometido ese error, siendo que él fue un Profeta?

En este sentido, es conveniente destacar sobre el punto de vista islámico sobre Adán y su falta cometida.

Adán y la creación son dos cuestiones muy importantes en el Islam. Desde el punto de vista islámico, Adán es el primer Profeta y cuando los musulmanes quieren marcar el comienzo o el fin de la profecía, dicen: “Desde Adán hasta el sello de la profecía, Muhammad (PBUH)“.

El Paraíso fue la primera morada de Adán y su esposa después de la creación. Según el Corán, Adán y Eva disfrutaban de las numerosas bendiciones de Dios en este Paraíso antes de su caída a la tierra:

“Dijimos. «¡Oh Adán! Habitad tú y tu pareja en el Paraíso y comed ambos de él cuanto y donde queráis…»” (Corán, 2: 35)

Respecto a que si el Paraíso en que reinaba Adán, se encontraba en este mundo o en otro lugar del Cielo, hay diferentes opiniones. Suponiendo que ese Paraíso se encontrase en el Cielo, ¿Acaso era el Yannat ul-Juld (el Paraíso de la Eternidad) o tal vez otro Paraíso?, la mayoría de los sabios de la Escuela Shia opinan que cuando es mencionado el Paraíso, se refiere al Yannat al-Juld; sin embargo, hay otro grupo de sabios musulmanes que lo consideran un jardín en la Tierra.

En ese contexto, según el punto de vista islámico de la historia de Adán y la creación, Dios permitió a Adán disfrutar de todas las mercedes y bendiciones del Paraíso, excepto un árbol, al que nunca debía acercarse.

“No os acerquéis a este árbol, pues entonces seríais de los transgresores.»” (Corán, 2: 35).

Al respecto, se ha narrado un hadiz del Imam Hassan Askari (AS) sobre la interpretación de la aleya: “…pero no os acerquéis a este árbol…” (7:19 y 2:35), donde el Imam (as) señaló que el término árbol en esta aleya, se refiere a la sabiduría de Muhammad (pbuh) y de su descendencia; ya que Dios, Alabado sea, los creó superiores a toda Su creación y este árbol fue creado especialmente para ellos. (1)

Relacionado: Un instante de luz: Dios reprocha a aquellos que predican a la gente; pero se olvidan de sí mismos

A pesar de la advertencia de Dios, el Demonio desvió a Adán y su esposa del camino recto, primeramente se volteó hacia Adán y dijo: “Vuestro Señor no os ha prohibido acercaros a este árbol sino por temor de que os convirtáis en ángeles” (2), si coméis de este árbol os enteraréis de lo oculto y gozaréis de gran fuerza y poder tal y como los escogidos de Su Reino y os convertiréis en seres inmortales o sea nunca moriréis”.

Después de esas palabras emitidas por satanás, Adán manifestó: “Esas son insinuaciones del Demonio y yo no toco aquello que mi Creador me negó”.

Al escuchar la respuesta de Adán, Satanás se sintió frustrado y fue en busca de Eva y le dijo: -¿Acaso sabías que Dios os ha permitido nuevamente comer el fruto del árbol prohibido? Entonces, Eva se dirigió hacia el árbol y cuando vio que podía acercarse a este, sin ningún obstáculo o problema, pensó que Dios le permitía comer su fruto,  y fue hacia donde se encontraba Adán y le contó lo sucedido y así fue como Adán comió del árbol. El Sagrado Corán dice al respecto:

“Pero Satanás engañó a ambos y les sacó de aquello en lo que estaban.” (3)

Fue así que Dios, expulsó del Paraíso a Adán y su esposa. En ese sentido, vemos que el Demonio engañó a Adán y a su esposa juntos; pues la existencia de la mujer en el islam es una existencia independiente, por ende no le echa la culpa sólo a la mujer en la historia de la expulsión del Paraíso, porque fueron ambos,  los que compartían la culpa.

Atendiendo a todo lo mencionado, surge una pregunta, ¿Acaso Adán cometió un error ilícito?

De acuerdo a las creencias de los musulmanes, los Profetas están encargados de transmitir el mensaje de Dios a la gente y se ocupan de todos los asuntos religiosos y mundanos de las personas, tienen que ser infalibles e inmunes al pecado, caso contrario, no habrá ninguna garantía de que ellos hubiesen trasmitido correctamente los mandatos de Dios.

Sin embargo; en la historia de la creación de Adán y su vida, hay versículos que se refieren a la desobediencia del Profeta Adán (P). Los exégetas del Corán han comentado acerca de estos versículos que al cometer este error, Adán no estaba en el mundo de las obligaciones, ni tampoco estaba en la posición de un Profeta. Según algunos informes, Adán (P) no cometió un pecado intencional, más bien, lo que hizo fue abandonar un acto que tuvo más prioridad. Además, después de su caída a la tierra, Adán (P) se arrepintió de esta desobediencia y Dios aceptó su arrepentimiento.

Adán y su arrepentimiento

Como lo señalamos: Adán se arrepintió de su desobediencia y retornó hacia Dios y dijeron: “¡Señor nuestro! Hemos oprimido a nuestro propia alma y si Tú no nos perdonas y tienes clemencias de nosotros seremos sin duda de los perdedores. (4)

Dios inspiró a Adán unas palabras para que acepte su arrepentimiento. ¿Cuáles fueron estas?

Según los interpretadores Sunitas y Shiitas, las palabras con las que Adán se arrepintió, se refieren a apelar a las mejores criaturas de Dios, a saber, Muhammad y su familia, la paz sea con ellos. En el libro de interpretación de un sabio Sunita (Dor Al Mansur) dice: por estos nombres siguientes aceptó el arrepentimiento de Adán. (5)

بحّق محمّد و علی و فاطمة و الحسن و الحسین

¡Oh Dios! Perdóname por Muhammad,  Ali, Fátima, Hasan y Hussein.

Ibn Magazeli, otro sabio de la escuela Sunita, sobre este tema dice: Al amado Profeta (pbuh)se le preguntó: ¿Cuál fue el significado de las palabras que Adán recibió de Allah (y a quien apeló y se arrepintió)?, el Profeta dijo: Adán le pidió a Dios que aceptaría su arrepentimiento por Muhammad, Ali, Fátima, Hassan y Husain, y Dios aceptó su arrepentimiento. (6)

Ibn Asaker cuenta al segundo califa en su libro Musnad:” Adán el arrepentido ante Dios así dijo: ¡Oh Dios mío te llamo por Muhammad y su familia, perdóname… Y si no fuera Muhammad y su familia Dios no habían creado al ser humano.

Aunque Umar ibn al-Khattab no atribuyó esta narración al Profeta; pero tales asuntos no son algo que sea conocido por nadie más que el Profeta (pbuh) o el Infalible Imam (as); por lo tanto, debe haberlo escuchado del Profeta del Islam. (7)

En resumen, de acuerdo con las varias narraciones que existen, en los libros de los Shias y Sunitas, las palabras que inspiró Dios al Profeta Adán, fueron los nombres de Ahlul Bait (as); así como del Imam Husain (la paz sea con él).

visitas

Palabras clave de la nota



Si te gustó, te invitamos a compartirla


Comentarios
Tendencias
Podes seguir leyendo…
Palestina día a día
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra
1280 720
Ocupación Palestina
El horror de la guerra